16.4 C
Salta
viernes, febrero 3, 2023

Lula Da Silva y Alberto Fernández van por la firma de un acuerdo de integración

Notas más leídas

En el texto que sellarán en lo inmediato ambos presidentes se prevé una mayor integración financiera, energética y de comercio. Los ejes más polémicos del documento.

 

En medio del clima festivo por el reencuentro de Lula Da Silva y Alberto Fernández, las Cancillerías de Brasil y la Argentina trabajaron en las últimas horas a destajo para dar con un resultado inminente: la firma de un ambicioso acuerdo de integración entre ambos que ya casi está terminado y se terminará de rubricar en Buenos Aires.

El encuentro de hoy entre Lula y Alberto Fernández en Brasilia resulta ser todo un gesto para la diplomacia en cuanto a un nuevo rumbo que tomarán en adelante las relaciones bilaterales de Argentina y Brasil que con Jair Bolsonaro habían quedado enfriadas.

Al término de la reunión en el Palacio de Itamaraty, sede del Ministerio de Relaciones Exteriores de ese país, Fernández dijo que Argentina junto con Brasil “hemos decidido volver a poner en marcha el vínculo” porque “son países indisolublemente unidos”.

De la reunión en Brasilia también participaron el ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Santiago Cafiero, y el embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli. En tanto, por Brasil, asistieron el ministro de Relaciones Exteriores, Mauro Vieira, y el asesor presidencial de Asuntos Internacionales, Celso Amorim.

“Argentina y Brasil son países indisolublemente unidos y ningún momento político puede perturbar eso. Los dos estamos de acuerdo en tratar de institucionalizar ese vínculo del mejor modo”, remarcó el Presidente. Y añadió que “los dos estamos convencidos de que el mundo ha cambiado, que las regiones tienen un nuevo rol para cumplir dentro de la globalización” y comparten “el deseo de volver a unir a América Latina en un espacio común”.

Los ejes de la futura integración

Como muestra más profunda de esa foto en Brasilia los presidentes se disponen a firmar el 24 de enero en Buenos Aires, poco antes de la cumbre de la CELAC, un acuerdo de integración entre Argentina y Brasil que contempla 15 ejes de la integración económica y 14 de la integración política.

Según el borrador definitivo del acuerdo al que tuvo acceso El Cronista, se estableció un “plan de acción” con la idea de fortalecer el vínculo entre ambos países y acelerar aquellos ejes de gestión común que hasta ahora estaban frenados por problemas políticos entre Bolsonaro y Alberto Fernández.

Entre los ejes de la integración económica que firmarán ahora Brasil y Argentina figura una “integración monetaria progresiva que aumente y facilite el comercio”. El ministro de Economía, Sergio Massa, viajó a Brasil hace 10 días para ajustar los detalles de un proyecto de moneda común que se podría llamar “Sur” y que facilitaría los acuerdos bilaterales en materia de intercambio comercial.

A la vez, en el borrador definitivo del acuerdo de integración figura la idea del uso del Sistema de Pagos en Moneda Local (SML) con compensación a 90 días con la incorporación del comercio de servicios.

También se prevé en el texto la concreción de un swap para que aumente el comercio bilateral y se fijarán préstamos bilaterales para fortalecer la estabilidad cambiaria. En relación a los acuerdos con los bancos públicos el acuerdo prevé un memorando de entendimiento entre el BICE, el Banco Nación y el BNADES para financiar el comercio exterior u las inversiones bilaterales.

Alberto Fernández, Daniel Scioli y Lula Da Silva

ALIANZA ENERGéTICA

En relación a la denominada “integración energética”, el acuerdo prevé el impulso del Mercado Sudamericano de Energía. Esto contemplará, entre otras cosas, las negociaciones por el financiamiento del BNADES de la compra de materiales para la construcción de la Etapa 2 y subsiguientes del Gasoducto Néstor Kirchner que irá de Vaca Muerta a la frontera con Brasil en Uruguayana.

La idea de este acuerdo es aumentar el comercio del gas y energía eléctrica, potenciar el intercambio de gas licuado de petróleo y fomentar la energía renovable

En relación a la minería, el acuerdo que firmarán Lula y Alberto Fernández prevé el aprovechamiento conjunto de litio, potasio, hierro y otras materias primas. Así, se contempla un apartado para apoyar la cooperación tecnológica entre Y-TEC y el ministerio de Tecnología de Brasil.

Se prevé el financiamiento del gasoducto hasta Brasil

El Capítulo IV del acuerdo de integración relacionado con Agronegocios sostiene que “se eliminarán las barreras sanitarias y fitosanitarias a fin de que todos tengan oferta exportable y acceso a los mercados”. Y se fijan como meta ambos países ser “los principales proveedores de agroalimentos a nivel global”. Este es un tema que Lula y Alberto Fernández vienen dialogando a partir del nuevo escenario mundial que se da con la guerra de Ucrania y el faltante de alimentos y energía a nivel mundial.

También este capítulo del acuerdo prevé la “aprobación simultánea de eventos biotecnológicos que hoy llevan plazos superiores a los 3 años“, la homologación armonizada de productos orgánicos y la instrumentación de una red de laboratorios privados.

 

COMERCIO Y DEFENSA

En cuanto a la “integración regulatoria y la facilitación del comercio”, el acuerdo que firmarán Brasil y Argentina contempla eventuales eliminaciones de barreras comerciales, el reconocimiento mutuo de certificaciones en sectores clave como el automotriz, camiones y cosméticos. Y la implementación de las ventanillas únicas de comercio exterior de cada parte.

A lo largo del Capítulo VI del acuerdo avanzado se prevé una integración industrial para revertir el déficit comercial de Argentina con Brasil principalmente en el sector de autopartes, mediante un mecanismo de “sustitución de importaciones y desarrollo de planes de negocios equilibrados de ambos países”.

El primer mensaje de Lula Da Silva como presidente

También está previsto en el acuerdo una mayor integración en las industrias navales, textil y del calzado. En tanto, la definición de una “canasta de substancias químicas farmacéuticas permitiendo el autoabastecimiento de las industrias con proyección regional”.

En relación a la economía del conocimiento el acuerdo de Lula y Alberto Fernández prevé el financiamiento de los bancos nacionales para el desarrollo de proyectos de proveedores de industria 4.0 y la creación un centro binacional de fabricación de microchips especializados en maquinaria agrícola y automotriz.

Para la integración digital se prevé la eliminación del cobro del roaming dentro del Mercosur y el acuerdo de reconocimiento mutuo de firmas digitales.

En el plano de la salud hay previsto un “modelo de intervención en la salud de fronteras” con responsabilidades compartidas. Se trata de un plan novedoso para hacer el seguimiento y control de brotes de enfermedades.

Y en relación a la Defensa hay planteado un esquema de “interoperatividad” entre las Fuerzas Armadas de ambos países que incluye la adquisición de los vehículos de transporte blindado Guarani 6×6 y la negociación de un submarino Clase 209 TUPI de la Marina de Brasil.

 

Se proponen ambos países en este acuerdo la construcción del reactor multipropósito brasileño para permitir la producción conjunta de radioisótopos medicinales.

-Fuente: Cronista

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Últimos Artículos