25 C
Salta
lunes, enero 18, 2021

Mariela Barrios: “la mayoría de la gente no está contenta en Cuba”

Notas más leídas

En Perú, acusaron a Bill Gates de crear el COVID-19

Un tribunal peruano acusa además al magnate inversor financiero George Soros y a la familia Rockefeller.  Jueces peruanos pertenecientes a la Sala Superior de apelaciones...

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

Toque de queda sanitario provincia por provincia

El Gobierno Nacional dispuso nuevas restricciones en busca de frenar el avance del Covid-19. Entre las medidas, se establece que serán las provincias las...

Provincia por provincia: lo que tenés que saber para viajar por Argentina

Bajo el lema "Este verano disfrutá y cuidate", la plataforma virtual del Ministerio de Turismo de la Argentina reúne los requisitos, provincia por provincia,...

Salta fue sede de la 6ta. edición del Festival de Teatro Experimental Víctor García que se lleva a cabo en Tucumán, organizado por el grupo Marfil Verde y La Sodería. El grupo Teatro Viento de Agua de origen cubano, se presentó el jueves 22 de julio en el Teatro La Fundación, con apoyo del colectivo Metateatro (Salta).

La obra “No vayas a llorar” es intensamente trágica, con imágenes conmovedoras sobre los balseros que no volvieron más, las que se presentan en pantalla y en telas que Mariela Barrios sostiene como parte de recursos escénicos. En el relato aparece su historia, cuando ella abandonó Cuba para radicarse en México y luego de 2 años pudo reencontrarse con su hijo. Bien usados los recursos y excelente trabajo actoral en el que ella encarna varios personajes, y hace de ella misma. En mi opinión, el exceso de dramatismo no permite disfrutar de la felicidad del reencuentro. Si bien la otra historia es trágica, la oportunidad de que Mariela recupere a su hijo es alentadora. Hay una música alegre pero que no llega a equilibrar el hondo dolor por la muerte de esas personas, en ese éxodo a Florida que nunca fue. El hallazgo, sin embargo, está en la historia misma, en la recuperación de una Cuba no escrita y que el teatro permite “decirla” desde un lugar no convencional y por supuesto, no oficial.

Una historia anónima sobre Cuba

Acabo de ver tu obra y quería preguntarte particularmente por la historia que parece estar basada en hechos reales y estar ligada a tu vida. ¿Podrías contarme algo de eso?

– La dramaturgia de la obra se ha tejido sobre tres líneas fundamentalmente: una fue basada en un hecho autobiográfico mío, lo que es mi biografía migratoria; por otro lado están los sucesos que ocurrieron en Cuba el 5 de agosto de 1994, también reales; y en una tercera línea dos personas de ficción que son Antonia y Juan, que son los protagonistas de ese día pero que en la historia son ficticios. Hay dos personas reales en todo el discurso que hacen los muertos, que son los que acompañan a Antonia en la travesía en el mar, son testimonios de balseros reales, incluso los nombres que se dicen son reales.

Vos tenés un hijo… te pudiste reencontrar con él, finalmente…

– Sí…

¿La fecha es coincidente con la de los balseros?

– En esa fecha se dan muchas coincidencias que nosotros fuimos elaborando a partir del tema que fundamentalmente era el de la separación. No es un tema jpg_hi_5-37.jpgpolítico sino más bien el tema de la separación que se produce por la migración y el desgarramiento familiar, sobre todo la idea de la familia cubana, es un hecho que se da en todos los lugares del mundo pero en este caso a nosotros nos quedaba cerca esta realidad y fue la que abordamos. Y por eso convergen líneas de ficción, líneas de realidad, líneas de mi propia biografía…, porque nos parecía que era adecuado y porque me tocaba de cerca esta historia.

¿Por qué la imagen del comienzo y la imagen del final, al menos a mí, me transmitió la idea de muerte y tragedia? ¿Sobre todo por estas personas que murieron? Pero a su vez vos tuviste un final feliz… ¿no?

– Sí, mi línea es la única que tiene un final feliz. Esta obra se estrenó en Cuba y en el público tuvo una recepción diferente. Cuando salían las imágenes muchos no sabían que esto había pasado, ahora tienen 20 años y no saben que estas cosas ocurrieron esa vez en Cuba, y de alguna forma todos al escuchar los nombres, trataron de identificar algún familiar, alguna gente que conocieron, un pariente, un vecino. Dentro de las coincidencias, sería mi cumpleaños, cuando yo nací mi padre no estaba en mi casa, de alguna forma está ligada a la separación, explotaban las bombas en Vietnam también; la catástrofe que rodea un poco a los desgarramientos, en unos casos se dio la muerte, en otros la separación y que no sabés cuándo vas a reencontrarte…

¿Esa huída de Cuba, tiene que ver con un rechazo a la política, un rechazo a la vida de allá? Porque por ahí hay muchos mitos que rodean a Cuba, hay gente que está contenta con la política que se implementó, con la revolución y todo lo demás, y hay gente que sufrió muchísimo…

– Y mira, es muy complejo, la política que se implementó ya lleva 50 años, es una generación completa, es una vida, la revolución se fue transformando y la revolución dejó de ser una revolución. Entonces las cosas cambiaron y los ideales con los que nosotros crecimos que eran ideales revolucionarios y de humanidad, ya no existen. Cuando nosotros éramos niños lo vivimos a través de los adultos. Ahora no es así. Esto ha llevado a que mucha gente no esté contenta en Cuba y me atrevo a firmar que la mayoría de la gente no está contenta. Otra parte de la población cubana tiene miedo a los que se pueda sobrevenir porque no hay otra cosa que no sea esto, este proceso, no conocen otro mundo. No tienen los valores que tiene mi generación pero creo que no hay ser humano que pueda admitir aquello, algunos están luchando dentro de Cuba desde la paz y la no violencia, es decir, hay muchos caminos, pero la gente identifica los que están en contra de la revolución como Estados Unidos. Hay muchas aristas para ver. Nosotros tenemos ganas de hacer este espectáculo porque todos estos muertos y esta historia es una historia anónima, lo que se sabe de Cuba es lo que la oficialidad quiere que sepan, tanto en Cuba como fuera de Cuba. Porque no se filtra la información por ningún camino, y este fue un trabajo de búsqueda , de recuperación muy grande que hicimos para sacar esta historia a la luz, somos cubanos… también…; pero ellos murieron en otras circunstancias, buscando la libertad.

¿Vos donde vivís ahora?

– En estos momentos estamos en Buenos Aires, llevamos un año.

Con tu hijo…

– Con mi hijo y mi esposo…

¿Cómo es el nombre de tu hijito?

– Antuán (Antoine).

Fotos tomadas por Salta 21 durante la función

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

Dylan, Alberto y Fabiana: perro con excéntricos privilegios

El presidente Alberto Fernández decidió pasar dos días de descanso en la Residencia Presidencial de Chapadmalal. La situación generó repudio en las redes sociales por la situación...

Han fallecido personas mayores de 60 años con patologías previas Noruega ha recibido y administrado más de 20.000 vacunas Pfizer ha anunciado su...

Llegó la 2da tanda de dosis de la Sputnik V: otras 300 mil

El avión de Aerolíneas Argentinas que trajo desde la Federación Rusa la segunda tanda de 300 mil dosis de vacunas Sputnik V, arribó este sábado a la...

“Vamos a vivir con este virus para siempre” dijo el CEO de Moderna

Las declaraciones del ejecutivo a cargo de la fabricación de una de las vacunas llegan en medio del rebrote que atraviesa el mundo entero...

Detuvieron en Grand Boourg a la docente Carmen Venencia y exigen su liberación

https://youtu.be/u2ib-yIzLL8 Este viernes, docentes se manifestaron en el acceso al Grand Bourg para reclamar por la convalidación...