27 C
Salta
martes, septiembre 29, 2020

Murió Julio Castillo, exitoso empresario ligado al gobierno

Notas más leídas

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

Se fue el Profesor Eduardo Raspi, un “héroe” para muchos de sus estudiantes y colegas

Hoy se supo la triste noticia. El profesor estaba internado y su familia solicitaba plasma. Salta 21 se suma a las condolencias...

Teatro del desencanto en dos obras salteñas

Ninfa, de corte experimental, estrenada el 3 de marzo por el grupo Kurlis Garlan recuerda a esa suerte de nihilismo en la que el hombre es un puente, la producción de un movimiento circular que no conduce a ninguna meta más que a la superación por la superación misma. Globo, estrenada en la misma sala el 4 por el Grupo Santa Rita de Rosario de Lerma, produce ese aire de frivolidad ante la muerte pero deja una luz de esperanza hacia el sentimiento del amor. Aquí, un breve comentario crítico y reflexivo del teatro que se ve en Salta apenas inicia el año, una manera de pintar la humanidad presa de falta de valores. El próximo fin de semana, los salteños podrán asistir a ambas obras en la Sala Mecano de Casa de la Cultura y sacar sus propias conclusiones

Salta llora la muerte de un Gran Hombre: se fue Jorge Oliver

Su partida es un golpe al alma. Minutos antes de la medianoche de esta extraña primavera, se...

A los 51 años falleció anoche en esta ciudad el conocido empresario Julio Castillo. Amigo y socio del gobernador Juan Carlos Romero, Castillo había llegado a acumular una importante fortuna con negocios logrados por su cercanía con el poder.

En su juventud Julio Castillo fue un muchacho como tantos de clase media, inquieto y sociable, interesado sobre todo por los deportes (le gustaba por ejemplo jugar su rol de árbitro en los partidos de la liga salteña de vóleibol). Más tarde estaría ligado a la conducción del tradicional club de fútbol Gimnasia y Tiro

A partir de su trabajo como periodista deportivo -llegó a presidir el Círculo de periodistas deportivos de Salta- Castillo se vinculó con don Roberto Romero, poderoso empresario -padre del actual gobernador- para quien trabajó en la década del 80. Pero fue a través de su posterior relación con Juan Carlos Romero que se transformaría en un exitoso hombre de negocios. Aunque muchos recuerdan que sus primeros pasos en el mundo empresarial los dió junto a Marcelo Chibán, propietario del desaparecido supermercado Cabana y hoy dueño de la céntrica confitería Time.

Julio Castillo logró acumular una importante fortuna que según lo estimado por un empleado de una de sus empresas ronda los tres millones. “Es al menos, lo que entiendo que tiene declarado”, comentó la fuente.

Tenía, por ejemplo, el lucrativo negocio de los carteles instalados en la vía pública, soporte de la publicidad empresarial y política. Justamente en publicidad también se había hecho fuerte, con una empresa que canalizaba buena parte de los avisos oficiales.

Castillo se transformó también en un “brooker”, o sea un gestor de negocios inmobiliarios. A través de esa actividad habría logrado vender a muy buen precio al estado -en sociedad con un abogado cercano a Romero y en connivencia con un ministro- terrenos comprados a bajo costo.

Su polémica iniciativa de vender el valioso predio de Gimnasia y Tiro -llegó a ser secretario y luego presidente del club- a una cadena internacional de supermercados finalmente no pudo concretarse por la fuerte oposición de otros dirigentes de la entidad deportiva.

Su nombre se mencionó también como intermediario -con una ganancia millonaria- en la transferencia de las instalaciones del club Popeye a una cadena de centros comerciales chilena, acción que fue posible gracias a una fuerte decisión política al más alto nivel gubernamental ya que involucraba cesión y canje de tierras que pertenecen a patrimonio público.

El gobernador Juan Carlos Romero lo colocó al frente de la sociedad del estado que administra el estadio Padre Martearena, y desde ese puesto logró colocar a Salta -en un aceitado proyecto gubernamental que tiene también su costado de promoción de la provincia y fomento del turismo- dentro de las sedes del interior del país favoritas para megaencuentros deportivos de fútbol e incluso de rugby. Pero denuncias de irregularidades en el manejo de fondos en los que se vio involucrado su nombre finalmente deslucieron esa gestión.

En los últimos años la familia Romero le cedió a Julio Castillo su emisora AM.840 en una sociedad en la que los dueños de Horizonte retenían la propiedad de la radio, mientras que su hombre de confianza la administraba y comercializaba.

Aplaudido por unos como exitoso y audaz hombre de negocios y señalado por otros como testaferro y socio de Juan Carlos Romero, el empresario Julio Castillo era una figura muy conocida dentro de la vida pública salteña.

Pero tras acumular una considerable fortuna, Castillo debió afrontar una larga y penosa enfermedad. Padecía de cáncer, dolencia que de todos modos parecía haber logrado controlar, cuando en la noche del miércoles fue víctima de un derrame cerebral. Lo internaron en el sanatorio El Carmen (25 de mayo y Belgrano) donde murió 24 horas después, anoche a las 22,15.

Sus restos son velados en las instalaciones de la empresa Pieve y recibirán sepultura hoy a las 14,30 previa misa en el cementerio Nuestra Señora de la Paz.

1 COMENTARIO

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

Salteño compró 3 tubos de oxígeno y el préstamo es gratuito

Lo escribió en su red social. ¡Buenos días! Lunes y comenzamos de la mejor manera, después de tanto...

Sáenz y un cuestionado nombramiento

Circula en los WhatsApp una designación del gobernador de Salta Sáenz nombró a la que sería novia de su...

Se fue el Profesor Eduardo Raspi, un “héroe” para muchos de sus estudiantes y colegas

Hoy se supo la triste noticia. El profesor estaba internado y su familia solicitaba plasma. Salta 21 se suma a las condolencias...

El Ministro Esteban pidió a De la Arena, gerente de Hemosalta, que se rectifique por cobrar plasma

Pedir que rectifique el cobro del plasma es insuficiente. Es una acción muy liviana. El Dr Esteban debe solicitar acciones legales contra...