8.1 C
Salta
martes, agosto 16, 2022

Paris blues y el enorme cronopio

Notas más leídas

Hugo Ramos y Carlos Burgstaller, de la Fundación Jazz Club, presentaron el filme Paris Blues del director estadounidense Martin Ritt en adhesión a la primavera de las artes. Una ocasión para escuchar buena música y un retazo de la historia del jazz.

En los años 60 la ciudad de París se vió envuelta de buena música sobre todo del buen blues que llegaba de Norteamérica. Muchos creativos musicales de los alrededores de Mississippi, Louisiana, Georgia o Alabama desembarcaban con sus talentos en la gran dama francesa.

Grandes como Louis Amstrong, Duke Ellington entre otros menos conocidos dejaron sus experiencias en clubes y bares de la romántica noche parisina y sobre todo acrecentaron una cultura que los abrazaba y se nutría de estos genios del ritmo asincrónico.
El filme Paris blues tuvo a Paul Newman como parte del elenco protagónico haciendo un trabajo de buen nivel junto a Joanne Woodward y a Sidney Poitier todos ellos dirijidos por Martin Ritt y por supuesto la participación especial de el “enorme cronopio”, apodo cortazariano para Louis Armstrong que con su singular sonrisa y sobre todo disparando magias con su genial trompeta le coloca el broche de oro a esta buena película.

Esta historia filmada en blanco y negro narra la vida de dos músicos norteamericanos buscando el pope dentro del mercado musical francés se ven envueltos en una melancólica aventura amorosa con dos bellas turistas norteamericanas que le exigían volver a sus raíces. A punto de flaquear en sus convicciones, la bohemia vida artística calará muy hondo y uno de ellos (Newman) decidirá quedarse a perseguir su destino para ver que ocurre al final de su exigente y solitaria carrera.

En la generalidad de este clásico se destaca la banda de sonido de el talentoso Duke Ellington creando climas que solo él puede lograr. Aparte de las recorridas por esas callejuelas y puentes tan emblemáticos de la grisácea ciudad parisina donde la música se lleva el protagonismo.

Los comienzos del ritmo

Influenciado por la música clásica, marchas, spirituals, work songs, ragtime, blues y la música popular de la época, el jazz ya era una forma particular de música cuando comenzó su documentación.

Aunque la banda de King Oliver se consideraba dentro de las más importantes de Nueva Orleans por sus improvisaciones en conjunto, sería Louis Armstrong quien tendría la mayor influencia y eventualmente cambiaría el jazz.

jpg_dukehelling.jpgLa movilización de los negros del sur de los Estados Unidos, buscando mejores condiciones económicas, también contribuyó a que a los músicos de jazz salieran de Nueva Orleans hacia otras ciudades del norte y oeste y, a principios de los años ’20, Chicago se convirtió en el centro del jazz.

Cuando Armstrong se unió a la banda de Fletcher Henderson en Nueva York en 1924, descubrió que los músicos neoyorquinos, aunque técnicamente superiores, con frecuencia tocaban en stacatto y sin la emoción de los blues. Armstrong , con sus solos dramáticos y explosivos en la banda de Henderson, tuvo una inmensa influencia al cambiar la manera de frasear solos, abriendo así nuevos caminos de improvisación.

Se puede afirmar que Louis Armstrong fue el principal responsable (aunque es probable que hubiera ocurrido eventualmente) por el cambio del énfasis del jazz de improvisación colectiva a solos individuales, lo cual ayudó a la creación del swing.

En la década de los ’20, el jazz empezó a influir a las orquestas de baile y hasta los conjuntos más comerciales comenzaron a tener pequeños solos y secciones rítmicas sincopadas.

jpg_louis.jpg
La espectacular serie de grabaciones de Louis Armstrong y sus Hot Five y Hot Seven inspiró a otros músicos a crecer y al mismo tiempo popularizó el canto en scat y una manera relajada de frasear vocalmente las canciones, lo cual influenció a Bing Crosby y a futuros cantantes. Músicos como el cornetista Bix Beiderbecke, que tenía un sonido menos cálido que el de Armstrong, el pianista Jelly Roll Morton, tanto como solista o con su grupo Red Hot Peppers, el pianista James P. Johnson, el compositor y arreglador Duke Ellington y el emergente saxo tenor Coleman Hawkins, se transformaron en importantes fuerzas en el mundo del jazz.

Reparto:

Paul Newman

Joanne Woodward

Sidney Poitier

Diahann Carroll

Marie Versini

Louis Armstrong

Barbara Laage

Serge Reggiani

Andre Luguet

Año: 1961
Dirección: Martin Ritt

Música:
Duke Ellington

Fuente: páginas especializadas en historia de la música

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Últimos Artículos