11 C
Salta
martes, septiembre 22, 2020

Patricia Plá es víctima de mobbing en la Universidad del Comahue

Notas más leídas

La noche de los lápices, ¿41 años de un mito?

La Argentina necesita esclarecimiento, verdad, justicia, historia y memoria. Pero verdaderas. Emilce Moler, sobreviviente de "La Noche de los Lápices" fue secuestrada, torturada y liberada durante la última dictadura militar. Escribe el diario Crónica que junto a los otros jóvenes que hoy siguen desaparecidos, participó de las movilizaciones por el boleto estudiantil. "Los lápices, esta vez, escriben ¿dónde está Santiago Maldonado?", concluyó Moler. Sin embargo, ya en 2010, El Pregón se refería a "la corrupción moral que recorre la República Argentina desde que la progresía, las derechas y las instituciones esenciales del Estado se rindieron políticamente a la ofensiva mediática de una izquierda decidida a borrar de la Historia sus crímenes, se podría seleccionar, por su especial carga de cinismo y manipulación, el caso conocido como 'la noche de los lápices'.

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

Cataratas de denuncias al Director de los Cementerios de la Sta. Cruz y Pádua (Salta): malas formas con los vivos y con los muertos

A un hombre lo discriminó por su elección sexual: "calláte putito"- le dijo, como consta en la denuncia que adjuntamos, y...

La respuesta de la Fundación “Respirar” te deja sin aire

Hay un audio que se viralizó en Salta en el que te pasan un teléfono de la Fundación para que solicités el...

Salta 21 ha denunciado el caso de mobbing de Adrián López en la UNSa. En esta oportunidad, Patricia Plá, consejera directiva y opositora al actual decano, empleada con 22 años en la Universidad Nacional de Comahue, expone su caso desde el sur y repudia la persecución política.

Patricia relata a Salta 21 que trabaja en la Universidad del Comahue (Facultad de Derecho y Cs. Sociales-Roca), desde hace 22 años, como no docente, cumpliendo tareas administrativas en el Departamento de Postgrado.

Desde hace 10 años está a cargo del sector. Además, es consejera directiva – y en oposición – al actual Decano y a la gestión del rectorado.

Por su actuación política dentro de la Universidad, tanto en Neuquén como en Roca, han arremetido contra su persona. Expresa: “Como trabajadora, me he visto perjudicada en mi carrera administrativa, en tanto se sustanció un concurso para la jefatura del Departamento, que a las claras fue desfachatadamente manipulado por gente funcional a la gestión de turno, y lo perdí por 0.50 puntos. Por supuesto lo impugné, agotando la vía administrativa, luego fuí a la cámara federal de apelaciones y hasta llegué a la Corte Suprema. Ya salió la sentencia de la Corte y nadie me ha notificado. El Decano, lo hizo a los gritos en la última sesión de Consejo Directivo, mientras se trataba la reestructuración del sector”.

El siguiente documento refleja de alguna manera lo relacionado con esa reestruccturación que pretenden hacer.

DECLARACIÓN

A menos de un año de la asunción como Decano de la Facultad de Derecho y Cs. Sociales, Omar Jurgeit intenta nuevamente tomar represalias contra la trabajadora Patricia Plá, quien se desempeña en el Departamento de Postgrado de esa Facultad.

Con el argumento de una readecuación en la estructura organizacional del sector de postgrado, pretende trasladar este Departamento bajo la dependencia de la Dirección de Administración Académica (a cargo de María Dobra).

Este hecho se suma a otros anteriores, como en septiembre de 2008. Apenas 20 días después de asumir el cargo de Decano, cuando la consejera Patricia Plá estaba en Santiago del Estero en un viaje de estudio, Jurgeit ordenó el desalojo del Departamento de Postgrado, paralizando su funcionamiento por 15 días.

Vale entonces recordar que Patricia Plá es una de las firmantes de la apelación presentada ante la Cámara de Roca, que revocó el fallo de la Jueza Carolina Pandolfi, que convalidaba lo actuado en la seudo asamblea de Cipolletti (de la que fue parte María Dobra), en la que se pretendió imponer como “rector” a Boccanera.

Patricia Plá como consejera directiva, junto a su Agrupación El Colectivo, en el 2006 durante la sesión de consejo en la que se elegía Decano, denunció públicamente (a través de un documento) al sector que apoyaba a Jurgeit, por su participación en aquella “asamblea” de Cipolletti. En el mismo documento se hace mención a las acciones que Dobra impulsó en su sector, reteniendo títulos y trabando exptes. de estudiantes que luego darían origen al pedido de sumario.

En el mismo acto de elección de Decano, la consejera Plá firma un acuerdo con sectores estudiantiles y docentes, que incluye aquel pedido de sumario para María Dobra.

Todos estos hechos significan una derrota política para el sector Jurgeit, que a partir de la renuncia de Salgado, vuelven a impulsar su candidatura, y como único candidato gana la elección en agosto de 2008.

Omar Jurgeit promociona las carreras de postgrado por los medios, y dice estar interesado en impulsar el área, pero puertas adentro no desarrolla una política real de postgrado, ni ha dado respuestas a ninguna de las necesidades del sector, para garantizar la continuidad de las carreras.

Entonces, frente al incremento de la matrícula, cabe preguntarse: ¿realmente el interés del Decano está puesto en la oferta académica profesional, o en el ingreso económico que genera vía los aranceles? ¿realmente le preocupa la estructura organizacional, o le preocupa que en un Departamento en crecimiento y de importancia no haya uno de sus aliados políticos?

Repudiamos toda acción que atente contra la libertad de expresión e intente cercenar la participación política. Por ello, denunciamos al Decano Omar Jurgeit y al sector que lo acompaña, de persecución política e invitamos a toda la comunidad universitaria a participar de la sesión de consejo directivo, a llevarse a cabo este jueves 30 de abril a las 14 hs.

– Notas relacionadas:

El mobbing en la UNSa: la situación que padece Adrián López

https://www.salta21.com/spip.php?article1671

Adrián López denuncia “acoso laboral” o mobbing en la UNSa

https://www.salta21.com/spip.php?article510

Las camarillas de la UNSa: bandas u hordas cuasimafiosas

https://www.salta21.com/spip.php?article571

2 COMENTARIOS

  1. Las universidades no son lo que dicen ser…
    Antes que nada, me solidarizo contigo, Patricia, a pesar de la distancia y de no conocer en detalle el conflicto ni su naturaleza. Precisamente, muchos a quienes me cansé de hablarles para intentar que se solidarizaran frente a mi vivencia de hostigamiento, solían “contestar” que no sabían de qué se trataba y que necesitaban “informarse”, cosa que jamás hacían y por último, terminaban por posicionarse, generalmente, defendiendo a los acosadores.

    Lamentablemente también y por más que lo que diré ahora, me deje más solo que un heladero en Groenlandia, diferentes organizaciones de DDHH e involucradas en juicios contra represores de la época de la Dictadura, adoptaron la actitud de “espera”, “neutralidad”, “expectación”, etc. (que NUNCA fueron tales…), para acabar tratándome como un “apestado” que se peleaba con todo el mundo.

    Por supuesto, no todos los integrantes de las organizaciones rápidamente aludidas, actuaron de esta guisa, pero la mayoría sí, sea porque guardan estrechos vínculos de amistad con los acosadores y hostigadoras, sea porque les resulta más fácil, como a tantas y tantas organizaciones de “izquierda”…, ser más solidarios con los muertos y el Che, que con los que están asesisando ante su mirada indiferente y “perdida”, de otear el horizonte, para ver si asoma de una buena vez, la Revolución, contra la que hacen más por obstaculizarla, antes que posibilitar que nazca (y que también se enojen, si gustan, que toditos ellos me tienen las “panditas” bastante, bastante llenas…).

    Del flanco de los “patoteros” universitarios y del lado de los “militantes” del campo popular, se me tildó de “loco”, de una militancia “febril” ejercida por épocas (lo que “manifiesta” la tal “locura”…), de “estúpido”, de “provocador”, de hacer las cosas más grandes de lo que son, de “poco” estratégico, de vivir “metido” en líos, de ser un tanto “infantil”, al punto de desear “protagonismo” de una manera u otra, etc., etc. Y al calor de tales apreciaciones, a mí me siguen martirizando en la “universidad”, y dentro y fuera de ella, gracias a la indiferencia de muchos, a la complicidad activa de cientos, a la desinformación de miles y a la cobardía de innumerables (no sea que les vaya a ocurrir lo mismo…).

    Ahora bien, otras organizaciones (y bien escasas…), sí optaron por un apoyo incondicional hacia mi persona. Una de ellas es el PO, la otra es la CCC (pero con mucha discusión interna…) y el PCR (con más polémica todavía…).
    A pesar que tengo cientos de exptes. abiertos, decenas de concursos “arreglados” para que los pierda, sumarios, etc., etc., todavía existen quienes creen a pie juntillas, que soy el “loquito” tarado que se busca inconvenientes.

    Pero el eje del mobbing en las univesidades, es uno de los tantos acontecimientos que suceden: hay nepotismo, supuestas irregularidades contables, poca o nula democracia, maltrato cotidiano, inhumanidad, verdadera insanía institucional, “acomodos”, “endogrupos” de accionar cuasi “mafioso”, “Padrinos” ,
    “Madrinas”, “delfines”, etc., etc.
    Las universidades ESTÁN CASI COMPLETAMENTE CORROMPIDAS y son un ejemplo de lo peor del capitalismo, en la esfera intelectual. DESTRUYERON sistemáticamente TODOS los valores de la Reforma de 1918, QUE YA NO EXISTEN.

    Por lo descrito, por tu situación y la mía, es que pido que intervenga un Fiscal o Juez de Oficio para que realmente, se indague a fondo lo que vos y yo nos animamos a plantear. O que intervenga la instancia que deba participar. Tal como están los asuntos, si nadie interviene y le pone coto a lo que ocurre, la situación empeorará en general y por descontado, para nosotros, los acosados, en particular.

    La otra “línea”, es intentar que los casos “salten” en el plano nacional y que tomen cartas en el asunto organizaciones como las Madres, etc. (otra vertiente, que me aconseja un gran político local, que es Zacarías, de la CCC, es que no “pegue” a diestra y siniestra…; el tema es que los compañeros y compañeras que me descalifican de
    tontito y cretino machista, deben hacerse una auto crítica que no vi asomar hasta ahora…).

    Un abrazo sincero y por favor, no perdamos contacto, que a las “redes” de “piratas” que esos presuntos “universitarios” tejen cuales gusanitos, les contrapongamos devenires de contra poder, por una sociedad y universidad distintas.

    Por lo demás, para mitigar la espantosa soledad, que estuvo por llevarme en más de una ocasión, a la tumba, mientras en la institución se desternillan de la risa…

    Adrián López

    DNI: 24.138.809

    • Reflexiones
      En estos ámbitos que se nutren de intereses individuales y sectarios, es difícil a veces identificar al enemigo. La confusión es tan grande y la cotidianeidad tan agobiante, que termina enfermándonos.

      La universidad no es una isla. En una sociedad enferma y confundida, donde la agenda la impone el poder, a través de “sus” medios de comunicación, es natural que las llamadas “casas de altos estudios” reproduzcan las mismas conductas de aceptación y sometimiento frente a las jerarquías institucionales

      Las universidades – como dice Adrián – “no son lo que dicen ser”, y cabe preguntarse cómo deberían ser, ¿qué universidad necesitamos? ¿para qué modelo de país?

      En las universidades que tenemos hoy, se habla de pluralismo (con lo que debería garantizarse la libertad de pensamiento y expresión, fomentar ámbitos de debate, etc.), mientras siguen siendo reproductoras de un sistema opresor, discriminatorio y antidemocrático.

      Se habla de autonomía, y sin embargo históricamente los gobiernos han intervenido, alterando la vida universitaria en función de sus objetivos.

      Se habla de construcción de ideas, y sistemáticamente el poder apela a todas sus herramientas para desvirtualizar y confundir, evadiendo la discusión e imponiéndose con sus “débiles mayorías”.

      En este orden de cosas, están los que se suman siendo funcionales a las autoridades de turno, ya sea por acción u omisión, por intereses individuales o sectoriales, por temor o como lógico producto del analfabetismo político. Ninguno de estos factores nacen casualmente; son engendrados y alimentados por este sistema, con total alevosía, en su afán por mantenerse a costa de lo que sea.

      Se hace necesario entonces, neutralizar de la forma que sea posible a todo lo que represente una amenaza para “el orden instaurado”, ejerciendo las prácticas perversas propias de la política neoliberal.

      Precisamente, uno de los métodos más utilizados es el maltrato laboral, padecido por muchos más trabajadores que los que denuncian ser víctimas del mismo. La tendencia generalmente es aislarse, muchas veces empujados por el entorno.

      Pero debemos confiar en un cambio, empezar a sumarnos, promover el debate, que los compañeros que como nosotros sufran el maltrato se animen a denunciarlo, a hacerlo público para frenar estas prácticas y hacernos escuchar. Que todas nuestras voces unidas confluyan en un grito de YA BASTA. Basta de tanto atropello, de tanta inhumanidad, de tanta enfermedad…

      Debemos unir nuestros esfuerzos en la lucha por la transformación de nuestras universidades, que sirva de base para una sociedad más justa.

      Cuando nos unimos, las clases dominantes tienen que ceder. Muestra de ello, por mencionar lo más cercano y acontecido en el Comahue, fue la lucha estudiantil que en el 2004 logró impedir en la UNCo. la implementación de la Ley de Educación Superior y ser evaluados por la CONEAU, así como una declaración pública del entonces Ministro de Educación (Filmus) que sus títulos tendrían validez nacional aunque las carreras no estuvieran acreditadas.

      En el 2006, se retoma el debate por la Reforma de los Estatutos, impidiéndose la elección de Rector hasta tanto se discuta la democratización en la Asamblea Universitaria.

      Cuando se intenta imponer como Rector a Boccanera, a través de una “asamblea” ilegítima, la resistencia de varios sectores que nos unimos para denunciarlo, pudo revocar el fallo de una jueza que la convalidaba.

      En el Comahue se sigue luchando, por un mayor presupuesto, por cátedras paralelas, por boleto estudiantil, etc., en contra de la LES y la CONEAU, defendiendo los derechos de estudiantes y trabajadores y repudiando todo hecho que atente contra nuestras libertades de pensamiento y expresión.

      Un abrazo a Romina y Adrián

      Patricia

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

Salta llora la muerte de un Gran Hombre: se fue Jorge Oliver

Su partida es un golpe al alma. Minutos antes de la medianoche de esta extraña primavera, se...

Docentes autoconvocados de Salta se solidarizan con los de Orán

Compañeros DocentesAcorde a los decidido en la última Asamblea de Docentes Autoconvocados del Departamento Capital, lanzamos la colecta para Constituir un Fondo...

Salta a fase 1: los exceptuados según Nación

A continuación la lista de trabajos exceptuados de cumplir el aislamiento social, preventivo y obligatorio.  1. Personal de Salud,...

Los incendiarios provocan intencionalmente los fuegos

Por: Prof. Norberto Ovando* y Gpque. Adalberto D. Álvarez** Cerca de15.000 focos, que según el Servicio Nacional de Manejo...

“El mundo es irrisorio por donde se lo mire”

Liliana Díaz Mindurry nació el 28 de junio de 1953 en Buenos Aires, ciudad donde reside, capital de la República Argentina. Es...