17 C
Salta
viernes, septiembre 25, 2020

Repudiamos ataque a David Slodky y Salta 21

Notas más leídas

Salta llora la muerte de un Gran Hombre: se fue Jorge Oliver

Su partida es un golpe al alma. Minutos antes de la medianoche de esta extraña primavera, se...

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

“El mundo es irrisorio por donde se lo mire”

Liliana Díaz Mindurry nació el 28 de junio de 1953 en Buenos Aires, ciudad donde reside, capital de la República Argentina. Es...

Cataratas de denuncias al Director de los Cementerios de la Sta. Cruz y Pádua (Salta): malas formas con los vivos y con los muertos

A un hombre lo discriminó por su elección sexual: "calláte putito"- le dijo, como consta en la denuncia que adjuntamos, y...

Una vil agresión perpetrada por elementos de ultraderecha -mentes enfermas de odio y discriminación- fue lanzada contra el licenciado David Slodky y contra Salta 21, desde el anonimato, a través de mails y de comentarios enviados a nuestro sitio.

Gruesos insultos, amenazas cobardes y descalificaciones de tinte antisemita se lanzaron desde el anonimato y con identificación falsa contra David Slodky -quien colabora con nuestro medio- hacia su casilla de mail.

Las amenazas y agravios se repitieron hacia la mensajería del sitio, esta vez con textos plagados de virulencia y animadversión contra quienes dirigimos y editamos esta página web.

Estas deleznables misivas lograron infiltrarse en medio del fragor del debate sobre la gestión cultural 2008 y sobre las dramáticas noticias provenientes del conflicto bélico en la Franja de Gaza.

Denunciamos la gravedad de los mensajes agraviantes e irreproducibles que tuvieron como víctima a nuestro colaborador y reconocido profesional de la psicología, protagonista destacado de la vida cultural y literaria de Salta. Nos solidarizamos plenamente con él y repudiamos categóricamente las acciones de los criminales neonazis que pretenden lesionar la dignidad humana.

Simulando genuino interés sobre los temas debatidos y aprovechando en forma malsana la libertad de opinión, los agresores lograron introducirse en los foros con un lenguaje atrevido para finalmente pasar al ataque vil y desembozado cuando detectamos la maniobra y bloqueamos sus mensajes en el sitio.

Las pruebas de estos ataques antijudíos y antidemocráticos contra Slodky y Salta 21 se encuentran en los mensajes internos del sitio y en el correo electrónico del psicólogo.

La brutalidad del aberrante contenido de las misivas denigrantes nos impide reproducirlos tanto como nos impele a la más enérgica condena de esas viles agresiones. También nos alerta sobre la necesidad de investigar y dar a conocer a los responsables de tales acciones delictivas y abominables.

Por todo lo dicho pedimos disculpas públicas por las ofensas a que fue sometido el licenciado Slodky a partir de su participación digna y respetuosa en los debates libres y democráticos de los foros de Salta 21.

Y que sepan estos canallas que no les tenemos miedo.

Desagravio

A modo de desagravio a nuestro estimado colaborador, linkeamos a continuación todas las notas de David Slodky en Salta 21 .

Gori Caro, un hombre de bien denostado por la crítica salvaje

https://www.salta21.com/spip.php?article1442

El Señor del Milagro y el ateísmo mágico del Cuchi Leguizamón

https://www.salta21.com/spip.php?article1110

El Magnicida, un intento de aproximación psicológica

https://www.salta21.com/spip.php?article495

A vosotros se atreve, salteños, el orgullo del vil corruptor…!

https://www.salta21.com/spip.php?article431

La Noche de las Tizas fue el comienzo del fin del romerismo

https://www.salta21.com/spip.php?article405

Martín Miguel de Güemes no fue un señor feudal

https://www.salta21.com/spip.php?article41

12 COMENTARIOS

  1. Repudiamos ataque a David Slodky y Salta 21
    Acabo de leer este repudio al que me adhiero.

    Puede que existan pequeños focos de antisemitismo, grupos de ultra-derecha, anarquistas o individuos que no aceptan la libre expresión de la prensa dentro de un marco democrático ( caso Salta 21 al que leo como a tantos otros ).

    Personalmente me inclinaría por un pequeño grupo de psicóticos o “pequeños niños” que aprovechan este sitio para agredir, “divertirse”, distorcionar información o simplemente molestar gente. Por ello tiene razón el Licenciado David Slodky cuando insiste en que ustedes ( staff de Salta 21 ) solicite al opinante requisitos obvios y simples como el d.n.i con su nombre de pila con el agregado de un sobrenombre o “e-mail…” si el opinante así lo desea.

    El tema cibernético, más precisamente INTERNET es una “bomba de tiempo” difícil de probar y…, no sé hasta que punto es prueba jurídica.

    A mis 43 años de edad, solo me resta decirles como ciudadano común que, yo pasé y sufrí muchas “malas” y no por internet. Años anteriores fui perseguido por el romerismo, soporté diferentes autos “Polo” blanco con sus tres números azules de la policía en puerta de entrada a mi casa donde habito durante todos los días del año, “la noche de las tizas…”, anónimos en cartas y llamadas temerarias y amenazantes vía telefónica hacia mi persona y familia…, robos (saqueos) al borde de la muerte…, y…decenas de hechos negativos que pasé y que no vienen al caso citarlos, sin que yo haya incurrido en ningún tipo de ilícito que afecte a terceros.

    Como dicen: la prensa es el cuarto poder.., y bueno Sres. Slodky, Brizuela y Sra. Romina Chávez Díaz ( quien tuvo la deferencia de hacerme un reportaje a quien le agradecí y aclaro: no es mi amiga, sólo conocida del día que me realizó el mismo : 22 – 12 – 08.-), les comunico que este hecho, para mi debe ser comunicado al Sr. Gobernador Urtubey o al ente que corresponda, más allá de sus respectivas denuncias del mismo, pues así lo siento y se lo haré saber personalmente pruebas en mano.



    NO AL MIEDO. Mis saludos cordiales y apoyo para con Ustedes.
    Atte. Rubén Armando Chammé, d.n.i=17.355.778.- asesor – Gobernación de la provincia de Salta.-

    • Sin intermediarios
      Las pruebas y a quienes nos dirigiremos es algo de lo que no necesitamos intermediarios. Lo que sucedió es muy grave sea vía Internet o sea el móvil que sea cuando se trata de “ataques”; y los cobardes que vienen a decirme de quién hablar o de quién no, y que por ello proliferan amenazas, no me dan miedo sino repulsión.
      Gracias por la adhesión.

      Romina Chávez Díaz

    • No confiamos en Urtubey
      Estimado Chammé:

      No confiamos en Urtubey y su política de in-seguridad, que es continuidad de la de Romero. En lugar de cuidar a los ciudadanos usa la policía para espiar a los movimientos sociales y reprimir las manifestaciones, como ocurrió en la plaza 9 de Julio donde golpearon a docentes tras una marcha.

      Gracias por su solidaridad.

      Miguel Brizuela

      Periodista-Editor

      Salta 21

      • No confiamos en Urtubey
        Si hablamos de policía judicial como auxiliares de la justicia es la que investiga delitos y captura delincuentes.
        La represiva actúa de inmediato cuando hay desóredenes públicos.
        Ahora la policía preventiva es la que, como lo dice su nombre previene la comisión de delitos o peligros generales.

        Por ello le reitero estimado Miguel Brizuela, todo dependerá del tipo o móvil de los hechos y del criterio del jefe de policía o el juez para decidir cual de ellas debe intervenir.

        El problema está cuando vá la policía preventiva a “calmar” tratar de apaciguar y , que al ser avasallada por los tumultos de ciudadanos comunes o revoltosos infiltrados que causan desórdenes, ingresa la represiva. En síntesis reitero: es según el caso o gravedad de los hechos y las órdenes pueden venir de cualquiera de dos de los tres poderes del estado : ejecutivo o judicial.
        Ahora si en Salta la policía es una sola sea dura (represiva) o tenue (preventiva), habría que buscar un equilibrio, es muy difícil y
        los canas que van al lugar cumplen órdenes de prevenir o reprimir no hablan ni dan explicaciones de nada mientras suceden los hechos y, si los golpean, empujan, insultan o los escupen, ” se ponen como locos y se arma la rosca” esa es la realidad.

        Atte. Rubén Chammé.-

    • Repudiamos ataque a David Slodky y Salta 21
      Respeto su pensamiento Sr. Miguel Brizuela.
      Si no confía en Urtubey que más le puedo decir…,

      Sólo me adherí al repudio racial y agrego que soy semita, el término antisemita y/o antisemitismo está mal empleado, se debe decir antijudaísmo.

      No soy emisario ni tampoco intermediario del Gobernador Urtubey Él para mi es ” el juancito del barrio ” al que votó el pueblo y además no tengo poder de policía pero cuando me pasa algo marco el 911 no me reprimen me protegen, como así también en “la noche de las tizas” cuyo documental tiene mi música elegida por el primo ale Ahuerma allí los canas ” nos dieron y yo les dí bonito y pa´que tengan…”, en ese entonces yo era un ciudadano común como Usted.

      Miguel, todo depende del marco, la situación y la magnitud de protestas para que un jefe de policía, sargento o juez dé o no orden de reprimir.

      Anécdota que vá concatenada con ésta : como me dice un amigo “…me voy a vivir a Cuba haber si allí me vá mejor y no hay policías…”, le respondo: andá tranquilo pero cuidado que la extrema izquierda es igual que la ultra-derecha los extremos son iguales de malos y se juntan, no vaya a ser cosa que la canoa no llegue a Miami… y ambos nos reímos en son de broma…

      Mis sinceros y cordiales saludos.
      Atte. Rubén Chammé d.n.i 17.355.778.-

      • Políticas hipócritas
        Estimado Chammé:

        En esa represión en plaza 9 de Julio que le cuento quedé en medio del tumulto y trataba de detener a los policías para que no avancen sobre un sector con mujeres y niños.

        En la televisión pareció un forcejeo inofensivo. Pero por abajo me pegaron tales patadones que no pude caminar bien por una semana (¿tendrán botines con punta de hierro?)

        Es un ejemplo de las políticas hipócritas que no se dan solo en lo policial: una cosa es lo que se ve y otra lo que realmente hacen.

  2. Repudiamos ataque a David Slodky y Salta 21
    Les agradezco el repudio ante tan infame como cobarde agresión, y me solidarizo con ustedes por las infames agresiones recibidas. Pero espero, estimados Miguel y Romina, que esto les sirva para reflexionar sobre que no pueden publicar cualquier cosa que agravie e insulte, como las notas del que firmaba como “Gerardo” sobre las que yo los llamé una y otra vez la atención reiterándoles que no podían publicar a quien agraviaba tan deleznablemente al Secretario de Cultura y a la Directora de Gestión Cultural, y mucho menos sin darse a conocer. Creo, como se los dije personalmente, que ustedes se enceguecieron en el fragor de la discusión sobre la gestión de Caro Figueroa, constituyéndose de esa manera en cómplices involuntarios de toda esta tamaña canallada de los servicios que atacó ferozmente la gestión de Caro (que seguramente tiene errores, pero que indudablemente también tiene aciertos aunque ustedes no le reconocen ninguno)y de vilezas antijudías, que criticando el deleznable accionar militar del Estado de Isarael (pero sin criticar un ápice del accionar provocador y terrorista de Hamas)aprovecharon para deslizar sus conocidas catilinarias cargadas de odio y prejuicio vil, como la carta del tal Mauro que ustedes publicaron donde afirmaba con vileza que “todos los judíos son avaros, explotadores, masones…” etc.
    Que esta infame agresión les sirva para separar la para del trigo, y no para callar (un periodismo independiente es absoltuamente necesario e invalorable) pero sí para sopesar lo que se puede y lo que no se puede decir, lo que se puede y lo que no se puede publicar.

    Reciban nuevamente mi solidaridad y agradecimiento, a pesar de nuestras diferencias sobre cuestiones no menores

    • Reconocemos errores y mantenemos el disenso
      Estimado David:

      Coincido plenamente en la necesidad de mantener el disenso y la discusión por encima de niveles de agresión inaceptables.

      Este ataque de operadores neonazis de los servicios de inteligencia posiblemente proviene de los mismos canallas que te agredieron cuando denunciaste la barbarie romerista de la Noche de las Tizas.

      Yo advertí que en medio de estas pasiones desatadas por la gestión de Gori y el conflicto de Medio Oriente no debíamos dejarnos llevar por el espiral del odio. Pero hay quienes no quisieron entenderlo así. Más allá de un error de edición existe aquí-agazapada constantemente, intentando encontrar una brecha o pasar un filtro- una estrategia maquiavélica y maligna que quiere destruir la convivencia democrática y voltear el sitio, al que amenazan con jaquear, si no pueden usarlo para sus fines abominables.

      El desafío democrático en los medios está -me parece- en mantener la máxima apertura posible dentro de lo legal y lo moral.

      En cuanto a nuestra polémica por la gestión cultural, quiero advertirte que no es cierto que hayamos condenado sin atenuantes a Gori y que le hayamos negado el derecho a réplica. Por el contrario, él tiene nuestro mail y sabe bien que un texto suyo sería de inmediato publicado. Yo no tengo nada personal contra él y mi visión crítica de su gestión es sincera. Está expresada en la nota “Por qué criticamos la gestión cultural de Gori Caro”. Vamos a acudir a su despacho a entrevistarlo para que responda a todas nuestras objeciones.

      En cuanto a nuestras visiones antípodas sobre la gestión de Gregorio Caro Figueroa ello en nada obsta para mantener contigo la alta estima y el respeto que tu persona nos inspira. Sabemos que lo defiendes desde la buena fe y el convencimiento sincero.

      Te agradecemos tu solidaridad frente a las amenazas y diatribas que nos lanzaron desde el anonimato.

      Miguel Brizuela

        • Reconocemos errores y mantenemos el disenso
          Como ciudadano y columnista de este sitio web, siento la inedulible necesidad de solidarizarme con el Lic. David Slodky y los Editores del salta21 -personas cultas, respetables y sobre todo honestas- y repudiar a los “anónimos” neonazi-fascitas, amparados -como siempre- en el anonimato, que agraviaron y amenazaron desde sus cuevas de cucarachas (con el perdón de las cucarachas). Pedro Antonio Álvarez. Médico Forense. Salta.

          • Agradecemos solidaridad
            Los directores de Salta 21 queremos agradecer la solidaridad expresada por el medio digital PerioVista.com.ar frente a los agravios y amenazas lanzadas contra nuestro medio y su colaborador, el licenciado David Slodky.

            El sitio colega -que recoge información de distintas páginas- reproduce nuestra denuncia y expresa su solidaridad en el título de presentación de la nota, en forma escueta:

            http://periovista.com.ar/2009/01/09/nos-solidarizamos-con-david-slodky-y-salta21/

        • Polemicas
          Estimados Señores:
          Escribo esta carta motivado por la polémica generada por la presentación del informe de gestion de la Secretaría de Cultura y por el intercambio de notas y opiniones de periodistas o editores de este medio y por un columnista. Quisiera desarrollar dos opiniones sobre un aspecto de esa polémica referida a los ataques personales y otra respecto a lo que considero un oportunidad en torno a las posibilidades actuales de discutir en torno a la cultura, el estado, la pobreza y la desigualdad en Salta.
          Sobre el primer punto, me gustaría observar -sin condenar, celebrar o justificar las actitudes individuales o personales de funcionarios, periodistas o ciudadanos en general- que en Salta existe una forma, diríamos, cultural de discutir personas o personajes antes que problemáticas, posicionamientos, decisiones o políticas. Hablo de forma cultural por que es una forma generalizada de valoración de lo que el otro hace basado no tanto en el contenido,significado o consecuencia de sus acciones, sino más bien en las cualidades personales, las características individuales y las peculiaridades biográfica de personas o personajes. Es una modalidad donde abundan los adjetivos sobre las personas y menos sobre actos, acciones o posiciones. Tal o cual es “honesto”, el informe aquel es “irónico”, la otra es “corrupta”, bla, bla, bla. Las adjetivaciones, en sí misma, no son negativas o positivas. En terminos colectivos, son necesarias para traslucir lo que una sociedad valora, lo que se juzga, lo que colectivamente se celebra o condena. Pero aquí, en mi opinión, lo que pravelece en la adjetivación, en la celebración, en la condena o la celebración, son personas. Y cual es la contribucion, digamos, de esta forma de discutir para el conocimiento colectivo, público o ciudadano? En mi opinión, no aporta mucho, ya que estas formas de adjetivacion a la par de celebrar o condenar al personaje parece operar finalmente adjetivando al opinante. Aquel no es “honesto”, yo si lo soy. Aquel es “intachable”, yo también lo soy. Aquel es “corrupto”, yo no lo soy. Y que pasa con esto?, pues clausura las posibilidades de una discusión colectiva compremetida en poder entender los que nos pasa, lo que nos afecta, lo que nos cuesta hablar por que se detiene en una especie de narcisismo e individualismo celebratorio de la propia biografía individual. Me parece que tenemos que hacer un esfuerzo por discutir de otro modo, por tratar de descubrir que este es un modo cultural -es decir arbitrario y por lo tanto modificable- que nos permite a decir y mirar las cosas de cierto modo, pero nos condena a no poder enunciar y mirar las cosas de otro modo.
          La segunda cuestión es que esta polémica es saludable. No obstante, creo que tenemos, perdon por el plural inclusivo, la obligación de profundizar este debate para que tenga algún sentido constructivo. Y en esa dirección, creo que la polémica sobre el informe de gestión presentado por la Secretaría sugiere dos cosas. La primera, es que la polémica invita a repensar a la cultura en relación a los ciudadanos. La segunda, es que invita a reconsiderar los contenidos y efectos de ese informe. Quisiera ampliar mi opiniones sobre estas dos cosas. Respecto a lo primero y para ser consecuente con lo que arriba se plantea, creo que el desafío cultural mayor de nuestro tiempo es la democratización de las instituciones. Democratizar en un contexto de pobreza y desigualdad histórica como el de nuestra provincia y nuestra región tiene tal vez un significado que sea dificil de encontrar en otro lugar de la Argentina. En mi visión, democratizar es que sectores que nunca pudieron o tuvieron la oportunidad de acceder a los bienes y producciones culturales puedan hacerlo. Es también que los productores de bienes y obras de arte encuentren las posibilidades materiales, institucionales y simbólica de poder expresarse. Es, en algún punto, romper el gheto, la incomunicación y el aislamiento voluntario e involuntario que décadas de dominación colonial y neo-colonial nos han condenado. Creo que tenemos que tener como horizonte de nuestras adjetivaciones estas cuestiones. Sino, nos perdemos por ahí en las anécdotas, en el living personal, en el tocador, en el vestidor de nuestras propias creencias.
          Es saludable, en ese plano, repensar la anterior gestión de cultura. Y en ese caso, no puedo dejar de observar que debemos revisar nuestro propio criterios de éxito de una idea de cultura basada exclusivamente en eventos culturales en un contexto de políticas económicas, educativas, ambientales y sociales orientadas a asegurar un modelo de incremento y saqueo de los recursos y bienes públicos y el disciplinamiento social. Es que este debate y estas celebraciones póstumas nos invita a revisar nuestra propia idea de cultura y su conexión directa e indirecta con otras cuestiones como la pobreza y la desigualdad.
          Sobre el informe presentado, sus contenidos son y deben ser discutido. No he tenido posibilidad de conocerlo y por lo tanto no puedo decir mucho sobre él. No obstante, creo que es necesario saber si la información presentada es relevante, si podemos con ella tener una idea cabal de las acciones, de las politicas, de los recursos públicos afectado, de la concresión de objetivos planteados y en caso que no sea así, las razones. Si nos parece desdenable, en mi opinión, deberíamos decir por que. Si se aleja de nuestra idea de cultura o gestión cultural, pienso, deberíamos dar razones y explicitar nuestra porpia idea de cultura o gestión cultural. Respecto a los efectos del informe, creo que su presentación trasluce una actitud algo novedosa en nuestro tiempo, el de rendir cuentas. Al mismo tiempo, ha generado un intercambio intenso y saludable de opiniones. Veremos si hacemos algo con eso.
          Finalmente, pido discuplas por las generalizaciones y las menciones vagas pero el motivo de esta carta era opinar sobre la polémica. Sin otro particular, saludo a ustedes. Atentamente,
          P. Marcelo Ibarra
          Dni 21633443
          Ciudad de Salta

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

Necesitamos proteger la mitad del planeta

Áreas con diferentes grados de protección y en verde áreas que necesitan protegerse Un grupo de científicos están investigando...

Salta llora la muerte de un Gran Hombre: se fue Jorge Oliver

Su partida es un golpe al alma. Minutos antes de la medianoche de esta extraña primavera, se...

Docentes autoconvocados de Salta se solidarizan con los de Orán

Compañeros DocentesAcorde a los decidido en la última Asamblea de Docentes Autoconvocados del Departamento Capital, lanzamos la colecta para Constituir un Fondo...

Salta a fase 1: los exceptuados según Nación

A continuación la lista de trabajos exceptuados de cumplir el aislamiento social, preventivo y obligatorio.  1. Personal de Salud,...

Los incendiarios provocan intencionalmente los fuegos

Por: Prof. Norberto Ovando* y Gpque. Adalberto D. Álvarez** Cerca de15.000 focos, que según el Servicio Nacional de Manejo...