13 C
Salta
domingo, septiembre 20, 2020

Telefé perdió el liderazgo: entretenimientos, eventos y latas

Notas más leídas

Cataratas de denuncias al Director de los Cementerios de la Sta. Cruz y Pádua (Salta): malas formas con los vivos y con los muertos

A un hombre lo discriminó por su elección sexual: "calláte putito"- le dijo, como consta en la denuncia que adjuntamos, y...

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

La noche de los lápices, ¿41 años de un mito?

La Argentina necesita esclarecimiento, verdad, justicia, historia y memoria. Pero verdaderas. Emilce Moler, sobreviviente de "La Noche de los Lápices" fue secuestrada, torturada y liberada durante la última dictadura militar. Escribe el diario Crónica que junto a los otros jóvenes que hoy siguen desaparecidos, participó de las movilizaciones por el boleto estudiantil. "Los lápices, esta vez, escriben ¿dónde está Santiago Maldonado?", concluyó Moler. Sin embargo, ya en 2010, El Pregón se refería a "la corrupción moral que recorre la República Argentina desde que la progresía, las derechas y las instituciones esenciales del Estado se rindieron políticamente a la ofensiva mediática de una izquierda decidida a borrar de la Historia sus crímenes, se podría seleccionar, por su especial carga de cinismo y manipulación, el caso conocido como 'la noche de los lápices'.

La oligarquía “mexicana” al servicio de la élite internacional: ¿Quién quiere vender lo que resta del país?

Hemos entrado los mexicanos a una etapa en la que sólo nos restan dos opciones: 1. Permanecer y morir, o 2. Levantarse a buscar un cambio.

“El boom de la estupidez” sumó a tres programas de Gran Hermano durante el 2007 y sus subproductos. Repeticiones de series, amor a la mexicana, bombardeo de Los Simpson, películas de cine que ya se vieron entre seis y siete veces… Así le fue al Canal que quiso ser diferente a la pantalla tinellizada pero granhermanizada…

En la era de “no pensés” pero existí, aunque la gente exige entretenimientos, parece que no basta con programar y reprogramar los esquemas del “ojo espía”. También, ya se vio a Marley comer bichos para sumar audiencia y siguió haciéndolo para repetir el raiting y el circo que montó Susana Jiménez, tampoco alcanzó para agregar televidentes light.

Mario Pergolini, el que se animó a desestructurar las notas a los “políticos de turno” terminó por ceder a una notable domesticación en el que parece que, quien le arma los guiones, se plegó a la mediocridad ambiental y terminó por ser otro reiterativo, con pocas críticas o con críticas sutiles. Después de la elección argentina del representante del gen, con algunas chispas pero con celebridades masculinas, Pergolini volvió a ser parte de entretenimientos superficiales. Encontrar subproductos del éxito requiere montar una dinámica que más que diversidad ofrece homogeneidad. Rescatable “Algo habrán hecho” pero quizá poco comercial y poco conveniente. Subestimar el intelecto argentino es el gen predominante en los empresarios de la televisión.

Un conflicto que se supo disimular en medios nacionales y de los que participaron Tinelli y Suar, puso en jaque el trabajo actoral hasta el punto de suspender las tiras de ficción y de cerrarles las puertas a los actores en los canales ante sus reclamos laborales. Pese a ello, nadie vacila en entregarse al éxito barato de Patinando o bailando… Y muchas actrices y bailarinas se enganchan con las portadas de revistas y el éxito efímero que les da la participación en la berreteada.

Los anuncios del “ya viene”, “ya llega” en el horario “x” por la pantalla de Telefé y que no se respetan, porque se estrena un mes después (en el medio grandes celebraciones, cenas y festejos sin saber si el producto llegará a conformar a la tele audiencia) y aparecen 15 minutos tarde o veinte o treinta. El propio Pergolini se habrá hartado de respetar el horario de Gran Hermano y de tener que cortar su programa para que pase la estupidez que sigue.

Pero Telefé se pasó meses y meses resistiendo al mayor éxito frívolo de los argentinos: Marcelo Tinelli. Después de ver estos programas nadie tiene ganas de estudiar, pensar o leer un buen libro. Vamos a patinar, a bailar y a ponernos lolas, con cerebro te morís de hambre. No hablo de patinaje ni baile artístico, sino de la pose que luce el mejor cuerpo y la mejor composición circunstancial.

El ciclo “Televisión por la identidad”, con escasos tres programas, llegó a posesionarse en 12º lugar entre los 40 programas más vistos de la TV pero no alcanzó para superar el gran Tornado Gran Hermano que echó por tierra toda presunción de calidad. “Ver para leer” pasó a la trasnoche del domingo (leer: último orejón del tarro), y con el ciclo Telefé cortos no pudieron aportar mucho para que este canal gane a la opería argentina plasmada en la decadente “Tira del Sueño de Tinelli”.

jpg_facundo_arana.jpg
Lo que promete es “Vidas robadas”, la novela no importada del canal, con la estelar actuación de Facundo Arana y de otros actores de gran talla.

“Una de dos” se bajó con apenas 13 emisiones porque más de uno habrá pensado en una trilogía amorosa que terminó por ser una jpg_florencia_pena.jpg
sonsera para niños con moralina de por medio. Fracaso por falta de morbo y de condimentos picantes. Dos fracasos seguidos de Florencia Peña: antes “Hechizada”… Los programas que se defendieron fueron “La ley del amor”– que parecieron dos novelas cortadas y pegadas- y “Casi ángeles”.

Lo cierto es que el raiting de Telefé viene con bajas: en el 2004 fue de 22, 4 y en el 2007 fue de 17, 9.

Susana Jiménez mantuvo un alto promedio: 20, 5. Los Simpson tuvieron 391 emisiones contra 845 de Gran Hermano; de los ciclos emitidos por Telefé en el 2007, 14 fueron nuevos, 15 repetidos y 5 se levantaron. El de Su llegó a 173 emisiones. En enero de 2008, el raiting del canal se planta en 8, 8 y en febrero es de 9, 5.

Tinelli se fue hace tres años del canal y su director, Claudio Villarruel intentó demostrar que podía contra este fenómeno de masas. Al menos por eso merece mucho respeto.

No obstante, hay que tener en cuenta que antes que “Marce” se vaya de Telefé, “Son amores” le rompía el raiting con las no geniales ideas de Pol-ka pero sí con la comercialización del producto.

Lo cierto es que Telefé perdió el liderazgo nocturno con Canal 13, después de 18 años.

Más allá de esto, de la oferta comercial o no de los productos y subproductos, tenemos que pensar en la TV que sólo aporta entretenimientos y deforma.

Es el público receptor el que le otorga la gloria a los programas. De eso, hay que hablar. Insistir en una programación con fondos y contenidos es una apuesta jugada a perder dinero, pero también, pensemos, no basta con mostrar en vivo- con realitis- la estupidez.

En síntesis, la estupidez viene por otros lados. De la mano, la imagen, el fotoshop, el carilindo, la anorexia, los fashions, la moda, en fin… el vaciamiento y la falta de criterios. Para qué pensar… si está todo hecho. Por fama- ya ni por dinero- baila y patina el mono.

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

Los incendiarios provocan intencionalmente los fuegos

Por: Prof. Norberto Ovando* y Gpque. Adalberto D. Álvarez** Cerca de15.000 focos, que según el Servicio Nacional de Manejo...

“El mundo es irrisorio por donde se lo mire”

Liliana Díaz Mindurry nació el 28 de junio de 1953 en Buenos Aires, ciudad donde reside, capital de la República Argentina. Es...

Conversando con Paloma Herrera” por la plataforma de zoom

La prestigiosa bailarina Paloma Herrera brindará una charla virtual por Zoom, destinada a estudiantes avanzados de danza clásica de la provincia de Salta....

Docentes autoconvocados de Salta piden garantías del Sistema de Salud

Parte de Prensa de los Docentes Autoconvocados del Departamento Capital Los Docentes Autoconvocados del Departamento Capital, habiendo realizado asamblea...

Salta: El día que se suspendió la Procesión del Milagro

Milagreando por la Historia por Juan O.Wayar El día que no hubo Procesión del MilagroHay...