17 C
Salta
domingo, septiembre 20, 2020

Un alegre marxismo latinoamericanista

Notas más leídas

Cataratas de denuncias al Director de los Cementerios de la Sta. Cruz y Pádua (Salta): malas formas con los vivos y con los muertos

A un hombre lo discriminó por su elección sexual: "calláte putito"- le dijo, como consta en la denuncia que adjuntamos, y...

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

La noche de los lápices, ¿41 años de un mito?

La Argentina necesita esclarecimiento, verdad, justicia, historia y memoria. Pero verdaderas. Emilce Moler, sobreviviente de "La Noche de los Lápices" fue secuestrada, torturada y liberada durante la última dictadura militar. Escribe el diario Crónica que junto a los otros jóvenes que hoy siguen desaparecidos, participó de las movilizaciones por el boleto estudiantil. "Los lápices, esta vez, escriben ¿dónde está Santiago Maldonado?", concluyó Moler. Sin embargo, ya en 2010, El Pregón se refería a "la corrupción moral que recorre la República Argentina desde que la progresía, las derechas y las instituciones esenciales del Estado se rindieron políticamente a la ofensiva mediática de una izquierda decidida a borrar de la Historia sus crímenes, se podría seleccionar, por su especial carga de cinismo y manipulación, el caso conocido como 'la noche de los lápices'.

La oligarquía “mexicana” al servicio de la élite internacional: ¿Quién quiere vender lo que resta del país?

Hemos entrado los mexicanos a una etapa en la que sólo nos restan dos opciones: 1. Permanecer y morir, o 2. Levantarse a buscar un cambio.

El 29 de diciembre a las 20:10 en el Salón Walter Adet de Sarmiento y Belgrano, en un clima íntimo, se presentó una de las 14 obras digitales del Dr. Adrián López.

Entre el público, se encontraba la prestigiosa novelista y escritora, Liliana Bellone y el reconocido psicoanalista y poeta, Antonio Gutiérrez. La presentación estuvo a cargo del Sr. Carlos Balmaceda, de quien Salta 21 transcribe sus palabras.

Palabras de Balmaceda sobre el libro de López

En este nuevo libro titulado Duendes, apostillas y comentarios. Los perfiles de Marx, vol. III (ir a http://www.fisyp.org.ar/WEBFISYP/Duends.pdf), el doctor y teórico Adrián López, saca a la luz otra obra más, inspirada en su amado Marx, según sus propias declaraciones. En ese trabajo en particular, el autor subraya determinados conceptos que, a mi modo de ver, se podrían fragmentar y dividir por tres.

En la primera parte, el pensador salteño se refiere a una “línea latinoamericanista” y a un socialismo inédito, después de aludir a la traumática exposición de su Tesis Doctoral ante un Jurado inquisitorial y obtuso. Seguidamente y dentro del mismo tópico, desgrana ocho puntos que son una suerte de ítems programáticos que detentarían de nuevo:

“[…] a) un respeto por múltiples formas de organización que no sean en exclusiva, la formaPartido;

b) la desestimación del centralismo sovietista;

c) la objeción contra el Estado ‘obrero’;

d) la aceptación de las comunas auto coordinadas y en desvío epicúreo con relación a cualquier poder;

e) la bienvenida a un ideario anarquista en consonancia con los escritos del suegro de Longuet, anarquismo que obstruiría las tendencias fascistizantes al interior de las pulsiones revolucionarias estimuladas por el universoMarx;

f) un ‘pacto natural’ con la biosfera, alterno al predatorio occidental y capitalista;
g) una concepción no terrorista ni autoritaria de la revolución;

h) etc.”

De estos puntos, tomaremos a) y b) a manera de un bloque de dos cuerpos por su relación entre ambos. Aquí, el exégeta del alemán da una sana advertencia; nos plantea la alternativa de múltiples formas organizativas para un conglomerado social, tan complejo como diverso. Esas posibilidades de organización acaso podrían menguar el apoteótico espíritu partidocrático de Lenin y de los leninismos…

Ahora bien; nos impulsaremos desde tales ítems programáticos para que en una relación dialéctica “lopeciana”, si se quiere…, arribemos a ciertos “principios” manifestados por el profesor. Y aquí entramos a hacer intervenir, juntos a Epicuro y Lucrecio, una dialéctica del desvío, del clinamen que es una dialéctica más compleja, libertaria y colorida que la interpretación “oficialista” de tres momentos (tesis, antítesis y síntesis), la que es lineal, ortodoxa, perenne, todopoderosa, etc.

Su propuesta anarquista del desvío epicúreo con respecto a cualquier forma de poder, incluso con relación a la más “sagrada” de las formas de poder –el Estado–, que es un absoluto hegeliano, es una herejía, dado que el golpeado compañero procura abrazar –y habría que abrazarlo con él…– lo mejor de la tradición anarquista con el mundoMarx. Nuestro intelectual local, explicita “en el amigo de Engels” una hermosa idea revolucionaria: hay que fugar, podemos escapar de los poderes rígidos de la ciencia, de la crítica, de la “lógica” de la razón tenebrosa, etc. por medio del desvío, del clinamen; es factible huir de todos los poderes e incluso, fugar en desvío y en bella anarquía del clinamen.

La segunda parte son sus extensos y documentados comentarios en torno al pensamiento de Marx en general –les ruego consultarlos.

La tercera parte son sus apreciaciones sobre ejes “económicos”, donde establece, entre otros aspectos, que, a diferencia de lo que comúnmente se evalúa…, el concepto de “trabajo” no es nodal en el suegro de Lafargue, por cuanto sería un pensador del fin del trabajo, en tanto habría sido un poder que castigó la vida de mujeres y varones a lo largo de la Historia.

Nuestro licenciado con la más alta calificación en latín, otorgada en la Carrera de Historia de una Facultad que lo combate con odio y furia, nos deja en prosa sus más hondas apreciaciones sobre el esposo de Jenny y, para concluir la modesta reseña, nos dice en sentidas palabras, este gran poeta y escritor que sin embargo, es ridiculizado:

“Lo que venimos a tallar, se ubicaría en un intento sistemático de artefactuar un Marx, inagotables Marx, que fueran algo siempre distinto de lo que hicieron de él y contra él, Lenin, el leninismo, los innumerables marxismos, los no marxistas, los anti marxistas, los posmodernos, los postestructuralistas, Freud, Lacan, el ‘marxismo’/leninismo, entre otras tendencias. Y al cabo, pero en deriva continua, toparnos con un ‘Carlitos’ que pudiera ser insurgente, rebelde, anti burgués, pro socialista, a favor de las disímiles ‘minorías’, por la hospitalidad de las diferencias, por una ratio y una racionalidad que no acaben en pesadilla, por un derecho a la existencia que no termine en Muerte, por un festejo de la vida que no sea un odio a lo distinto, por una Historia que no siga siendo la interminable cadena de espantos que fue hasta hoy, en que ruego por una época sin sangre, ni intolerancia, ni angustia, ni mutilaciones […]”

Invito a Uds. a leer entonces, la prolífica obra de nuestro autor salteño.

– Carlos Balmaceda

3 COMENTARIOS

  1. Un alegre marxismo latinoamericanista
    Quizas haya en el sr. lopez un utopico, pero veo en ud. sr. sindico una persona que claudico.
    Si nos remontamos a los saberes cristianos, veremos que incluso la misma biblia nos habla de utopia cuando hace referencia a la perfeccion del hombre, pero en ningun momento nos pide resignacion, siempre pide seguirlo intentando.
    Prefiero seguir en la utopia, porque el dia que claudicamos dejamos de evolucionar como seres humanos.
    Es mas creo que la humanidad esta claudicando en la busqueda de un sistema que nos contenga a todos, por eso los estragos del capitalismo.
    Saludos.

  2. Agradecimiento
    Luego de reponerme del ajetreo de la despedida del Año Viejo, ingresé a Salta 21 y leí el comentario de “Síndico”, a quien le agradezco sus elogios -me resultan pasibles de ser agradecidos, porque en muchos ambientes, incluida la Facultad en la que trabajo, me consideran un tonto, un mediocre, un loco de atar y una mala persona, siendo blanco de un verdadero ejercicio del desprecio, inclusive, efectuado por ciertas feministas y por mujeres no feministas (es que existe una violencia de género que consiste en una agresión de mujeres hacia determinados varones que ocupan posiciones marginales…).

    En cuanto a que Marx no previó el cambio global, puedo decir que no pudo anticipar un montón de cosas puesto que era un espíritu formidable, pero de su época. El tema no es hacer de Marx o de cualquier otro alguien o algo infalible; el Psicoanálisis lacaniano nos enseña que no es lo mejor pretender dar respuestas a todo y buscar el Todo, lo que es una aspiración totalitaria, autoritaria.

    Respecto a que en la Historia pulsa inexorablemente, una termodinámica del espanto para cualquier forma de economía y sociedad, me permito amablemente, disentir. La termodinámica del horror fue la lógica de las sociedades que existieron hasta el presente, mas, si aconteciera una revolución que fuera consecuentemente socialista y no el desastre que representó en el siglo XX…, es factible aguardar que esa termodinámica del Infierno no rija. Lo que no quiere decir que la Historia se termine; continuará su curso…

    De todas maneras, gracias por tus intervenciones, “Síndico”.

  3. Un alegre marxismo latinoamericanista
    Las aspiraciones de Adrìan, a quièn admiro por su gran inteligencia, valentìa y perseverancia, me recuerdan a un cuento breve del escritor de ciencia ficciòn Ray Bradbury (si mal no recuerdo). Resulta que, en el siglo XXIII, las computadoras alcanzaròn tal capacidad de càlculo y tal capacidad de raciocinio que a algunos cientìficos y filòsofos se les ocurriò que podìan usarse para resolver el problema ùltimo y màs importante de la ciencia y la filosofìa: el de la existencia, o inexistencia, de Dios. La idea era acoplar todas las supercomputadoras del mundo y hacerles a ellas la pregunta. Dicho y hecho. Se las acoplò, se hicieròn los arreglos y se nombrò a un hombre sabio de la ONU para que haga la pregunta y apriete el botòn que pondrìa en funcionamiento al sistema. El hombre aprieta el botòn, se prenden las luces, el sistema empieza a funcionar y al cabo de unos pocos minutos se escucha una vos profunda que dice: ” Desde ahora existe Dios”. Una de las pocas cosas buenas, aunque a un costo sideral, por supuesto, que hizo Romero, es el Aeropuerto del Aybal, hay que aterrizar en èl de rato en rato amigos. No hay nada que el Hombre no pueda hacer con el papel, no hay nada que el Hombre no pueda deshacer con los pies y las manos. Una de las razones por las cuales los ideàrios como el de Lopez son imposibles de cumplir, es que el Cambio Global (con el cuàl Marx no contaba) està tan avanzado que “El Pacto No Predatorio con la Biosfera” resulta ya imposible. La Biòsfera sobrevivirà y las bacterìas seguro, pero los humanoides que quedaràn estaràn tan ocupados en cuidarse de no ser comidos por los otros humanoides, que difìcilmente tendràn tiempo de pensar en “Comunas Autocoordinadas” o “No centralizaciòn” . Que bueno serìa que los filòsofos estudiaran algo de fìsica. No mucho, con entender las Tres Leyes de la Termodinàmica, en especial la Segunda, bastarìa. Malas noticias para fìn de año. Pero, es lo que hay.

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

Los incendiarios provocan intencionalmente los fuegos

Por: Prof. Norberto Ovando* y Gpque. Adalberto D. Álvarez** Cerca de15.000 focos, que según el Servicio Nacional de Manejo...

“El mundo es irrisorio por donde se lo mire”

Liliana Díaz Mindurry nació el 28 de junio de 1953 en Buenos Aires, ciudad donde reside, capital de la República Argentina. Es...

Conversando con Paloma Herrera” por la plataforma de zoom

La prestigiosa bailarina Paloma Herrera brindará una charla virtual por Zoom, destinada a estudiantes avanzados de danza clásica de la provincia de Salta....

Docentes autoconvocados de Salta piden garantías del Sistema de Salud

Parte de Prensa de los Docentes Autoconvocados del Departamento Capital Los Docentes Autoconvocados del Departamento Capital, habiendo realizado asamblea...

Salta: El día que se suspendió la Procesión del Milagro

Milagreando por la Historia por Juan O.Wayar El día que no hubo Procesión del MilagroHay...