17 C
Salta
domingo, septiembre 27, 2020

Y usted… ¿a qué vino? La nueva comedia de Omar Pizzorno

Notas más leídas

Salta llora la muerte de un Gran Hombre: se fue Jorge Oliver

Su partida es un golpe al alma. Minutos antes de la medianoche de esta extraña primavera, se...

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

“El mundo es irrisorio por donde se lo mire”

Liliana Díaz Mindurry nació el 28 de junio de 1953 en Buenos Aires, ciudad donde reside, capital de la República Argentina. Es...

Teatro del desencanto en dos obras salteñas

Ninfa, de corte experimental, estrenada el 3 de marzo por el grupo Kurlis Garlan recuerda a esa suerte de nihilismo en la que el hombre es un puente, la producción de un movimiento circular que no conduce a ninguna meta más que a la superación por la superación misma. Globo, estrenada en la misma sala el 4 por el Grupo Santa Rita de Rosario de Lerma, produce ese aire de frivolidad ante la muerte pero deja una luz de esperanza hacia el sentimiento del amor. Aquí, un breve comentario crítico y reflexivo del teatro que se ve en Salta apenas inicia el año, una manera de pintar la humanidad presa de falta de valores. El próximo fin de semana, los salteños podrán asistir a ambas obras en la Sala Mecano de Casa de la Cultura y sacar sus propias conclusiones

ARPI, grupo que en el 2011 cumplirá 10 años en escena, estrenó la comedia el 14 de octubre en el Salón Auditórium con un elenco integrado por tres actores. Pizzorno tiene como dos facetas en el teatro: escribir humor y dirigir dramas. Como dijo Armatta a Salta 21: “me gusta Omar porque no se frena en nada”.

En primer lugar, podría discutir la clasificación de comedia de enredos que es la que dio el autor y director a la obra para referirme a “Y usted… ¿a qué vino?” Algunos me dirán que es irrelevante. Yo creo exactamente lo contrario, puesto que si la analizo como comedia de enredos puedo afirmar que hay elementos incompletos para ser tal. En cambio, una comedia de situación, encaja perfecto para el abordaje de una obra que se deshace en sencillez, que posee los elementos de tal género y que nos da lo que fuimos a buscar, en esa doble pregunta que realiza por un lado al espectador y por el otro, a uno de los personajes del embrollo: a qué vino… usted…

La comedia de Pizzorno interpretada por María Laura Malap (Gloria), Guillermo Gerchinhoren (Hugo) y Milena Bilén (Yanett) posee tres elementos fundamentales: la sorpresa, el quid pro quo y el golpe de efecto. Estos tres elementos le bastan para ser una buena obra en su género y para lograr el objetivo del entretenimiento a través del humor. Y esta es la faceta encantadora de Omar al malap_1.jpgjugarse con este texto, escrito hace dos años con motivo de un concurso de humor. Mientras uno se divierte y espera, largo rato, un golpe de efecto, llega la sorpresa que cierra con una explosión de carcajadas por la absurdidad de una situación que maneja Gloria desde el comienzo. Malap, que domina la escena y su personaje, lookeda con pelo negro, tan buena intérprete y con un sex-appeal desbordante, es la perfecta instigadora y la tejedora de la intriga. Por ella y a través suyo, se da el quid pro quo que no se trata de un equívoco en el lenguaje ni de un intercambio de algo por algo (aunque en el espacio de lo no dicho se podría hallar una interpretación) sino que se convierte en esa especie de “moralista”, alguien que pretende dar su merecido a Hugo, por un “supuesto” delito, crimen o cosa fuera de lugar, desde el punto de vista de Gloria. María Laura Malap como Gloria convence a su amiga Yanet “te” de lo malo que es Hugo y fantasea una situación a lo Crónica TV, que no deja de ser tan actual como compulsiva. Y por supuesto, hiper irrisoria.

La falta de un mundo interesante en las amigas, Gloria una secretaria de consultorio y Yanett una vendedora de Avon, hace que las muchachas se “prendan” en algo más divertido que lo monótono y qué mejor que la falsa apariencia de Hugo, que parece un narco o unhi_6-130.jpg traficante de armas, un sexópata encubierto o un empresario de servicios de entierros. Qué mejor que la sospecha que cubre a este hombre de negro que viene a vender “algo”, para jugar con todo tipo de fantasías sexuales en las protagonistas a través de una suerte de descripción de los objetos.

Si bien uno se pregunta por qué a Guillermo Gerchinhoren (Hugo) lo hacen hablar así, en exceso pausado, algo que provoca extrañeza, y a Milena Bilén (Yanett) no se la ve tan espléndida, encajan en un engranaje que Malap aceita para llegar a feliz término. Golpe de efecto logrado con buena resolución.

Si usted tiene ganas de pasar un rato agradable, vaya. ARPI se lo propone y lo logra.

– Fotos tomadas en la 3ª función, temporada 2010.

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

Necesitamos proteger la mitad del planeta

Áreas con diferentes grados de protección y en verde áreas que necesitan protegerse Un grupo de científicos están investigando...

Salta llora la muerte de un Gran Hombre: se fue Jorge Oliver

Su partida es un golpe al alma. Minutos antes de la medianoche de esta extraña primavera, se...

Docentes autoconvocados de Salta se solidarizan con los de Orán

Compañeros DocentesAcorde a los decidido en la última Asamblea de Docentes Autoconvocados del Departamento Capital, lanzamos la colecta para Constituir un Fondo...

Salta a fase 1: los exceptuados según Nación

A continuación la lista de trabajos exceptuados de cumplir el aislamiento social, preventivo y obligatorio.  1. Personal de Salud,...

Los incendiarios provocan intencionalmente los fuegos

Por: Prof. Norberto Ovando* y Gpque. Adalberto D. Álvarez** Cerca de15.000 focos, que según el Servicio Nacional de Manejo...