20 C
Salta
lunes, septiembre 28, 2020

40 años de la caída en combate de Ernesto Guevara, el Che

Notas más leídas

Salta llora la muerte de un Gran Hombre: se fue Jorge Oliver

Su partida es un golpe al alma. Minutos antes de la medianoche de esta extraña primavera, se...

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

Teatro del desencanto en dos obras salteñas

Ninfa, de corte experimental, estrenada el 3 de marzo por el grupo Kurlis Garlan recuerda a esa suerte de nihilismo en la que el hombre es un puente, la producción de un movimiento circular que no conduce a ninguna meta más que a la superación por la superación misma. Globo, estrenada en la misma sala el 4 por el Grupo Santa Rita de Rosario de Lerma, produce ese aire de frivolidad ante la muerte pero deja una luz de esperanza hacia el sentimiento del amor. Aquí, un breve comentario crítico y reflexivo del teatro que se ve en Salta apenas inicia el año, una manera de pintar la humanidad presa de falta de valores. El próximo fin de semana, los salteños podrán asistir a ambas obras en la Sala Mecano de Casa de la Cultura y sacar sus propias conclusiones

“El mundo es irrisorio por donde se lo mire”

Liliana Díaz Mindurry nació el 28 de junio de 1953 en Buenos Aires, ciudad donde reside, capital de la República Argentina. Es...

El 8 de octubre de 1967 el Che fue herido y capturado en Bolivia. Al siguiente día fue ejecutado. Para muchos es un héroe que representa a los que luchan por la justicia social en Latinoamérica. El 9 de octubre de 1967, el guerrillero argentino-cubano Ernesto Che Guevara fue asesinado por un soldado del ejército boliviano que, para probar su muerte, mostró el cuerpo a la prensa internacional.

Sergio Ustarez, dijo para Bolivia hoy el 9/10/02 : “Aunque reconocemos que hay una comercialización de su figura, por encima de su pensamiento, hay gente que aún cree en él porque dirigió sus ideas a los problemas de América Latina y a combatir el imperialismo que pretende dominar la región y el mundo.”

Desde su muerte, el 8 de octubre se ha convertido en el día de la conmemoración y tributo para todos los revolucionarios combatientes en América latina quienes estuvieron en la misma lucha: por justicia social y una vida digna para los pueblos.

Para tantos otros, es un asesino que condujo a los cubanos a la pérdida de su libertad. La figura del Che genera grandes pasiones y grandes odios.

Su vida

Ernesto Guevara de la Serna nace el 14 de junio de 1928 en Rosario, Argentina. A los dos años de edad sufre su primer ataque de asma. La familia se muda en 1932 a la ciudad de Altagracia por recomendación médica.

En diciembre de 1947 ingresa a la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires. Durante 1952 viaja por Argentina, Chile, Perú, Colombia y Venezuela en compañía de Alberto Granados. El 12 de junio de 1953 recibe el título de médico. El 6 de julio parte rumbo a Venezuela, pero la situación que encuentra en Bolivia y su posterior contacto con exiliados latinoamericanos en Perú le hace cambiar de idea.

En diciembre de 1953 llega a Guatemala. En enero de 1954 conoce a Antonio Ñico López, participante del asalto al Cuartel Moncada, con el que entabla amistad. Después del golpe de Estado que culmina con el derrocamiento del gobierno democrático de Jacobo Arbenz, el Che parte rumbo a México.

En julio de 1955 conoce a Fidel Castro y se enlista como médico de la futura expedición del Granma. El 25 de noviembre de 1956 los combatientes revolucionarios parten del puerto de Tuxpan con rumbo a Cuba. El desembarco se produce el 2 de diciembre y los rebeldes son sorprendidos pocos días después en Alegría de Pío por el ejército de Batista.

jpg_che.jpg
El 17 de enero de 1957 participa en el primer combate victorioso de los rebeldes en La Plata. El 28 de mayo se obtiene una importante victoria en el ataque al cuartel del Uvero. Según el Che, este combate marca la mayoría de edad del Ejército Rebelde.

El 5 de junio, es nombrado jefe de la cuarta columna rebelde (en realidad, la segunda). Entre julio y diciembre fija su campamento en la zona de El Hombrito. Ahí instala una escuela, una fábrica de zapatos, una talabartería, una armería, una hojalatería, una herrería y un horno para hacer pan.

El 21 de agosto de 1958, el Che recibe la orden de marchar con destino a la provincia de Las Villas para ponerse al frente de las unidades del Movimiento 26 de julio que operaban en esa zona. La columna invasora 8 “Ciro Redondo” parte el 31 de agosto desde El Jíbaro. El 8 de septiembre llega a Camagüey. El 15 de octubre, después de recorrer más de 500 Km, llega a la sierra de El Escambray. El Che instala su comandancia en Caballete de Casa.

El 28 de diciembre, como parte de la ofensiva final del Ejército Rebelde, inicia el ataque a la ciudad de Santa Clara. El 31 de diciembre se consuma la toma de la ciudad y el triunfo de la Revolución. El 2 de enero de 1959 se traslada a La Habana. El 7 de febrero es declarado ciudadano cubano por nacimiento.

El 26 de noviembre de 1959 es nombrado presidente del Banco Nacional de Cuba.

El 4 de marzo de 1960 acude al lugar dónde estalló el barco francés La Coubre. Al día siguiente, durante la despedida de duelo de las víctimas del sabotaje, su imagen queda plasmada en una memorable fotografía.

El 21 de octubre parte en un viaje hacia los países de la comunidad socialista. Visita Checoslovaquia, la Unión Soviética, Alemania Oriental, Hungría, China y Corea del Norte. El 6 de enero de 1961 informa en televisión los resultados de su viaje.

El 23 de febrero es nombrado Ministro de Industrias.

El 9 de abril publica en la revista Verde Olivo un artículo titulado “Cuba, ¿excepción histórica o vanguardia en la lucha contra el colonialismo?”.

El 16 de abril se translada a la comandancia de occidente en Consolación del Sur, Pinar del Río, pues la inteligencia cubana piensa que habrá una invasión por esa zona, la más cercana al continente. El Che sufre un accidente con su pistola. El desembarco mercenario finalmente se produce en Playa Girón y es derrotado en tan solo 72 horas.

El 2 de agosto viaja al frente de la delegación cubana rumbo a Punta del Este, Uruguay, para participar en la Conferencia del Consejo Interamericano Económico Social. El día 8 interviene en la quinta sesión plenaria y fustiga la denominada Alianza para el Progreso. El 17 pronuncia un discurso en la Universidad Nacional de Montevideo. El 19, tras concluir su visita a Uruguay, viaja a Argentina y Brasil. El 23 informa en televisión al pueblo de Cuba los resultados de la Conferencia de Punta del Este.

El 22 de octubre de 1962, al desencadenarse la Crisis de Octubre, se le asigna la defensa de la parte occidental del territorio cubano. El Che instala su comandancia en la cordillera de los Organos, Pinar del Río.

El 30 de junio de 1963 viaja a Argelia para participar en las actividades por el aniversario de la independencia.

El 17 de marzo de 1964 parte con rumbo a Ginebra para participar en la Conferencia Mundial de Comercio y Desarrollo.

El 12 de marzo de 1965 el semanario uruguayo Marcha publica el artículo del Che titulado “El socialismo y el hombre en Cuba”.

El 3 de octubre, en el acto de constitución del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, Fidel lee la carta de despedida del Che.

El 3 de noviembre de 1966 llega a La Paz, Bolivia, con el nombre de Adolfo Mena González y pasaporte uruguayo. El 7 de noviembre se incorpora a la guerrilla.

El 18 de abril de 1967 se publica en Cuba su “Mensaje a los pueblos del mundo a través de la Tricontinental”.

El 8 de octubre es herido en combate en la Quebrada del Yuro. El 9 de octubre es asesinado en el pueblo de Higuera.

El 28 de junio de 1997 un grupo de expertos cubanos y argentinos descubre una fosa común en Vallegrande con los restos del Che y de otros 6 guerrilleros.

El 12 de julio es recibido en el aeropuerto de San Antonio de los Baños por su familia y compañeros. Los restos del Che descansan en el mausoleo de la Plaza Ernesto Che Guevara en Santa Clara. Bibliografía: Víctor Pérez-Galdós, Un hombre que actúa como piensa, Editora Política, La Habana, 1988. Paco Ignacio Taibo II, Ernesto Guevara, también conocido como el Che, Editorial Joaquín Mortiz, México, 1996.

Un fragmento de su derrota

jpg_che_1.jpg
A Ernesto Guevara de la Serna querían eliminarlo las dos superpotencias de su época: la Unión Soviética y Estados Unidos.

Algunos historiadores exculpan al líder cubano, Fidel Castro, de haberlo abandonado en Bolivia, incluso de mandarlo a sabiendas de que repetiría el fracaso del Congo, con el argumento de que fue obligado por sus padrinos soviéticos, a quienes no convenía la nueva aventura del “Che”.

El argentino Pacho O”Donnell, en su biografía de Guevara, lo resume: “Como descargo para Fidel, señalemos que la presión política de los soviéticos, de quienes dependía la subsistencia de su Gobierno, era muy grande”.

Los partidos pro-soviéticos de Latinoamérica, empezando por el boliviano, criticaron y sabotearon el proyecto del “Che”.

Terminó incomunicado con La Paz y La Habana, perdido en una zona donde los escasos lugareños eran propietarios de pequeñas parcelas y nada susceptibles a su prédica.

Nueve días antes de morir escribió: “La tarea más importante es zafar y buscar zonas más propicias”.

Su guerrilla de 23 bolivianos, 16 cubanos, 3 peruanos y un argentino (él) estaba reducida para entonces a un tercio por muertes en combate, capturas y deserciones, relata el historiador boliviano Roberto Querejazu.

Los historiadores anotan que antes de rendirse ya estaba vencido por sus propios errores, las traiciones de supuestos amigos y la manigua infestada de insectos.

Sufría un asma agravada por las marchas por riscos y quebradas, especialmente cuando el ejército retiró los medicamentos para ese mal de los hospitales y farmacias del área de operaciones.

Escribió en su diario: “Falta total de contacto con Manila (Cuba, en clave)… Falta completa de incorporación campesina”, escribió en mayo.

En una carta que envió a Castro en 1965, cuando fracasó su odisea africana de siete meses, Guevara decía: “No podemos liberar solos un país que no quiere luchar”.

Quizá olvidó aquella lección al emprender su peripecia boliviana.

(Fuente: últimas noticias.com)

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

El Ministro Esteban pidió a De la Arena, gerente de Hemosalta, que se rectifique por cobrar plasma

Pedir que rectifique el cobro del plasma es insuficiente. Es una acción muy liviana. El Dr Esteban debe solicitar acciones legales contra...

Necesitamos proteger la mitad del planeta

Áreas con diferentes grados de protección y en verde áreas que necesitan protegerse Un grupo de científicos están investigando...

Salta llora la muerte de un Gran Hombre: se fue Jorge Oliver

Su partida es un golpe al alma. Minutos antes de la medianoche de esta extraña primavera, se...

Docentes autoconvocados de Salta se solidarizan con los de Orán

Compañeros DocentesAcorde a los decidido en la última Asamblea de Docentes Autoconvocados del Departamento Capital, lanzamos la colecta para Constituir un Fondo...

Salta a fase 1: los exceptuados según Nación

A continuación la lista de trabajos exceptuados de cumplir el aislamiento social, preventivo y obligatorio.  1. Personal de Salud,...