26 C
Salta
domingo, octubre 25, 2020

Al gendarme salteño lo asesinaron “por diversión”

Notas más leídas

Teatro del desencanto en dos obras salteñas

Ninfa, de corte experimental, estrenada el 3 de marzo por el grupo Kurlis Garlan recuerda a esa suerte de nihilismo en la que el hombre es un puente, la producción de un movimiento circular que no conduce a ninguna meta más que a la superación por la superación misma. Globo, estrenada en la misma sala el 4 por el Grupo Santa Rita de Rosario de Lerma, produce ese aire de frivolidad ante la muerte pero deja una luz de esperanza hacia el sentimiento del amor. Aquí, un breve comentario crítico y reflexivo del teatro que se ve en Salta apenas inicia el año, una manera de pintar la humanidad presa de falta de valores. El próximo fin de semana, los salteños podrán asistir a ambas obras en la Sala Mecano de Casa de la Cultura y sacar sus propias conclusiones

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

Las principales leyes laborales no son peronistas

Descanso dominical, jornada de 8 horas, accidentes de trabajo, jubilaciones y protección del trabajo femenino e infantil fueron promulgadas con anterioridad, varias de ellas en base a proyectos del socialismo.

En busca de una Escuela inteligente

“Nunca viene mal argumentar por qué son tan importantes para el ser humano, lo que no quiere decir que todas sean maravillosas,...

Un vecino de Fuerte Apache explicó que al gendarme salteño Omar Centeno lo asesinaron “por diversión”, y que la identidad del asesino nunca se sabrá por una “ley del barrio”. “Esto fue una agresión artera y salvaje” dijo el comandante Jorge Nieto.

El suboficial de Gendarmería Nacional Omar Roberto Centeno, salteño, de 28 años, fue asesinado a balazos en la madrugada de ayer mientras realizaba la guardia en uno de los ingresos al barrio Ejército de los Andes de la Capital Federal, conocido como Fuerte Apache.

El hecho ocurrió poco después de la medianoche en el puesto de vigilancia 15 de Gendarmería, ubicado en la intersección de las calles Riccheri y San Ignacio, cuando un grupo de desconocidos disparó contra la garita.

El comandante Jorge Nieto, Jefe de la región I de la que depende la fuerza que custodia el barrio, informó a la prensa que los disparos se habrían efectuado desde una distancia de 40 o 50 metros y relativizó la versión de que los atacantes se desplazaban en un auto.

“No es la primera vez que un efectivo resulta herido por disparos desde el complejo habitacional. Esto fue una agresión artera y salvaje”, sostuvo y agregó que efectivos que prestaban servicio en el lugar al momento del hecho realizan allanamientos para dar con los agresores.

En este contexto, un vecino que dijo tener información sobre el asesinato fue demorado y trasladado a la comisaría de la zona para declarar como testigo.

El hombre había dicho que el ataque fue “por diversión”. “Vino un pibito de laburar, que capaz que se habrá ido a las 6 o 7 de la mañana a meterse a una casa. Vio a los gendarmes que estaban ´pestañando´ y le tiró un tiro”, relató.

El joven también aseguró que “nunca” se va a dar a conocer quién fue el asesino porque se trata de “una ley del barrio”.

En tanto, el teniente Jamil Mamud de la seccional 6ta. de Tres de Febrero coincidió en señalar que este no es el primer hecho de estas características que sucede en la zona. “En un año este es el segundo hecho similar que ocurre, sólo que en el anterior el efectivo de Gendarmería resulto herido en una pierna”, expresó el efectivo.

“La vida acá no vale nada, hace 19 años que soy policía, con ese tiempo no le tengo miedo a nada, pero tengo una familia”, enfatizó Mamud.

jpg_cabo.jpgLa víctima fue identificada como Omar Roberto Centeno, oriundo de Salta. Tenía 28 años, estaba casado y tenía dos hijos de corta edad, confirmaron fuentes de la dependencia de seguridad en la que el joven se desempeñaba desde hace seis años.

Fuentes de Gendarmería informaron que sus restos serán trasladados para ser velados a Jesús María, Córdoba, donde el joven realizó el curso de aspirante a gendarme en la Escuela de Suboficiales Cabo Raúl R. Cuello. Hacia esa ciudad partieron, desde Salta, su esposa y su suegra. Mientras tanto, se le realizaba la rendición de honores en la sede central de Gendarmería, ubicada en Retiro.

Fuente: Agencia DDN

Foto: diario Clarín

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

SARSCoV2 y VIH : Una analogía

Creo que la crisis COVID19 ha superado el guión de la mejor de las películas de terror. Una población...

Fortalecer los sistemas de áreas protegidas ante la crisis ambiental

Recordemos que representantes gubernamentales, expertos, comunidades,  pueblos indígenas, Guardaparques y ONGs ambientalistas de los 33 países de América Latina y el Caribe acordaron...

En busca de una Escuela inteligente

“Nunca viene mal argumentar por qué son tan importantes para el ser humano, lo que no quiere decir que todas sean maravillosas,...

El pequeño de Martín

No me extraña que Martín Grande quiera ver sangre docente, cadáveres de educadores para que, en las líneas de su pobre manifiesto,...

Poemas en cuarentena, de Mercedes Risso

Estrenando versos... Este es el 3er libro de la autora. BATALLA VITALDespierto tranquila,con conciencia apenas.Pero enaltecidaen mis esperanzas.Deshojo...