18.7 C
Salta
martes, noviembre 29, 2022

Asumió Urtubey y la plaza fue una fiesta

Notas más leídas

Ayer asumió como gobernador de Salta Juan Manuel Urtubey, en una ceremonia realizada en la Legislatura, en la que pronunció un discurso con críticas al gobierno saliente y trazó las líneas básicas de su gestión. Fiesta de la democracia en la plaza…

En el recinto legislativo se dieron cita por la mañana autoridades comunales, legislativas, del Poder Judicial, y líderes religiosos. Había una amplia cobertura de medios. La ceremonia fue transmitida por televisión y a través de varias emisoras radiales. Afuera, frente a la Legislatura, se congregaron unas 1.500 personas.

Cuando Juan Manuel Urtubey ingresó al recinto lo recibió con un efusivo abrazo y dos besos el candidato perdedor y vicegobernador saliente, Walter Wayar. Se pudo ver también cómo el vicegobernador electo se inclinó hacia Wayar y le hizo un comentario,
que fue respondido por éste con una actitud pensativa. El gobernador saliente Juan Carlos Romero, ingresó al recinto y con gesto protoclar, le entregó el cetro y la banda. Luego se retiró (Urtubey lo acompañó hasta la puerta lateral del recinto).

El vicegobernador electo, Andrés Zottos, invitó a Urtubey a dirigir unas palabras y al vicegobernador Wayar a permanecer en el recinto para escucharlas. Fue entonces que el flamante gobernador denunció que la provincia -a diferencia de lo informado por Romero que señaló que dejaba un superávit de 350 millones- se encuentra en una situación de déficit luego de que se condonaron deudas a los municipios y se destinaron fondos a distintas operaciones de último momento.

jpg_J3.jpgTambién trazó las líneas fundamentales que orientarán su gestión: ayuda a los que menos tienen, respeto a la diversidad, búsqueda de la equidad, restauración de la justicia. Reiteró que va a respetar sus propuestas de campaña y en general su discurso tuvo un aire kirchnerista en cuanto a la voluntad de respetar derechos humanos, luchar por la promoción social de los más desfavorecidos y reconstruir el sentido y la función de las instituciones gubernamentales.

“El de Juan Manuel Urtubey fue un discurso progresista, te diría que excelente, si le sacamos la invocación inicial a Dios y al Señor y a la Virgen del Milagro”, se entusiasmó la periodista Marta César.

Fiesta en la Plaza

jpg_J2.jpgEsa misma línea oratoria, con mayor énfasis, populismo y emotividad, tiñó las palabras del joven gobernador en la plaza 9 de Julio, frente a una multitud que acudió a celebrar un verdadera fiesta de la democracia.

En principio se dijo que Urtubey iría caminando de la Legislatura hasta la plaza, pero se trasladó en una camioneta 4×4 negra descapotable con su mujer, acompañado por Andrés Zottos y su esposa-, luego de que un verdadero tumulto le impidiera desplazarse a pie a la salida del edificio legislativo, ya que todo el mundo quería estar a su lado.

Tras el discurso del flamante gobernador en el Cabildo Histórico, ya cerca del mediodía la fiesta trasladó su epicentro al extremo opuesto de la Plaza 9 de Julio. En un gran escenario armado en la intersección de Zuviría y España se sucedieron números musicales apreciados por una multitud en la que primaban jóvenes, adolescentes, mujeres y niños, a los que se sumaron transeúntes, curiosos y turistas.

jpg_J5.jpgLa fiesta “preparada para el pueblo” comenzó con Los Tekis que tocaron música andina (toda una declaración ideológica-artística en oposición al pseudo-romanticismo comercial de Los Nocheros, máximas estrellas musicales del romerismo). Los jujeños cantaron -entre otros temas- “llorar, llorar, llorar…., sólo me queda llorar” que pareció una burla a los que están abandonando el poder, en algunos casos en caótica huída y en otros intentando permanecer mimentándose con los ganadores.

Después vendrían Los Huayras -una especie de remake en clave urtubeysiana de Los Nocheros-, el ballet de Rosario de la Frontera y el plato mayor: Memphis la Blusera que tocó una hora desde las 15 hasta las 16 bajo un sol impiadoso (ellos tenían el gran alero del escenario para protegerse, la gente buscaba la sombra de los árboles).

El público se prendió en la fiesta, cantó, bailó y permaneció hasta el cierre con la batucada del animador Carlitos Melián con sus percusionistas disfrazados.

Los festejos llegan a su final y comienza el tiempo de trabajo para el nuevo gobierno. Entre el entusiasmo, el escepticismo y la esperanza, los salteños viven el tiempo de transición en un momento en que la realidad no cesa: a metros de la fiesta, en la plaza, indígenas wichis, tobas y guaraníes realizaban una protesta y se disponían a pedir audiencia con el nuevo gobernador.

El tiempo de los discursos se acaba. Los problemas de una realidad compleja y difícil -agravados en algunos casos por una gestión que más que enfrentarlos los ocultaba- ya están tocando a la puerta del nuevo gobierno.


Comentarios

Demagógico

La asunción de Juan Manuel Urtubey fue la muestra clara del periodo demagógico que se avecina en la ciudad de salta. La recomposición de la burguesía después de la crisis del 2001 todavía no puede encontrar estabilidad. Urtubey intenta recomponer la hegemonía perdida. Actos demagógicos como el de ayer serán la cara de estos personajes “nacionales y populares”. Salta 21, que mantuvo una linea coherente de opinión, no debe creerse el verso kirchnerista.

Mariano Arancibia

Salta, capital

La noche antes

En el programa eop (en otras palabras), que conduce Néstor Sánchez, estuvo el Doctor Urtubey.

Parecía más un programa de campaña política que un programa crítico en el que se discuten temas de fondo puesto que Urtubey reiteró todo lo que ya se sabía que está dispuesto a garantizar. Y a falta de preguntas que lo saquen del casette, el conductor le dice si cuando asuma “lo va a saludar” y habla sobre la “remera” cara que tiene puesta, de las que él no tiene ni puede comprar. La sonrisa de Urtubey parecía programada y era hasta perfecta. El conductor se olvidó de la diferencia de edades y de la posición social del entrevistado.

¿Es importante si el gobernador te saluda “después de” -el famoso amiguismo-o se pone una remera de marca?

O tal vez sería interesante preguntarle a los que se “fueron” cuánto gastaron ellos en sus trajes, que aunque caros -y mucho- no lograron ponerlos en ningún sitio trascendente.

El conductor le desea éxito en su gestión y para el resto de su vida, resalta que si a él le va bien, nos irá bien a todos. Cosa inexacta: a Romero le fue re bien, más que bien pero al pueblo no. El sector social menos favorecido y la clase media baja lo puede decir. Los docentes lo pueden decir, los artistas lo pueden decir, etc.etc.

Peor la conclusión sobre Ferraris. Parecía proteger al entrevistado frente a una pregunta de un televidente. “Ya habló en el primer bloque”.

¿Y las designaciones truchas? ¿Y los nombramientos de última hora? ¿Y la noche de las tizas? ¿Y el voto de la convergencia? ¿Hubo o no traición a Wayar? ¿Y el déficit fiscal? ¿Y el tema del aborto? ¿Y el proyecto Al Gore? ¿Evo Morales? ¿Y el narcopoder? ¿Y la soja? ¿Y los juicios a los represores? ¿Y las escuelas rancho? ¿Y la crisis habitacional? ¿Y la crisis de la escuela pública? ¿Y el dinero para las pautas? ¿Y le gusta Salta saliendo de la plaza 9? ¿Y las tierras de los originarios? Siguen los “y”.

El día después

¿Cuánto costaron Los Tekis? ¿Y Memphis la Blusera?

Romina Chávez Díaz

1 COMENTARIO

  1. Asumió Urtubey y la plaza fue una fiesta
    La asuncion de Juan Manuel Urtubey fue la muestra clara del periodo demagogico que se avecina en la ciudad de salta. La recomposicion de la burguesia despues de la crisis del 2001 todavia no puede encontrar estabilidad .Urtubey intenta recomponer la hegemonia perdida ,actos demagogicos como el de ayer ,seran la cara de estos personajes “nacionales y populares”.
    Salta 21 que mantuvo una linea coherente de opinion,no debe creerse el verso kirchnerista.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Últimos Artículos