15 C
Salta
miércoles, enero 27, 2021

Críticas sobre “El gran simulador”

Notas más leídas

Arte en cerámica en Salta a un nivel sublime

Gozo, emoción, vuelo, raíz, quietud, tersura. Erotismo terroso y materia diáfana. Inmutable conexión con lo profundo y lo leve, con nuestros ancestros y nuestro tiempo. La muestra Arte Artesano Cerámica, una notable experiencia vital y estética.

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

Han fallecido personas mayores de 60 años con patologías previas Noruega ha recibido y administrado más de 20.000 vacunas Pfizer ha anunciado su...

La genialidad de los chicos de la mano de Silvia Katz

El “Libro de preguntas posibles e imposibles” del Taller Azul de Silvia Katz, pintora y docente infantil, vuelve a dejarnos perplejos e inundados de una sensación de riqueza interior. Pero además, de inteligencia emocional.

Estreno Nacional en Salta

EL GRAN SIMULADOR, el polémico documental de Eduardo Montes Bradley se exhibirá por primera vez en nuestra provincia. Una vez más Salta es elegida para ser el escenario de un estreno nacional.

El jueves 18 a las 22 hs en el Cine Ópera se proyectará el documental El Gran Simulador conocido por muchos con el título de No a los papelones, del realizador Eduardo Montes Bradley, “Creo que no podría haber resultado de otra manera. Tras la negativa contundente de distribuidores porteños por miedos infundados mi película encuentra apoyo en la ciudad que siempre me abrió sus puertas: Salta”, afirmó el director, quien cuenta con el apoyo de la productora de Norberto “Negro” Ramírez (Kopla Vera, Frankfurt-Humahuaca, y Yo y el Tiempo) para este nuevo lanzamiento del sello Contrakultura.

El Gran Simulador se inicia con la intención de contar la historia de Nahuel Maciel, supuesto cacique mapuche que tomó al mundo editorial por sorpresa con sus falsas entrevistas a celebridades de la cultura. Pero descubrir al impostor fue también descubrir a la asamblea ambiental y a los habitantes de Gualeguaychú dispuestos a todo con tal de evitar los supuestos efectos que traería la instalación de dos plantas de celulosa sobre el río Uruguay.

A lo largo del filme de Montes-Bradley los impostores se multiplican, la mentira crece. ¿Cómo filmar la escalada de locura desmedida que se desató en poco tiempo? ¿Quién es el gran simulador? Con una actitud sincera, políticamente incorrecta y con mucho humor, Montes-Bradley logra el tono necesario para capturar la locura y el sinsentido, el suyo y el de ellos, dándole vida a un ensayo cinematográfico que reúne dos orillas.

Esta realización es presentada por VERBUM / EMB ENTERTAINMENT / CONTRAKULTURA, con apoyo del INCAA; escrito y protagonizado por EDUARDO MONTES-BRADLEY.Compaginación EMILIANO SERRA sonido MARCELO RODRIGUEZ Producción SOLEDAD LIENDO dirección EDUARDO MONTES-BRADLEY

FICHA TECNICA 35mm / color / 75 minutosDirección: Eduardo Montes-BradleyProducción: Soledad LiendroCompaginador: Emiliano SerraCámara, Fotografía y Guión: Eduardo Montes-Bradley

COMENTARIOS CRITICOS

“Un hartazgo exasperado, liberador, que permite decir exactamente lo que se piensa, sin las intermediaciones represivas de la conveniencia o de la sociabilidad. El gran simulador es una enorme, ruidosísima puteada contra la estupidez. En la previsible oleada de críticas que se desató cuando se supo (o se imaginó) el contenido de la película, muchos calificaron a Montes-Bradley como un mero provocador.

Y eso es justamente lo que es: el provocador que necesitábamos, el que nos dijera lo que a veces pensamos y nadie se atreve a decir.”

– Gustavo Noriega, El Amante, Buenos Aires

“La película es un gran teatro del absurdo llevado por un personaje volcado al dadaísmo que obliga a reflexionar sobre nuestras propias lenguas culturales. La irreverencia de Montes-Bradley es un llamado a la discusión donde haya menos enojos y más reflexión.”

– Horacio González, Director de la Biblioteca Nacional. Buenos Aires.

“El filme de Montes Bradley es una sátira, una humorada a risa franca; una farsa hecha y derecha; una comedia cinematográfica concebida como una oposición dialéctica; una mirada lúdica, impiadosa, arrojada, quizás valiente, quizás frívola, o al menos despreocupada pero siempre divertida o más bien festejante, a una intransigencia colectiva que la puesta en escena transforma en estupidez consuetudinaria. Un desenmascaramiento del peronismo rural y urbano desde la vereda de enfrente, que no queda en la orilla oriental del río Uruguay. Un arrojo humorístico políticamente más cercano a una rediviva y antipopulista revisión del Cándido de Voltaire que a cualquier tratado (anti)marxista.”

– Ronald Melzer, Brecha, Montevideo.

“Un trabajo canchero y sobrador, por momentos hilarante, siempre prolijo y parcialmente provocativo, una suerte de ensayo/panfleto tan arbitrario y oportunista como finalmente irresistible.”

– Diego Batlle, La Nación

“El espectador sale remachadamente convencido de que los perseverantes ecologistas piqueteros sufren de algo parecido a un retraso mental que les impide discernir claramente entre un poquito de olor a huevo podrido y una hecatombe ambiental. Véala y comprobará que identificar a los estúpidos en la película de Montes-Bradley es mucho más fácil que en la vida real.”

– Natalia Uval, La Diaria, Montevideo.

“Montes-Bradley no es un fantasma recorriendo Occidente, pero tanta es la estupidez y la ceguera reinante, tanta la intolerancia a que a nuestras causas justas aparezca alguien que se oponga, que desde el vamos, sin que nadie sepa de qué habla, se convirtió, de un día para otro, en objeto de escándalo público por parte de los asambleístas de Gualeguaychú, poniendo en evidencia la estupidez que el mismo Montes-Bradley denuncia en su documental.”

– Guillermo Piro. Diario Perfil, Buenos Aires.

“En la tradición de las Vidas de muertos de Ignacio B. Anzoátegui, Montes-Bradley es abiertamente escandalizador y recorre ese género infrecuente que podría clasificarse en una acción única: patear el tablero”. J

– Gulián Gorodicher. Página/12. Buenos Aires.

“Con toques de humor e ironía, la película aporta una lectura distendida y enérgica del conflicto, que no se ha visto en los medios de comunicación”

Laura Gandolfo. Búsqueda, Montevideo.

“Se carga de ironías y plantea hipótesis que son de absurdo puro, pero que en su devenir se convierten en materia de choque para obligar a repensar una situación que nadie puede aceptar por racional. La película ha sacado su mejor partido a un proceso presente para convertirse en un valioso ensayo.”

– Henry Segura. El País, Montevideo.

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

Entre 25 y 40 millones cuestan los carnet de vacunación

El Gobierno abrió una licitación para comprar 20 millones de carnet de vacunación contra el coronavirus, para los que podría gastar entre 25 y...

“Me hartan los ignorantes que, una vez descubiertos, se jactan de su ignorancia”

Rogelio Ramos Signes nació el 14 de diciembre de 1949 en La Rioja, capital de la provincia homónima, República Argentina, habiendo transcurrido...

En época de pandemia el turismo virtual ofrecería nuevas oportunidades

Una nueva propuesta de turismo virtual que utiliza técnicas matemáticas y transmisión en vivo podría ayudar a revitalizar la industria del turismo que ha...

Un sismo de 7.1 sacudió la Antártida

Poco después de que se conociera la noticia de que un sismo de magnitud 7,1 en la escala Richter sacudió este sábado a la...

No vacunarían en Argentina este año al menos a 15 millones de personas

Muchas personas entre los 18 y 60 años que no tienen ninguna enfermedad de base tendrían que esperar más de la cuenta para recibir...