17 C
Salta
domingo, septiembre 20, 2020

Desagravio a la Antología de Walter Adet

Notas más leídas

Cataratas de denuncias al Director de los Cementerios de la Sta. Cruz y Pádua (Salta): malas formas con los vivos y con los muertos

A un hombre lo discriminó por su elección sexual: "calláte putito"- le dijo, como consta en la denuncia que adjuntamos, y...

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

La noche de los lápices, ¿41 años de un mito?

La Argentina necesita esclarecimiento, verdad, justicia, historia y memoria. Pero verdaderas. Emilce Moler, sobreviviente de "La Noche de los Lápices" fue secuestrada, torturada y liberada durante la última dictadura militar. Escribe el diario Crónica que junto a los otros jóvenes que hoy siguen desaparecidos, participó de las movilizaciones por el boleto estudiantil. "Los lápices, esta vez, escriben ¿dónde está Santiago Maldonado?", concluyó Moler. Sin embargo, ya en 2010, El Pregón se refería a "la corrupción moral que recorre la República Argentina desde que la progresía, las derechas y las instituciones esenciales del Estado se rindieron políticamente a la ofensiva mediática de una izquierda decidida a borrar de la Historia sus crímenes, se podría seleccionar, por su especial carga de cinismo y manipulación, el caso conocido como 'la noche de los lápices'.

La oligarquía “mexicana” al servicio de la élite internacional: ¿Quién quiere vender lo que resta del país?

Hemos entrado los mexicanos a una etapa en la que sólo nos restan dos opciones: 1. Permanecer y morir, o 2. Levantarse a buscar un cambio.

Reconocidos escritores salteños descalifican como “injerto” a una “ampliación” de la Antología de la Poesía de Salta de Walter Adet. El “injerto” se publicó en otro tomo, junto a la obra reeditada. Insólito agravio a la literatura de Salta…

Desagravio a la Antología de Walter Adet

“Cuatro Siglos de poesía de Salta”

Informe de los escritores autoconvocados en defensa de la Literatura

Con el auspicio de la Secretaría de Cultura de la Provincia de Salta, que propuso inicialmente el trabajo pero luego no editó el libro, apareció, ¿cómo llamarle?, la reedición de la Antología “Cuatro siglos de poesía de Salta”, de Walter Adet (tomo I) más la ”ampliación” (tomo II), realizada esta segunda parte no precisamente por el poeta ya fallecido.

En realidad los dos tomos deberían haber sido publicados, como corresponde, por separado, pero aparecen juntos, en una misma edición, con tapas y diseños iguales, conformando dos volúmenes de una misma unidad (tomo I y tomo II). No se sabe bien la razón de este extraño ensamble editorial. Quizá el segundo tomo (la ampliación) se montó sobre el nombre de Walter Adet y el prestigio de su antología, con la esperanza de poder burlar así un destino de absoluta intrascendencia. Esa estrategia de subirse al arado del otro y creer que se va arando, dio como fruto un injerto que hace agua por todas partes:

l- Hacer una “actualización” de una Antología, sobre todo si ésta tiene ya 25 años de publicada, no implica que los escritores que ahí aparecieron, deban ser dejados a un lado de la actualidad literaria. Es decir, deberían haber sido incluidos también en la “ampliación”, ya que sus obras han evolucionado, realizado cambios estéticos, incursionado en otros géneros literarios, etc. No incluirlos en la “ampliación” es dejarlos congelados en el tiempo y no mostrar lo que hicieron con posterioridad a la fecha de la primera antología. El hecho de que les hayan consignado a pie de página, con letra muy pequeña, algunos de los libros después editados, no significa actualizar la obra. Por ejemplo; se da el caso de poetas (incluidos por Walter Adet en su Antología) que luego se centraron en la narrativa obteniendo importantes reconocimientos, jpg_bellone.jpgcomo son los casos de Carlos Hugo Aparicio y Liliana Bellone, que no aparecen como narradores en la “ampliación”, donde sí aparece, entre los escritores, alguno que otro aventurado sin libro ni participación alguna en la literatura.

2- Podrán argumentar que el segundo tomo no es una antología sino simplemente una
“guía”. Pero entonces ¿por qué se monta sobre una Antología previa? A decir verdad, el tomo II no es una simple guía, ya que lo que muestra no son únicamente los nombres y antecedentes sino también los poemas, los cuentos, etc.

3- Las antólogas del “injerto” argumentarán que son dos libros totalmente independientes. No es verdad, en primer lugar porque la “ampliación” se edita como unidad con la Antología de Walter Adet (tomo I y tomo II) y en segundo término porque los autores que fueron incluidos en la primera antología ya no aparecen en la segunda. Es decir, la segunda parte fue pensada como una continuidad de la primera.

4- En este forzado ensamble editorial, hasta la misma Antología de Walter Adet no deja de sufrir las consecuencias lógicas. Al serle adosada una segunda parte supuestamente actualizada, se la saca inevitablemente de su recorte en el tiempo y se la hace intervenir en relación con el presente, aunque sin que se actualice la obra de los que en ella aparecieron. Además, en la “ampliación” se incluye a escritores que, aunque ya venían escribiendo, no fueron incluidos en su momento en la antología por Adet, con lo cual ésta queda modificada.

5- Por otra parte ¿cómo se puede actualizar una antología? Ni el mismo antólogo podría haberlo hecho y en ese caso se hubiera visto en la necesidad de realizar una nueva antología, sobre todo cuando ya pasaron más de veinticinco años de la aparición de la primera y muchos de los ahí incluidos están todavía vivos y coleando, escribiendo literatura.
En definitiva, el “montaje” editorial se presenta como una ecuación que no cierra por ningún lado y que denota una falta absoluta de seriedad y de criterio lógico.

6- Se sigue la política de “la Biblia junto al calefón”; se incluye en la “ampliación” a gente que aun cuando pueda haber escrito, como todo ser humano, algún poema suelto o un cuento en su vida, no por ello ha estado alguna vez en la literatura. Conviven así en el “injerto” poetas con no-poetas, escritores con no-escritores, caminantes de la más variada ralea. Con ese criterio se podría haber tomado directamente la guía telefónica y evitado el trabajo de la “ampliación”. Ese emparejamiento, esa masificación, ese borramiento en la inmensa hojarazca, constituye un modo de desvirtuar la literatura y pretender destituir, mediante la política de meter a todo el mundo en una misma bolsa, a los escritores que durante décadas han venido trabajando con seriedad.

7- En la “ampliación” (tomo II) no se sigue un criterio uniforme en el tratamiento de los antecedentes de los allí incluidos. Mientras que a algunos escritores les omiten varios libros publicados, a otros (que nunca publicaron) les consignan, por ejemplo, los 10 libros inéditos que supuestamente tienen. Casi cómico si no fuera que lo que está en juego es la valoración de la literatura. Con ese criterio empleado les podrían haber puesto las obras no escritas, las novelas que no piensan escribir, las conferencias que jamás dictarán, etc.

Sin ningún asidero de objetividad, a los favorecidos por las “antólogas”, les hacen constar en varias páginas de “currículo”; sus participaciones en antologías, actividades varias, publicaciones en los diarios y, si nos descuidamos, cursos de cultivo de bonsái y arreglos florales, mientras que a otros escritores no los miden con la misma vara y directamente les omiten parte de la obra y les amputan un recorrido de muchos años en las letras.

8- Nuestras “antólogas” argumentarán seguramente que no todos respondieron del mismo modo a la convocatoria y que algunos escritores no les acercaron sus antecedentes a tiempo. Aun si así fuera, eso no constituye un justificativo. En toda investigación seria, los que deben trabajar y procurarse el material son los sujetos que investigan y no aquellos que son los objetos de la investigación. Además están los archivos, la bibliografía, las fuentes en donde se puede recabar la información. Porque si no, podemos hacer, por ejemplo, una pésima investigación sobre los esquimales y luego salir a justificarnos diciendo que éstos no nos acercaron los datos.

Imaginémonos que un crítico literario que no conozca sobre la literatura de Salta tuviera ese “injerto” en sus manos; no podría allí orientarse y llegaría a creer que algún “incluido” en la “ampliación” es más referente de la literatura de Salta que Manuel J. Castilla o Juan Carlos Dávalos.

Cabe aclarar que publicar, en forma independiente, una nueva antología puede ser un acto encomiable. Los antólogos, en forma privada, están en todo su derecho de hacerlo y colocar ahí a quienes quieran. Es decir, lo que criticamos no es aquí, desde luego, la reedición de la antología de Walter Adet en sí misma (que siempre será bienvenida), ni siquiera la posible aparición de otras antologías independientes, sino este extraño acople, ese raro “ensamble” que montado sobre el nombre de una antología prestigiosa, la desvirtúa y se nutre de su savia, implicando a la vez una desvalorización y un intento de borramiento de la literatura de Salta.

Teresa Leonardo Herrán, Liliana Bellone, Rosa Machado,
Antonio Gutiérrez, Alejandro Morandini, Mercedes Saravia, Rogelio Ramos Signes(escritor, Tucumán)

Siguen firmas.

– Fotos: Camdipsalta


Comentarios

currículum y subestimación

Es verdad! La que hizo la recopilación para el segundo tomo se está colgando del prestigio de Walter Adet y de su obra, seguramente para agrandar su curriculum. Una vez más subestiman a los artistas, quisieron hacer sana, sana a los escritores con esta publicación.

Una verguenza! y toda la plata que gastaron.

Laura Castillo


Enlace y adhesión

Enlace donde fue colgado el documento de los autoconvocados.

Adhiere,

Sergio de Mateo.

http://eclipsadoporlabelleza.blogspot.com/2007/12/crtica-la-reedicin-de-la-antologa-de.html


Algunos libros debieran perderse

Sres. Directores de Salta 21

A raíz del debate por el nuevo gobierno, por la desastrosa gestión cultural sufrida, que a diezmado los valores más caros a nuestra sociedad y también a raíz del tema del Desagravio a Walter Adet, debemos pensar seriamente en un Sr. ligado íntimamente a la gestión política saliente (esperemos que sea saliente)…

Carlos Robles fundó una editorial (nada difícil para alguien que tiene dinero)… enganchó a muchos escritores de valía para llevar adelante su empresa y, obviamente, cada dos libros de esos autores, él publicaba uno suyo…

Sin embargo, el Señor ayudaba a otros escritores y eso lo volvía inimputable y nadie se atrevía a criticar lo que él publicaba. ¿Quien se atreve contra un “mecenas” de la cultura?

El Sr. Robles se relacionó con la gestión Bravo-Carante, en Cultura de la Provincia e hizo buenas migas con un personaje de la Universidad, la señora Amelia Royo, para que le dé chapa de académico… Publicó (con fondos de la Provincia y pintados de bordó, todos los libros premiados durante años, de años)… El Robledal no se presentó jamás a una licitación… pero tenía el derecho de publicar los libros premiados…

Carlos Robles, Señor de los Señoríos de los grandes Robles y Ediciones del Robledal, obtuvo muchos premios provinciales durante esos años. Que casualidad…

Es más, recientemente colaboró activamente para que se publicara el engendro del segundo tomo que jamás hubiera incluido en una Antología el poeta Walter Adet (edición corregida y aumentada por antólogas que jamás escribieron un libro…)

Pero, oh sorpresa!, alli el Sr. de los Santos Robledales aparece como el Mejor Narrador de Salta de todos los tiempos, con premios majestuosos, una obra prolífica y que supera a Aparicio, Ahuerma, Bellone, Dávalos, Castilla, y cuantos más que vienen de la historia de los tiempos coloniales, otros que están remando hace tiempo… y otros jóvenes que ya tienen una obra consolidada (aunque no tan abundante, claro, porque no tienen una editorial donde “publicarse”…)

¿De esta gente está hecha la cultura de esta comarca?

Pensemos seriamente en reivindicar a nuestro querido Walter Adet, y en la grave ofensa que se ha perpetrado a partir de esta publicación-engendro, donde aparecen degradados los verdaderos hacedores de nuestra cultura, y donde se encumbran a otros, como Robles y seres que ahora ocuparán un “lugar” en la historia de la letras.

Verdaderamente a Salta le falta mucho para madurar y ubicarse en el siglo XXI…

No somos amigos de la quema de libros… pero estamos seguros de que Ray Bradbury hubiera permitido, en su Farenhait, que, al menos, algunos libros se perdieran en algún lago misterioso…

Gracias…

Estela Ana Derín

DNI 16.590.654


El mamarracho

Apoyo al desagravio organizado por el mamarracho sobre la antología original de Walter Adet. Me duele como escritor y crítico, e informo que en Santa Fe, donde resido, ha ocurrido lo mismo con la pomposa “Nueva Antología de la Provincia de Santa Fe”, editada entre 1991 y 1994 (hice la denuncia oportuna desde mi libro “Narradores santafesinos” (1994), un ensayo sobre cuentistas y novelistas).

El mal ejemplo cunde: desde “antólogos” que se seleccionan a sí mismos, como Mempo Giardinelli en la lamentable antología que hizo desde su Fundación con aportes del Estado nacional y Eudeba (“Leer la Argentina”, en siete tomitos con yerros garrafales, desde “matar” a autores que siguen gozando de buena saludo a confundir datos y ubicar a escritores en lugares/ ciudades/ provincias donde nunca estuvieron).

La única herramienta contra el abuso es la denuncia y el escrache. Así que va esto como apoyo a la patriada.

Carlos O. Antognazzi

Santo Tomé

Provincia de Santa Fe.

3 COMENTARIOS

  1. Desagravio a la Antología de Walter Adet
    Apoyo al desagravio organizado por el mamarracho sobre la antología original de Walter Adet. Me duele como escritor y crítico, e informo que en Santa Fe, donde resido, ha ocurrido lo mismo con la pomposa “Nueva Antología de la Provincia de Santa Fe”, editada entre 1991 y 1994 (hice la denuncia oportuna desde mi libro “Narradores santafesinos” (1994), un ensayo sobre cuentistas y novelistas).
    El mal ejemplo cunde: desde “antólogos” que se seleccionan a sí mismos, como Mempo Giardinelli en la lamentable antología que hizo desde su Fundación con aportes del Estado nacional y Eudeba (“Leer la Argentina”, en siete tomitos con yerros garrafales, desde “matar” a autores que siguen gozando de buena saludo a confundir datos y ubicar a escritores en lugares/ ciudades/ provincias donde nunca estuvieron).
    La única herramienta contra el abuso es la denuncia y el escrache. Así que va esto como apoyo a la patriada.
    Carlos O. Antognazzi (Santo Tomé, Santa Fe).

  2. Desagravio a la Antología de Walter Adet
    “NO LES VENDRIA MAL
    ESTE ABULTADO PREMIO DE UN MILLON DE PIOJOS”G.G.
    Si, son tantas las antologías arbitrarias…una más que le hace … es por la repugnancia que causan las tajadas que se comió la “fiesta menemista” que por fin se va, y qué se vaya…. Como los españoles sufrieron 40 años de franquismo aunque la guerra ya había terminado, así también los principios de la “fiesta mememista” , nos siguieron gobernando hasta ayer… que se vayan lejos … Pusieron una brillosa patina de desvalor sobre el sentido de las cosas , dieron al dinero, a la fama, al éxito una urgencia extrema, sobre cortes adictas practicaron las leyes. Excluyeron a todo aquel que no se inclinara obsecuentemente ante el reyezuelo y ante la avaricia y dejaron a miles fuera del ámbito de sus trabajos… para venderlo todo… creyeron como nadie en el paraíso de la propiedad privada y trabajaron para enriquecerse impunemente, hasta un escalofrío de terror nos produce recordar los comentarios que rodearon algunos casos. Si sembraron… sembraron soja y dejaron la tierra exhausta. Emblemáticas son las mejoras del gobierno de Romero que están situadas en el centro y en las arterias viales, por las que circulan los que no quieren ver la realidad en la que estamos inmersos… La tenaza del liberalismo económico se sintió durante estos años por el enajenamiento humano que produjo” la pizza y el champán”. Pero como jamás perdemos las esperanzas porque somos pueblo latinoamericano, esperamos, seguimos esperando.

  3. Desagravio a la Antología de Walter Adet
    Es verdad! La que hizo la recopilación para el segundo tomo se esta colgando del prestigio de walter Adet y de su obra, seguramente para agrandar su curriculu.
    Una vez mas subestiman a los artistas, quisieron hacer sana, sana a los escritores con esta publicacion.
    Una verguenza! y toda la plata que gastaron.
    Laura Castillo

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

Los incendiarios provocan intencionalmente los fuegos

Por: Prof. Norberto Ovando* y Gpque. Adalberto D. Álvarez** Cerca de15.000 focos, que según el Servicio Nacional de Manejo...

“El mundo es irrisorio por donde se lo mire”

Liliana Díaz Mindurry nació el 28 de junio de 1953 en Buenos Aires, ciudad donde reside, capital de la República Argentina. Es...

Conversando con Paloma Herrera” por la plataforma de zoom

La prestigiosa bailarina Paloma Herrera brindará una charla virtual por Zoom, destinada a estudiantes avanzados de danza clásica de la provincia de Salta....

Docentes autoconvocados de Salta piden garantías del Sistema de Salud

Parte de Prensa de los Docentes Autoconvocados del Departamento Capital Los Docentes Autoconvocados del Departamento Capital, habiendo realizado asamblea...

Salta: El día que se suspendió la Procesión del Milagro

Milagreando por la Historia por Juan O.Wayar El día que no hubo Procesión del MilagroHay...