11.3 C
Salta
miércoles, agosto 17, 2022

El caso Matus alerta sobre el robo de identidades para estafas

Notas más leídas

Pedro Salva perdió su documento de identidad en 1994. Años más tarde (en 1998), le llegan cuatro demandas por deudas impagas contraídas en su nombre más embargos judiciales. En el caso están implicado Enrique Alanís, quien operó con la identidad de Salva, y que aparentemente recurrió a Javier Matus -ex Secretario de prensa de la gobernación- para que le otorgara certificación de un sueldo solvente. Matus: ¿ cómplice de estafa?

Por este caso delictivo que tuvo como víctima a Pedro Ramón Salva en el que está implicado también el conocido publicista Javier Matus se inicia hoy el esperado juicio oral y público en la Cámara del Crimen N° 2 a cargo del juez Carlos Enrique Pucheta y da cuenta del peligro que suscita la pérdida del documento nacional de identidad.

Salva, un humilde albañil, al extraviar el documento, jamás imaginó que cuatro años después caerían contra él demandas y embargos. Se trata de una víctima por robo de identidad.

A 13 años de la pérdida de su documento y a casi una década de que fuera incriminado por maniobras delictivas realizadas con su identidad, Salva logró que su caso se ventile en un juicio después de que decidiera -pocas semanas atrás- iniciar una huelga de hambre en la ciudad judicial para llamar la atención sobre la morosidad de la justicia en su caso.

Ante los sucesivos robos ocurridos en la provincia, sobre todo de carteras y documentos, la policía dice desconocer el destino de los DNI. La población debe alertarse y dejar registrada la denuncia ante la pérdida o robo de sus documentos de identidad.

El caso de robo de identidades se emparenta con negociados turbios y otros fines aún desconocidos pero hipotéticos. No por nada, los documentos perdidos en raras ocasiones vuelven a sus dueños. Vender un documento tiene ganancias, estos salen del país o son utilizados para estafar, vender o comprar a cuenta de un falso nombre.

Tanto Javier Matus como Enrique Alanís están acusados de cometer estafas con la identidad usurpada a Salva. El testigo clave es Miguel Ángel Arapa, quien llevó a la calle 12 de octubre 134 un formulario escrito por Matus ( ex dueño del desaparecido boliche Loft de Tres Cerritos) pero firmado por Jorge Tenreiro.

Los peritos calígrafos, al parecer, determinaron que la letra pertenece a Matus, como prueba de la demanda por daños y prejuicios. El certificado acreditaba un sueldo de $2.300 en favor del falso Salva, es decir, Alanís, quien operaba por grandes cifras de dinero.

Por su parte, Salva, quien oportunamente quiso realizar la denuncia por extravío de su documento, cuenta con una denuncia ante la brigada, luego de haber recibido demandas y embargos, realizada contra personas NN quienes operaron con su identidad.

La causa lleva diez años de estancamiento. El señor Salva estaba determinado a realizar actos límites para reclamar justicia. El albañil denuncia que sólo unos pocos medios independientes aceptan informar sobre su caso y que una suerte de censura oficial protege a Matus.

Por su parte Javier Matus -que siempre negó su participación en las estafas que perjudicaron a Salva- es el director de FM Cielo (FM 92.1) y tiene un estrecha relación con el gobierno de Romero, del que fue funcionario. Se sospecha que por sus vinculaciones con el poder logró frenar el jucio en el que se lo imputa.

Hoy se conoce a quien realizó estafas con el DNI de Pedro Ramón Salva: el ex empleado de Matus Enrique Alanís quien prefiere tomar distancia prudente de todo esto y permanecer en España. Salva dice que el mismo Matus lo sacó del país y lo mantiene lejos. El caso plantea un interrogante: ¿Javier Matus fue el cómplice o el autor ideológico de esos delitos?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Últimos Artículos