10.3 C
Salta
lunes, septiembre 26, 2022

Dudosa idoneidad de un jurado en la Fiesta de Teatro

Notas más leídas

Algunos teatreros no quisieron estar en la XIII Fiesta de Teatro y Selección Salta 2007, entre otras cosas, porque entre el jurado, está Patricia Monserrat Rodríguez. Una persona que no se lució ni como actriz ni como crítica ni como persona transparente, tampoco como conductora de un programa de radio. Cuatro razones por las que es dudosa su idoneidad para ser jurado provincial.

Razones por las cuales un miembro del jurado de la XIII Fiesta Provincial de Teatro, Patricia Monserrat Rodríguez, no puede ser parte de la tríada que seleccionará las obras que representarán a la provincia en un regional:

– 1°) Falta de trasnparencia en sus acciones. Edita año a año un Anuario Teatral con las producciones logradas en la provincia de Salta en materia teatral. Sus manejos poco claros sobre el subsidio destinado a las publicaciones, como ocurrió con el primer anuario (2004) que apareció en el 2005, resultan cuestionables en cuanto a la honestidad de Rodríguez.

En el sitio calchaquimix, en la nota del 22 de abril de 2006, realizo un pormenorizado detalle de sus maniobras. Transcribo un párrafo:

(…) “Momentos previos a la presentación del libro me dijeron que iban a darme el 20 % pero sólo de las ventas ya que consideraban un porcentaje justo por mi participación en la publicación, precio que se redujo al monto de $ 50 que me negué a cobrar, ante la burla de mis pocos dignos compañeros anuaristas. En retribución a mi trabajo, me dieron 4 libros el día de la presentación. ¿Cómo justificaron mis gastos? No lo sé. ¿Qué comprobantes ofrecieron al I.N.T. sobre los recibos que nunca firmé? No lo sé”. (Hacer click al final de esta nota y leer el texto completo publicado en el sitio de referencia).

– 2°) Tuvo un comportamiento poco ético en la XI Fiesta Provincial de Teatro del 2005. Al erigirse en crítica, actuó de manera desfavorable con ciertos grupos que no le son de su agrado y el día de la “Selección” llevó pseudos críticas a todos los grupos en tamaño afiche. Esto perturbó la calma de los artistas quienes recibían el elogio o el golpe bajo. Muchos teatreros creyeron que al ser parte de un órgano difusor, ya que conducía el programa La Butaca, tenían que pegar estos carteles. Los más inteligentes lo sacaron y repudiaron la actitud, incluso elaboraron notas que fueron presentadas al INT en reclamo de tal actitud.

Transcribo algunos fragmentos de la nota antes citada, que continúa así:

“Pero esto no fue lo peor: (…) La participación del programa La butaca (programa auspiciado por el I.N.T., A.Te.Sa. y dirección de Arte y Cultura de la UNSa) en la XI Fiesta Provincial de Teatro 2005 fue deplorable, ya que como órgano de difusión de la Fiesta, emitieron opiniones adversas y tendenciosas sobre ciertos espectáculos, calificando o descalificándolos con pseudo críticas firmadas por Patricia M. Rodríguez a las que confeccionó en tamaño afiche.

Para muchos, fue un tarro de basura dejado en la puerta de la propia casa el día de una fiesta, ya que, además, se tocó material concedido a las instituciones organizadoras del evento provincial más importante del año en materia teatral. Como si esto fuera poco, las realizadoras del programa recibieron subsidio y/o pago por este trabajo de “pegatina” dado que se las escuchó en las puertas del INT reclamar por los gastos realizados. Luego de esto, renuncia Barretto al programa, ante los hechos y la falta total de respeto a los artistas”.

– 3°) Se sospecha que usó el pseudónimo de Ernesta Noblez y escribió en Salta Cultural (en el que el hijo de Rodríguez, Marcelo Butierrez, era el editor), en forma despectiva y burlesca sobre los artistas. En un rastreo por sus textos, reproduzco algunos fragmentos encontrados en este sitio digital firmados por “Noblez“:

– Sobre Bar La Quietud-2006: (…) una puesta pobre, o un bar pobre… La historia transcurre en este “bar” que como dice el programa de mano del espectáculo: “el tema del bar ha sido un recurso muy bienvenido en el mundo del teatro…” bueno, habría que buscar quienes fueron los celebrantes. El espectáculo peca de ambicioso, desde su texto dramático, hasta en su búsqueda actoral.”

(La cita trasncripta para burlarse pertenece a un ávido lector como Rodolfo Ceballos.)

– Sobre No te soltaré hasta que me bendigas: “Dije que la obra no es aburrida, pero que tanta atención implica acción y la obra cae en partes por faltas de la misma y la poca ductilidad de Claude De Vitta deja en demasiada evidenciada su bajo trabajo actoral, falto de experiencia tal vez al lado de Fenoglio, la evidencia es más que evidente. Un actor que no expresa y no transmite el rol que le regala el texto exquisito de Monti. Un desacierto del director Claudio García Bes para la búsqueda y el encuentro con el personaje”.

– Sobre Martínez y el Senador 2006…: “El Taller de Teatro Espacio a veces me confunde, no sé de verdad para que ponen “18 años de escena”, porque la verdad es que a veces no sé si se acuerdan lo que hicieron en los 17 anteriores…”

jpg_MartinezIII.jpg(…) Una obra chata, con búsquedas hasta lo patético de gags ilusos (…) Con una morocha Mariela Montero envidiable, (si! me saco la careta señora) lindo traste pero un poquitin regordeta (que quiere me salio la víbora!) para este “personaje”, que aunque sea solo eso: un lindo e “importante” traste le quedo grande el papel de chica “culo”, carente de sensualidad, se mostró absolutamente fría y su “relleno” no genero mas que un par de murmullos a los adolescentes virginales (que eran muchos y podría haber sido un caos, pero no lo fue) de la sala”.

(El texto completo fue publicado en la revista Semanario (N° 1446) de la editorial Perfil, firmado por Noblez, en lo que denomino el “colmo del anonimato cobarde y mentiroso”.)

– Sobre La Tiniebla-2006: “La puesta en escena de “La tiniebla” deja huecos actorales, muchos parlamentos no se oyen o se pierden, aunque permite ver en algo diferente a Rafael Amado, cuya entrega se destaca por momentos. La dirección podría ajustar el final del trabajo, el autor es claro en su tiniebla: los perfiles de los personajes se pierden y sobresalen en forma continua, un personaje es el otro. Esta idea no se percibe en la escena… tampoco otra”.

– 4°) Carece de juicio crítico acertado. Como Patricia Monserrat Rodríguez, escribió en Salta Cultural textos como el siguiente:

“Sin tener en cuenta estas dos propuestas anteriores que sobresalen en el llano, lo último que subió a escena no recibió todavía el sí del público. Tampoco han sido pensadas para un aluvión de espectadores, aunque en varias funciones el abandono era notable. Las obras son: “Luna Astillada”, “No te soltaré hasta que me bendigas”, “El coordinador”, “La inapetencia” y “80 rosas rococó”. Tres de ellas de neto corte experimental, con propuestas estéticas poco accesibles y mal barajadas desde el vamos”.

5°) ¿Cuáles son sus antecedentes como para resultar electa por el INT como jurado? ¿Qué hizo en teatro? ¿Cuáles son sus “competencias” y su “idoneidad”? ¿Cómo pudo ganarle a los que disputaron el puesto, quienes tenían más antecedentes que ella?

Conclusión

Para Rodríguez parece no valer la pena el teatro local. No le gusta nada. En una nota elogia (y lo dice) a un grupo de teatro porque allí tiene una “amiga” a la que todos conocen. Tiene rechazo por muchos grupos que hoy no participan de la fiesta – y por muchos de los que participan también -porque no desean pasar por un tamiz de bajo pelo. Con el grupo de Rafael Monti (Espacio) se ensañó, no salvó a nadie. Sólo se citan fragmentos de sus textos porque para muestra son suficientes.

Por otro lado, su trayectoria no le alcanza para ser Jurado. No tiene tiene moral para juzgar.

– La autora de esta nota es dramaturga, actriz y directora de teatro. Participa en la XIII Fiesta Provincial de Teatro y Selección Salta 2007 con la obra “A.D. Ángeles Desangelados”. Ejerce la crítcia teatral desde el 2003, tanto en radio como en medios alternativos. Es periodista, editora y co-directora del sitio Salta 21.

Nota relacionada:

El lado oscuro de un anuario teatral

www.calchaquimix.com.ar/spip.php?article57


Comentario

Dudosa idoneidad de un jurado en la Fiesta de Teatro

8 de octubre de 2007 a las 12h09min

Después de muchos años de trabajar en Teatro en Tucumán, desembarqué en mi provincia de Salta y más propiamente en la ciudad de Salta, con la ilusión de vivir en mi tierra lo que tanto me emocionó y marcó mi vida como actriz, gracias al público y mis compañeros teatristas de Tucumán.-

Lamentablemente caí en una terrible decepción, y muy a pesar mío, me bastó integrarme al ambiente de teatro para comprender que se llaman teatristas, muchos que sólo se dedican a degradar, ensuciar, corromper el teatro.- Desde hace décadas el país (y por qué no, el mundo) adolesce de un vertiginoso exterminio de valores.- Yo solía fanfarronear entre mis colegas de mi otra profesión (soy escribana) porque “eso entre los artistas ocurre, pero es la excepción”.- Me equivoqué.- O quizás hablaba con razón pero de una realidad muy distinta a la salteña, por el recuerdo de otros compañeros artistas, de otra tierra, y tal vez de otra época.-

Creo que la pasión por el poder, por el dinero, por la posición social que dan “el dinero y el poder”, valga la redundancia, terminó por consumir la pasión por el teatro entre los teatristas salteños.-

La mayoría cayó en una pérdida de valores y sin la mínima ética, con ilegalidades, boicoteando el talento, la buena fe de los verdaderos artistas, comenzaron a pelear, y a suscitar las más descarnadas peleas por un cargo, por un premio, o un subsidio, a costa de la dignidad como artistas, la cratividad, la honestidad y el respeto por los derechos humanos, a costa del respeto por el público, por el arte, por los artistas (los de verdad, no los truchos) a costa del teatro mismo y en fin, lo que es peor, a costa de la mismísima dignidad humana.-

No faltaron entonces los oportunistas, zánganos, vampiros, que vieron en esa casa en caos (es decir el teatro)la oportunidad de ingerir la poca o mucha sangre que queda, porque si para algo son inteligantes, es para chupar cada gota de sangre que derramamos los actores en nuestras peleas, pero también en nuestras nobles luchas.-

Esos vampiros no dejan que caiga una sola gota a tierra, se dan cuenta que es un desperdicio, que la sangre del actor, es la sangre del teatro, por eso no les basta con algunas gotas, lo quieren todo.-

Y como los verdaderos artistas sólo saben crear y no están hechos para vender lo que crean, los zánganos sacaron partido de esas peleas y falta de valores para llenar sus bolsillos, y ascender en los cargos de poder en la cultura.- Ocuparon los lugares que nosotros mismos dejamos que ocuparan, permanecen en ellos porque nosotros mismos lo permitimos, porque nadie se atreve a denunciar, nadie se atreve a gritar una ilegalidad, o la mugre de tal o cual gestión, nadie quiere perder el favor de esos oportunistas que desde los puestos de poder deciden, desnaturalizan, destruyen nuestro destino, el de los artistas.-

Entonces los actores se callan y agachan la cabeza ante las evidencias tan evidentes, porque no todos tienen otra profesión o trabajo, y casi todos necesitan los magros $250= que el I.N.T. pueda tirarles con una girita al interior, de migaja.- Y digo migaja porque existe entre los funcionarios y agentes públicos de cultura (muchos de ellos ex artistas, porque dejaron de serlo al ponerse la camiseta de los zánganos) esa degradante idea de que encima el actor tiene que agradecerles (a ellos, no al pueblo argentino, porque es el dinero del pueblo) si se le concede una girita.-

Compañeros actores: No hay nada que agradecer a los funcionarios, agentes o empleados públicos!!!!!!!! Es su deber trabajar para nosotros y es nuestro derecho exigir un dinero que es NUESTRO!!!!!.-

Pero todo derecho implica también un deber y nuestro deber es impedir que quienes no lo merezcan, ocupen cargos o puestos para lo que no son idóneos.- HAY QUE DENUNCIAR! Dejémonos de chismografía barata, dejémonos de parloteos poco serios, démosle dignidad a nuestra profesión, la que siempre tuvo y no supimos cuidar, la limpiemos de toda esa mugre que tanto criticamos, pero educando con el ejemplo.- Si de verdad se sospecha que esa señora no es idónea, investiguemos, pidamos explicaciones y en definitvas con las pruebas en las manos: denunciemos.-

Pero criticar (y siempre en democracia las críticas son necesarias, hasta las malas) sin proponer la solución, criticar sin hacer nada para cambiar o revolucionar lo que no nos gusta, no sirve para nada.-

No sé como están estructuradas las reglas en el I.N.T., pero si para ser jurado de teatro basta tener certificaditos o títulos, jurado podría ser culquiera, hasta mi madre que es maestra y profesora de literatura, aunque solo sepa de teatro que su nena lo hace hace 23 años, y para ella su nena lo hace bárbaro, aunque a su currículum podría agregársele tres años a cargo de un taller teatral, y ser la primera maestra de esta actriz cuyo trabajo para muchos es por lo menos, digno.- La propongo! Ella podría ser jurado, seguramente por su título sabe de teatro más que yo que estoy en esto hace décadas! Propongo a mi madre como jurado!.- En una de esas, le damos una manito para que aumente un poco sus magros ingresos, digo, si ayudamos a tantos parásitos por ser amigos de, hijos de, conocidos de, porque no ayudar a mi mamá, si es mi mamá, y en el teatro salteño vaya si tiré mi preciosa sangre!, y vaya si hubo zánganos que se la chuparon! Porque algunos dicen que mi sangre no alimenta pero todos se la quieren tragar!… Les parece que este tipo de discursos o de luchas es digno de gente culta?.-

Yo también tengo ganas muchas veces de mandar a los corruptos donde deberían estar: al excusado.- Pero no es el modo usar sus mismos medios y sus mismos discursos, no es de artistas ponerse a la altura de la mediocridad arribista.-

Seamos adultos señores!… Seamos profesionales! Si de verdad no nos gusta alguien en el jurado de la fiesta de teatro, lo impugnemos, lo cuestionemos, pero cuando sea oportuno hacerlo,no después de que ya está en sus funciones, pues de ese modo descalificamos a nuestros compañeros seleccionados, y hacemos pagar a los nuestros por la culpa de los zánganos.-Si hay un zángano chupando sangre, pongamos insecticida y solucionemos el problema, en vez de sólo espantarlo porque así dejará de succionarnos pero seguirá haciéndolo dentro de un rato o lo hará con otro.- Y si sos un zángano y por ello te creés muy inteligente, porque no te vas a hacer de las tuyas donde haya verdadera mugre y no en una casa infectada, por la podredumbre que vos mismo transportás, pero en donde todavía quedan muchos que aun no sufrieron contagio, con suficiente sangre! vacunada! … y con fuerzas para exterminarte!.-

Por un teatro con artistas más dignos.- Por un teatro con artistas y no con pseudoteatristas.- Por un teatro, señores, de verdad.- Basta de peleas y aprendamos a luchar.- Y sobre todo emprendamos la urgente lucha por curarlo de las infecciones y los infectados.-

Nena Córdoba.- Actriz

1 COMENTARIO

  1. Dudosa idoneidad de un jurado en la Fiesta de Teatro
    Después de muchos años de trabajar en Teatro en Tucumán, desembarqué en mi provincia de Salta y más propiamente en la ciudad de Salta, con la ilusión de vivir en mi tierra lo que tanto me emocionó y marcó mi vida como actriz, gracias al público y mis compañeros teatristas de Tucumán.- Lamentablemente caí en una terrible decepción, y muy a pesar mío, me bastó integrarme al ambiente de teatro para comprender que se llaman teatristas, muchos que sólo se dedican a degradar, ensuciar, corromper el teatro.-
    Desde hace décadas el país (y por qué no, el mundo) adolesce de un vertiginoso exterminio de valores.- Yo solía fanfarronear entre mis colegas de mi otra profesión (soy escribana) porque “eso entre los artistas ocurre, pero es la excepción”.- Me equivoqué.- O quizás hablaba con razón pero de una realidad muy distinta a la salteña, por el recuerdo de otros compañeros artistas, de otra tierra, y tal vez de otra época.- Creo que la pasión por el poder, por el dinero, por la posición social que dan “el dinero y el poder”, valga la redundancia, terminó por consumir la pasión por el teatro entre los teatristas salteños.- La mayoría cayó en una pérdida de valores y sin la mínima ética, con ilegalidades, boicoteando el talento, la buena fe de los verdaderos artistas, comenzaron a pelear, y a suscitar las más descarnadas peleas por un cargo, por un premio, o un subsidio, a costa de la dignidad como artistas, la cratividad, la honestidad y el respeto por los derechos humanos, a costa del respeto por el público, por el arte, por los artistas (los de verdad, no los truchos) a costa del teatro mismo y en fin, lo que es peor, a costa de la mismísima dignidad humana.-
    No faltaron entonces los oportunistas, zánganos, vampiros, que vieron en esa casa en caos (es decir el teatro)la oportunidad de ingerir la poca o mucha sangre que queda, porque si para algo son inteligantes, es para chupar cada gota de sangre que derramamos los actores en nuestras peleas, pero también en nuestras nobles luchas.- Esos vampiros no dejan que caiga una sola gota a tierra, se dan cuenta que es un desperdicio, que la sangre del actor, es la sangre del teatro, por eso no les basta con algunas gotas, lo quieren todo.- Y como los verdaderos artistas sólo saben crear y no están hechos para vender lo que crean, los zánganos sacaron partido de esas peleas y falta de valores para llenar sus bolsillos, y ascender en los cargos de poder en la cultura.- Ocuparon los lugares que nosotros mismos dejamos que ocuparan, permanecen en ellos porque nosotros mismos lo permitimos, porque nadie se atreve a denunciar, nadie se atreve a gritar una ilegalidad, o la mugre de tal o cual gestión, nadie quiere perder el favor de esos oportunistas que desde los puestos de poder deciden, desnaturalizan, destruyen nuestro destino, el de los artistas.-
    Entonces los actores se callan y agachan la cabeza ante las evidencias tan evidentes, porque no todos tienen otra profesión o trabajo, y casi todos necesitan los magros $250= que el I.N.T. pueda tirarles con una girita al interior, de migaja.- Y digo migaja porque existe entre los funcionarios y agentes públicos de cultura (muchos de ellos ex artistas, porque dejaron de serlo al ponerse la camiseta de los zánganos) esa degradante idea de que encima el actor tiene que agradecerles (a ellos, no al pueblo argentino, porque es el dinero del pueblo) si se le concede una girita.- Compañeros actores: No hay nada que agradecer a los funcionarios, agentes o empleados públicos!!!!!!!! Es su deber trabajar para nosotros y es nuestro derecho exigir un dinero que es NUESTRO!!!!!.- Pero todo derecho implica también un deber y nuestro deber es impedir que quienes no lo merezcan, ocupen cargos o puestos para lo que no son idóneos.- HAY QUE DENUNCIAR! Dejémonos de chismografía barata, dejémonos de parloteos poco serios, démosle dignidad a nuestra profesión, la que siempre tuvo y no supimos cuidar, la limpiemos de toda esa mugre que tanto criticamos, pero educando con el ejemplo.- Si de verdad se sospecha que esa señora no es idónea, investiguemos, pidamos explicaciones y en definitvas con las pruebas en las manos: denunciemos.- Pero criticar (y siempre en democracia las críticas son necesarias, hasta las malas) sin proponer la solución, criticar sin hacer nada para cambiar o revolucionar lo que no nos gusta, no sirve para nada.- No sé como están estructuradas las reglas en el I.N.T., pero si para ser jurado de teatro basta tener certificaditos o títulos, jurado podría ser culquiera, hasta mi madre que es maestra y profesora de literatura, aunque solo sepa de teatro que su nena lo hace hace 23 años, y para ella su nena lo hace bárbaro, aunque a su currículum podría agregársele tres años a cargo de un taller teatral, y ser la primera maestra de esta actriz cuyo trabajo para muchos es por lo menos, digno.- La propongo! Ella podría ser jurado, seguramente por su título sabe de teatro más que yo que estoy en esto hace décadas! Propongo a mi madre como jurado!.- En una de esas, le damos una manito para que aumente un poco sus magros ingresos, digo, si ayudamos a tantos parásitos por ser amigos de, hijos de, conocidos de, porque no ayudar a mi mamá, si es mi mamá, y en el teatro salteño vaya si tiré mi preciosa sangre!, y vaya si hubo zánganos que se la chuparon! Porque algunos dicen que mi sangre no alimenta pero todos se la quieren tragar!…
    Les parece que este tipo de discursos o de luchas es digno de gente culta?.- Yo también tengo ganas muchas veces de mandar a los corruptos donde deberían estar: al excusado.- Pero no es el modo usar sus mismos medios y sus mismos discursos, no es de artistas ponerse a la altura de la mediocridad arribista.- Seamos adultos señores!… Seamos profesionales! Si de verdad no nos gusta alguien en el jurado de la fiesta de teatro, lo impugnemos, lo cuestionemos, pero cuando sea oportuno hacerlo,no después de que ya está en sus funciones, pues de ese modo descalificamos a nuestros compañeros seleccionados, y hacemos pagar a los nuestros por la culpa de los zánganos.-Si hay un zángano chupando sangre, pongamos insecticida y solucionemos el problema, en vez de sólo espantarlo porque así dejará de succionarnos pero seguirá haciéndolo dentro de un rato o lo hará con otro.- Y si sos un zángano y por ello te creés muy inteligente, porque no te vas a hacer de las tuyas donde haya verdadera mugre y no en una casa infectada, por la podredumbre que vos mismo transportás, pero en donde todavía quedan muchos que aun no sufrieron contagio, con suficiente sangre! vacunada! … y con fuerzas para exterminarte!.-

    Por un teatro con artistas más dignos.- Por un teatro con artistas y no con pseudoteatristas.- Por un teatro, señores, de verdad.- Basta de peleas y aprendamos a luchar.- Y sobre todo emprendamos la urgente lucha por curarlo de las infecciones y los infectados.-

    Nena Córdoba.-
    Actriz

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Últimos Artículos