11 C
Salta
martes, septiembre 22, 2020

En Córdoba, la fumigación de soja envenenó a un barrio

Notas más leídas

La noche de los lápices, ¿41 años de un mito?

La Argentina necesita esclarecimiento, verdad, justicia, historia y memoria. Pero verdaderas. Emilce Moler, sobreviviente de "La Noche de los Lápices" fue secuestrada, torturada y liberada durante la última dictadura militar. Escribe el diario Crónica que junto a los otros jóvenes que hoy siguen desaparecidos, participó de las movilizaciones por el boleto estudiantil. "Los lápices, esta vez, escriben ¿dónde está Santiago Maldonado?", concluyó Moler. Sin embargo, ya en 2010, El Pregón se refería a "la corrupción moral que recorre la República Argentina desde que la progresía, las derechas y las instituciones esenciales del Estado se rindieron políticamente a la ofensiva mediática de una izquierda decidida a borrar de la Historia sus crímenes, se podría seleccionar, por su especial carga de cinismo y manipulación, el caso conocido como 'la noche de los lápices'.

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

Cataratas de denuncias al Director de los Cementerios de la Sta. Cruz y Pádua (Salta): malas formas con los vivos y con los muertos

A un hombre lo discriminó por su elección sexual: "calláte putito"- le dijo, como consta en la denuncia que adjuntamos, y...

La respuesta de la Fundación “Respirar” te deja sin aire

Hay un audio que se viralizó en Salta en el que te pasan un teléfono de la Fundación para que solicités el...

Todas las familias de Ituzaingó Anexo, en la capital provincial, tienen al menos un enfermo de cáncer. Estudios oficiales encontraron agroquímicos en sus propios patios. La Justicia falló a favor de los vecinos

13-01-09

Si bien hace diez años que los habitantes de este reducto urbano denuncian la acción de los químicos con los que fumigan los campos de soja que los rodean, recién el 30 de diciembre pasado la Justicia reconoció que tenían razón. Tribunales cordobeses acaban de prohibir esta actividad en la zona, estableciéndola como un delito penal.

La figura “contaminación dolosa del medio ambiente de manera peligrosa para la salud” puede llevar a quien la cometa a permanecer hasta 10 años en prisión. Impide el uso de agroquímicos a menos de 500 metros de zonas urbanas, y a menos de 1.500 si la fumigación es aérea.

La principal acusación es contra los dos agrotóxicos pilares de la industria sojera: el glifosato y el endosulfán. El primero es el más conocido en el país, y la empresa elaboradora asegura que no produce efectivos nocivos en el hombre. Se utilizan como mínimo diez litros por hectárea y sólo crece en esas zonas soja transgénica.

Por su parte, el endosulfán es un fuerte insecticida que sirve para el control de plagas en cultivos de algodón, tabaco, sorgo y soja. Según la Red de Acción sobre Plaguicidas (PAN), formada por 600 organizaciones de 90 países, los efectos de este producto incluyen deformidades congénitas, desórdenes hormonales, parálisis cerebral, epilepsia, cáncer y problemas en la piel, la vista, el oído y las vías respiratorias.

Las llamadas “Madres de Ituzaingó”, un grupo de mujeres que desde hace diez años denuncia el accionar de los productores sojeros de la zona, asegura que de los 5.000 habitantes del barrio unos 200 sufren algún tipo de cáncer, sobre todo de mama, estómago, garganta y leucemia. Muchos de ellos son niños y jóvenes.

Uno de los impulsores de la medida cautelar ante la Justicia fue el propio subsecretario de Salud de la Municipalidad de Córdoba, Medardo Avila Vázquez, en febrero de 2008, cuando vio por sí mismo cómo se fumigaba sobre las casas. Estudios posteriores llevados adelante por el fiscal Carlos Matheu sobre los patios de las viviendas hallaron endosulfán y glifosato, al igual que en los galpones de los productores sojeros. Además de ponerle límites a su accionar, los procesaron.

A esta denuncia se sumó una investigación del Grupo de Reflexión Rural (GRR), en la que se confirmó que la mayoría de los vecinos del barrio Ituzaingó Anexo sufrían de alergias respiratorias y de piel, enfermedades neurológicas, malformaciones, espina bífida, malformaciones de riñón en fetos y embarazadas, y problemas de osteogénesis.

Ya en 2006 la Dirección de Ambiente municipal había constatado que en la sangre de 23 de 30 chicos del barrio analizados había pesticidas, en algunos casos incluso de dos tipos.

Las “Madres de Ituzaingó” se muestran esperanzadas por el fallo judicial. “Es hora de que la Justicia comience a actuar”, dijeron.

– Fuente: Infobae

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

Salta llora la muerte de un Gran Hombre: se fue Jorge Oliver

Su partida es un golpe al alma. Minutos antes de la medianoche de esta extraña primavera, se...

Docentes autoconvocados de Salta se solidarizan con los de Orán

Compañeros DocentesAcorde a los decidido en la última Asamblea de Docentes Autoconvocados del Departamento Capital, lanzamos la colecta para Constituir un Fondo...

Salta a fase 1: los exceptuados según Nación

A continuación la lista de trabajos exceptuados de cumplir el aislamiento social, preventivo y obligatorio.  1. Personal de Salud,...

Los incendiarios provocan intencionalmente los fuegos

Por: Prof. Norberto Ovando* y Gpque. Adalberto D. Álvarez** Cerca de15.000 focos, que según el Servicio Nacional de Manejo...

“El mundo es irrisorio por donde se lo mire”

Liliana Díaz Mindurry nació el 28 de junio de 1953 en Buenos Aires, ciudad donde reside, capital de la República Argentina. Es...