11 C
Salta
martes, septiembre 22, 2020

Éxodo jujeño, celebración del heroísmo y la libertad

Notas más leídas

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

La noche de los lápices, ¿41 años de un mito?

La Argentina necesita esclarecimiento, verdad, justicia, historia y memoria. Pero verdaderas. Emilce Moler, sobreviviente de "La Noche de los Lápices" fue secuestrada, torturada y liberada durante la última dictadura militar. Escribe el diario Crónica que junto a los otros jóvenes que hoy siguen desaparecidos, participó de las movilizaciones por el boleto estudiantil. "Los lápices, esta vez, escriben ¿dónde está Santiago Maldonado?", concluyó Moler. Sin embargo, ya en 2010, El Pregón se refería a "la corrupción moral que recorre la República Argentina desde que la progresía, las derechas y las instituciones esenciales del Estado se rindieron políticamente a la ofensiva mediática de una izquierda decidida a borrar de la Historia sus crímenes, se podría seleccionar, por su especial carga de cinismo y manipulación, el caso conocido como 'la noche de los lápices'.

Salta llora la muerte de un Gran Hombre: se fue Jorge Oliver

Su partida es un golpe al alma. Minutos antes de la medianoche de esta extraña primavera, se...

Cataratas de denuncias al Director de los Cementerios de la Sta. Cruz y Pádua (Salta): malas formas con los vivos y con los muertos

A un hombre lo discriminó por su elección sexual: "calláte putito"- le dijo, como consta en la denuncia que adjuntamos, y...

El domingo a las 20,15 mientras en el lecho del río que atraviesa San Salvador ardían chozas de paja, pasaban en carretas y de a pie jujeños vestidos con trajes de antaño. A la medianoche 90 mil personas cantaban con Soledad y Los Tekis.

Algunos salteños llegaron como turistas, otros participaron con agrupaciones de gauchos que desfilaron a caballo y se presentó el libro de Alejandro Pojasi “Cabildos y Revoluciones”.

El éxodo es parte de la memoria histórica más vívida de los jujeños, que este año declararon a Jujuy “ciudad mártir y heroica”.

Es que respondiendo al llamado de Belgrano desde Tucumán, en un gesto heroico y célebre, sus antepasados destruyeron la ciudad y se dirigieron hacia el sur, ante el avance del ejército realista que desde Bolivia venía a recuperar para la corona española a las insurrectas provincias del Río de la Plata.

hi_6-26.jpgCon igual talante que algunos salteños, que ya estamos hartos de la aparatosa parafernalia del Milagro y los solemnes homenajes a un Güemes convertido hoy en emblema de los oligarcas que él algún día combatió, es difícil convencer a un par de amigos jujeños de sumarse a la celebración.

Sin embargo la mayoría de la gente participa con entusiasmo. Conmueve ver la representación de la quema de la ciudad cuando poco después de la llegada de la noche arden las chozas de paja en el río y aparecen como desde el fondo de la historia jujeños vestidos como sus antepasados y llevando lo fundamental para un viaje urgente.

Por un momento la magia lo envuelve todo y uno siente que está viviendo una vuelta al pasado.

Al mismo tiempo que esto acontecía en la Avenida que bordea el río, frente a la casa de gobierno en la Plaza Belgrano tocaba la Banda del Regimiento de Patricios temas marciales como “La Marcha de San Lorenzo” y la famosa “Avenida de las Camelias”, compuesta por un músico italiano en Rosario de la Frontera.

Desde la tarde, en un amplio predio contiguo al Parque San Martín, se deplegó una maratón artística que alcanzó su apogeo cuando cerca de la medianoche Soledad cantó “A don Ata” y “Tren al Cielo”.

Una multitud pocas veces vista (en una ciudad de 300 mil habitantes estaban ahí congregadas cerca de 100 mil) le daba un marco espectacular a una noche espléndida.

En el primer minuto de 23 (día del éxodo) los Tekis entregaron una versión con aire andino del Himno Nacional. El cierre espectacular con fuegos artificiales marcó el fin de la primera jornada de recordación continuada con un lunes feriado en el que siguieron los festejos, con la asistencia de la primera mandataria del país.

La historia nos une y el cariño nos hermana. Pero nos vemos obligados a regresar antes que termine la fiesta -en un módico y obligado éxodo posmoderno- hacia nuestra ciudad de Salta, y es por eso que nos vamos diciendo:

Al gran pueblo jujeño salud!!!

1 COMENTARIO

  1. Éxodo jujeño, celebración del heroísmo y la libertad
    ¡¡¡Gracias!!! por esta nota en una fecha tan importante para todos los argentinos, aunque se lo conmemore sólo en Jujuy.

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

Salta llora la muerte de un Gran Hombre: se fue Jorge Oliver

Su partida es un golpe al alma. Minutos antes de la medianoche de esta extraña primavera, se...

Docentes autoconvocados de Salta se solidarizan con los de Orán

Compañeros DocentesAcorde a los decidido en la última Asamblea de Docentes Autoconvocados del Departamento Capital, lanzamos la colecta para Constituir un Fondo...

Salta a fase 1: los exceptuados según Nación

A continuación la lista de trabajos exceptuados de cumplir el aislamiento social, preventivo y obligatorio.  1. Personal de Salud,...

Los incendiarios provocan intencionalmente los fuegos

Por: Prof. Norberto Ovando* y Gpque. Adalberto D. Álvarez** Cerca de15.000 focos, que según el Servicio Nacional de Manejo...

“El mundo es irrisorio por donde se lo mire”

Liliana Díaz Mindurry nació el 28 de junio de 1953 en Buenos Aires, ciudad donde reside, capital de la República Argentina. Es...