30 C
Salta
jueves, septiembre 24, 2020

La potente dramaturgia de Marcelo Mininno: “Lote 77 todavía me sigue sorprendiendo”

Notas más leídas

Salta llora la muerte de un Gran Hombre: se fue Jorge Oliver

Su partida es un golpe al alma. Minutos antes de la medianoche de esta extraña primavera, se...

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

“El mundo es irrisorio por donde se lo mire”

Liliana Díaz Mindurry nació el 28 de junio de 1953 en Buenos Aires, ciudad donde reside, capital de la República Argentina. Es...

Cataratas de denuncias al Director de los Cementerios de la Sta. Cruz y Pádua (Salta): malas formas con los vivos y con los muertos

A un hombre lo discriminó por su elección sexual: "calláte putito"- le dijo, como consta en la denuncia que adjuntamos, y...

Tres varones ofrecen su carne. Como en un tríptico, la repetición de uno en el otro se vuelve despiadada: “los hombres necesitan parecerse a otros”. El relato discontinuo permite atravesar etapas de sus vidas en flash back. Finalmente, la sociedad decide si son machos aptos.

Marcelo Mininno presentó anoche “Lote 77” , ópera prima escrita y dirigida por él. Esta vez, reemplazó en gira a Lautaro Delgado en el papel de López. Junto al elenco de C.A.B.A. compuesto por Andrés D’Adamo (De Andrea) y Rodrigo González Garillo (Ferreiro), los personajes despliegan su masculinidad con historias cotidianas enmarcadas en un ámbito rural. Excelentemente llevadas sus actuaciones, cada uno revela cómo construyó su masculinidad desde un afuera cargado de presiones. En un corral inmundo, serán puestos a prueba por ellos mismos. Pero tal vez, como el hombre es el lobo del hombre, cada uno representa también para el otro, ese rasgo de lo social que los coopta y se prepararán para ser loteados y vendidos, como en un ensayo previo antes de salir a la cancha. La profunda comprensión sobre el ingreso del hombre al mundo – laboral, matrimonial, familiar- nos permite como espectadores, ver ese costado pocas veces abordado desde la escritura, para meternos en su interioridad. El corral de faena se convierte en la metáfora de la ley de la selva, en donde triunfa el más fuerte. La sociedad los somete a reglas y los transforma en ganado; así, se ejerce un mecanismo de control y sujeción.

hi_6-18.jpg

Ayer, una delegación entera de El Carril se quedó afuera, otra media centena de estudiantes salteños y público en general no consiguieron entradas para ver “Lote 77” . La obra es intimista y la Sala Mecano fue la más apta para realizar esta puesta en la que el agua es un elemento constitutivo de ella. Y el interés del público quedó demostrado aunque tenga que haber sacrificado su ingreso. Cerca de 60 personas vieron Lote y con el sostenido aplauso final, elogiaron este trabajo.

Un encuentro cultural con el creador de Lote

Quería preguntarte Marcelo, cuáles son los requerimientos técnicos de la obra por lo cual se hace en una sala tan pequeña, porque el público va a desbordar pidiendo ver Lote 77…

– La obra tiene muy pocos requerimientos técnicos, se necesita que la sala tenga una entrada de agua, necesitamos que tena un espacio de 8 de ancho por 8 de profundidad. Lo que ocurre es que como en la obra se tira agua, hay muchos teatros que tienen pisos de madera o salas tradicionales en las que no se puede mojar. Habitualmente los lugares a los que vamos tienen un piso de cemento o de baldosas. Nosotros no somos los que elegimos la sala entonces en ese sentido, esta sala (Mecano) nos pareció muy linda y que andábamos muy bien en ella. No sé ni siquiera cuántas localidades finalmente hay a la venta porque no estuve en el armado de la platea así que no sé cuántas personas entran…

¿Esta obra se vería en Jujuy y cuál sería tu recorrido? ¿No habría una posibilidad de que volvieses a Salta?

– Me encantaría volver a Salta, me hubiese encantado estar varios días aquí y conocer más… hacer una temporada por qué no, de la obra… En principio nos estamos yendo a Jujuy mañana tempranito (por hoy) para hacer función y nos volvemos a Buenos Aires porque estamos yendo a Santos, al Festival Iberoamericano en Sao Pablo, donde vamos a estar 10 días. Como la obra continúa en cartel en Buenos Aires, seguimos ahí todas las semanas. Pero sí, me encantaría volver a Salta, pero claro, dentro del Festival no se puede porque está todo organizado y armado.

¿Cómo ves la construcción de la masculinidad hoy, tras dos años de hacer tu obra y después que se legitimó la ley del matrimonio gay? ¿Cómo se insertaría tu dramaturgia en este contexto actual?

– Lo que hace la obra es preguntar sobre qué lugares son propietarios de los varones de alguna manera en una sociedad que ha cambiado y que parecería mininno_1.jpgser que mantiene todavía algunos mandatos históricos machistas como que el hombre no llora… Las sociedades son dinámicas y cambian, de alguna manera lo que está intentando hacer la obra es preguntar sobre esos nuevos lugares. Parece que hay un hombre mucho más sensible, que el varón contemporáneo le ha dado a la mujer por suerte el lugar de par y que eso no significa que no pueda reconocer que hay diferencias también. Yo escuchaba hace poco creo que era en Suiza, cuando alguno hablaba del matrimonio gay, que se había logrado la ley de la paternidad – así como está la ley de la maternidad, por la que las mujeres tienen unos meses de descanso de su trabajo para que puedan alimentar a sus hijos- para que cuando el padre sea padre, también deje de trabajar un tiempo con goce de sueldo para poder atender a su hijo.

Son temas que acá son difíciles de pensar. El matrimonio gay es algo que no tiene que ver directamente con la construcción de la masculinidad en el sentido que está planteada en la obra. Me parece buenísimo que todos tengamos los mismos derechos ante el amor. Supongo que los cambios que produce la sociedad seguramente harán insertar y modificar otros mandatos históricos. La obra todavía me sigue sorprendiendo en estos dos años largos que van ya de realización, me sorprende la reacción que genera en el público y cómo uno se sigue preguntando cosas…

Dos años de tanto trabajo con esta obra, de mantenerla en cartel- y que supongo que estará muy aceitada- ¿te ha permitido a vos seguir trabajando con la escritura, seguir trabajando como director, apuntar a otros proyectos nuevos?

– Sí. La escritura que yo hice con Lote 77 está terminada, y desde su estreno hasta ahora no tiene ningún cambio. El trabajo constante que hacemos con el grupo de manera de poder actualizar lo que hacemos es en el sentido que sea un hecho vivo, no actualizarlo por cambiarlo. Por suerte estamos ensayando un nuevo proyecto, si Dios quiere se va a estrenar con el mismo grupo de gente y algunos actores más. Yo doy clases en la Escuela Municipal de Arte Dramático, sigo desarrollando mis tareas ahí. Y la verdad que me encanta disfrutar del recorrido que hacemos, no paro en Buenos Aires, sigo viajando por todos lados, me gusta poder estar acompañando este proceso.

¿Y se puede saber un poquito qué es lo que vas a presentar?

(risas) … De lo nuevo no se puede saber nada… (risas) Es un trabajo que parte a partir de unos monólogos que yo había escrito para cuatro o cinco personajes donde contaban un viaje. La idea era poder cruzar esos monólogos por lo que convoqué a seis actores, varones y mujeres esta vez, y les propuse a partir de esos textos que yo había escrito, empezar a jugar algunas situaciones que íbamos a ir probando. Eso nos llevó tres meses y les dije que luego de ese trabajo, íbamos a conversar para ver si era posible que esto sea un material dramático. Después empecé a escribir y ahora estamos en una etapa donde ese material se está poniendo a prueba para montarlo. Pero no tengo mucho para contar todavía, está muy verde.

¿Cómo pasaste el Bicentenario en Buenos Aires donde hubo tantas actividades? ¿Alguien te dijo “eh Marcelo! Hagamos algo vos que sos tan conocido!”?

– No… yo no soy conocido… (risas) Bueno mirá, las propuestas sobre el Bicenetenario creo que en todos lados fue muy llamativo, fueron de un gran despliegue… Yo participé en un Laberinto temático sobre los festejos que en estos momentos se puede ver en el Ministerio de Educación que está en Buenos Aires, hice de uno de los próceres, en video, y creo que ese Laberinto va a estar recorriendo el país, va a visitar las diferentes provincias. Es interesante, es un Laberinto para los alumnos, para que entren y para que vayan descubriendo a partir de lo que saben de Historia Argentina, y puedan ir atravesando diferentes sectores hasta llegar a la salida.

Tu trabajo con Lote 77 se posicionó como algo muy bueno y muy importante a nivel nacional… ¿No te da un poco de “cosita” salir con otro trabajo y que no tenga esa repercusión, por ejemplo?

– La verdad que si yo te digo que no, te miento. Pero el temor que puede surgir tiene que ver más que nada con no abrumarme, y lo que tengo que aprender de Lote 77 es que fue el montaje de un proceso muy sincero y que el resultado fue eso: montar un proceso sincero. En ese sentido, creo que lo que pasaría con la segunda obra es igual. Quisiera tener la seguridad y las herramientas necesarias como para poder calmar el ruido de Lote, poder vaciarme de Lote y ser sincero con ese nuevo trabajo. Claro, uno siempre tiene las expectativas y las ganas de que le vaya bien, por el público, pero me parece que si podemos ir bien con nosotros y si podemos ser sinceros con esos que se trabajó, ya es un paso buenísimo.

¿Qué cosas te modificaron artísticamente?

– Yo nací en Salto que es un pueblo muy chico de la provincia de Buenos Aires. mininno.jpgFue muy fuerte en principio cuando llegué a Buenos Aires haber entrado en la Escuela Municipal de Arte Dramático, porque claro, son varios años, todos los días, cursar 6 o 7 horas por día incluso los sábados… uno está viviendo y respirando teatro; y lo maravilloso de todo esto es que no sólo estabas formándote sino que claro- yo vivía en un pueblo que tenía poco teatro- de golpe tenías una oferta para ver y nutrirte de todo eso, ya de por sí eso es sorprendente. No puede dejar de haberme marcado. El contacto con los profesores: Enrique Dacal, Ciro Zorzolli, haber trabajado con Ciro que también trabaja con improvisaciones y proceso de investigación. Después tuve la suerte de haber trabajado enseguida nomás en un teatro oficial, en el san Martín, en el Teatro Cervantes; y por ejemplo Raúl Brambilla que es el director del Instituto, me dirigió en el “Israfel” donde yo hacía el protagónico y tenía 24 años. Todo eso, además de haber hecho un protagónico en el Teatro más importante de nuestro país, son aprendizajes que te quedan en el cuerpo y te van marcando. Creo tener la suerte de haber podido transitar todo eso que me pasó desde el lugar de permitir que todo eso me vaya modificando. Porque a veces también uno puede hacer muchas cosas y la cantidad no hace nada, tiene que ver con poder tener una mirada detenida sobre las cosas. Después recuerdo… – por eso son tan importantes los festivales y los intercambios porque uno encuentra y ve obras de otros lugares de la Argentina y de afuera- haber visto trabajos sobre Peter Brook, o en los 90’ haber visto el Periférico de objetos… que son todos trabajos que de alguna manera siguen estando vivos en mí.

¿Y sentís que en algún momento es hora de decir “hasta aquí llegó Lote 77 por más que el público vaya al Teatro del Abasto, yo siento que hasta acá llegamos”?

– Sí, seguramente. Yo creo que sí. Ojalá pase eso (risas). La verdad es que estamos contentos que el público en Buenos Aires todavía llene la sala. Pero seguramente que creo que los espectáculos también tienen un fin porque si bien es un trabajo que a uno lo sigue representando, que es un trabajo que habla de uno, me parece que también habla de un momento de uno. Por eso es tan importante el trabajo de actualizar ese material que no significa cambiar el texto sino en la medida que ese material que se ha construido en un momento con esas personas no me siga generando un encuentro entre nosotros, un encuentro tan vivo y actual, como si fuera hoy, sería un momento para cerrar el material.

– Fotos: 1, 3 y 4 de Marcelo Mininno, tomadas en la entrevista. Foto 2 de la obra, tomada al ingresar a Sala Mecano.

– Notas relacionadas:

Sigue latiendo el teatro en Salta. Tecer día de Festival

https://www.salta21.com/Sigue-latiendo-el-teatro-en-Salta.html

Lote 77 llega a Salta: modelo deseable listo para ser devorado

https://www.salta21.com/Lote-77-llega-a-Salta-modelo.html

Con éxito de público ayer, viene la segunda noche del Festival Internacional de Teatro

https://www.salta21.com/Con-exito-de-publico-ayer-viene-la.html

Festival Internacional de Teatro Late Alto Salta 2010: programación y novedades

https://www.salta21.com/Festival-Internacional-de-Teatro.html

Marcelo Mininno: “debíamos encontrar la verdad en la palabra”

https://www.salta21.com/Marcelo-Mininno-debiamos-encontrar.html

Lote 77: hombres acorralados, seleccionados y listos para la faena

https://www.salta21.com/Lote-77-hombres-acorralados.html

1 COMENTARIO

  1. La potente dramaturgia de Marcelo Mininno: “Lote 77 todavía me sigue sorprendiendo”
    Anoche vi la obra en La Sala Mecano de Salta. No se imaginan lo necesaria que es su obra para Salta. Mientras la miraba pensaba: que lástima que solo puedan verla unas 60 personas, esto lo tienen que ver todas y todos los salteños. Hace pocos días en la misma Casa de la Cultura se bajó una muestra de obras de arte que mostraba el imaginario salteño y se bajó solo porque dos hombres se besaban…y hoy vemos esta obra que nos refleja la construcción de “el hombre argentino” con clases magistrales de género. Muchas gracias, el teatro que ustedes realizan hoy es más necesario que nunca. Y otra vez gracias por recordarme para que sirve el teatro.

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

Necesitamos proteger la mitad del planeta

Áreas con diferentes grados de protección y en verde áreas que necesitan protegerse Un grupo de científicos están investigando...

Salta llora la muerte de un Gran Hombre: se fue Jorge Oliver

Su partida es un golpe al alma. Minutos antes de la medianoche de esta extraña primavera, se...

Docentes autoconvocados de Salta se solidarizan con los de Orán

Compañeros DocentesAcorde a los decidido en la última Asamblea de Docentes Autoconvocados del Departamento Capital, lanzamos la colecta para Constituir un Fondo...

Salta a fase 1: los exceptuados según Nación

A continuación la lista de trabajos exceptuados de cumplir el aislamiento social, preventivo y obligatorio.  1. Personal de Salud,...

Los incendiarios provocan intencionalmente los fuegos

Por: Prof. Norberto Ovando* y Gpque. Adalberto D. Álvarez** Cerca de15.000 focos, que según el Servicio Nacional de Manejo...