22 C
Salta
jueves, septiembre 24, 2020

La violencia familiar

Notas más leídas

Salta llora la muerte de un Gran Hombre: se fue Jorge Oliver

Su partida es un golpe al alma. Minutos antes de la medianoche de esta extraña primavera, se...

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

“El mundo es irrisorio por donde se lo mire”

Liliana Díaz Mindurry nació el 28 de junio de 1953 en Buenos Aires, ciudad donde reside, capital de la República Argentina. Es...

Cataratas de denuncias al Director de los Cementerios de la Sta. Cruz y Pádua (Salta): malas formas con los vivos y con los muertos

A un hombre lo discriminó por su elección sexual: "calláte putito"- le dijo, como consta en la denuncia que adjuntamos, y...

El término violencia familiar o violencia doméstica alude a todas las formas de abuso que tienen lugar en las relaciones entre los miembros de una familia. Se denomina relación de abuso a toda conducta que, por acción u omisión, ocasiona daño físico y/o psicológico a otro miembro de la familia.

La relación de abuso puede ser crónica, permanente o periódica. Esta definición muestra que cualquier miembro de la familia, independientemente de su rol, sexo y/o edad, puede ser agente o víctima de una relación abusiva. La violencia familiar representa un grave problema social, ya que se estima que alrededor del 50% de las familias sufre o ha sufrido alguna forma de violencia.

Comprenderlo como un problema social implica cuestionar una creencia bastante común que lo que sucede dentro del ámbito de una familia es una cuestión absolutamente privada. Pero existen otras razones para dejar de considerarlo como un “problema privado”. Las personas sometidas a situaciones crónicas de violencia dentro del hogar presentan una debilitación gradual de sus defensas físicas y psicológicas.

– Presentan una marcada disminución en el rendimiento laboral (ausentismo, dificultades en la concentración, etc.).

– Los niños y adolescentes que son víctimas de violencia intra familiar, presentan trastornos de conducta escolar y dificultades en el aprendizaje.

– Los niños que aprenden modelos de relación violenta, tienden a reproducirlos en futuras relaciones.

– Los asesinatos o lesiones graves ocurridos entre miembros de una familia, son el desenlace de situaciones crónicas de violencia doméstica.

Estas son algunas de las razones por las cuales el problema de la violencia familiar no puede seguir siendo entendido como una cuestión “privada”, ya que la salud, educación, trabajo y seguridad son cuestiones públicas y comunitarias. Los principales fenómenos que conforman el espectro de la violencia familiar son:

Maltrato infantil: representa cualquier acción no accidental, que provoque daño físico o psicológico a un niño por parte de los padres o cuidadores.

Maltrato conyugal: son situaciones de abuso que se producen en forma cíclica y con intensidad creciente entre los miembros de la pareja conyugal.

Maltrato a ancianos: todo acto que, por acción u omisión, provoque daño físico o psicológico a un anciano, por parte de un miembro de la familia.

¿Qué es el maltrato infantil?

Se entiende por síndrome de maltrato infantil a la injuria física, mental, abuso sexual y/o al trato negligente de todo menor ocasionado por la persona encargada de su cuidado y custodia.

Hay que distinguir entre el “niño descuidado”, al que le faltan cuidados físicos; y el “niño maltratado” que puede estar bien alimentado, bien vestido y limpio. En algunas condiciones socioeconómicas un niño puede estar a la vez descuidado y maltratado. Los responsables del maltrato son generalmente los propios padres del niño, siguiendo una tradición violenta que ha ido pasando de una generación a otra.

El maltrato infantil es un nuevo término para un viejo problema. A partir de su definición como problema social, se ha generado una creciente demanda de legislaciones para la protección del niño, como también programas de entrenamiento para profesionales. El factor común que subyace en todas las formas de maltrato es el abuso de poder o autoridad y ocurre cuando una persona mas fuerte o poderosa aprovecha la ventaja que tiene sobre otro menor.

Perfil psicológico del niño maltratado

El niño puede reaccionar de una manera pasiva o reactiva ante la agresividad de los padres. Muchas veces se presenta a la consulta apático, retraído, cansado, triste o carente de emoción. A veces es evidente el miedo del niño hacia sus padres.

Suelen aparecer síntomas de estrés emocional, encopresis, vómitos, anorexia, agresividad en la escuela, fobias, fugas y autoagresión. El adulto, generalmente la madre, inventa o crea los síntomas y signos del niño, confundiendo al médico tratante. Suministran al niño aspirinas, laxantes, etc., en grandes cantidades y hasta casos que han agregado sustancias a las muestras enviadas al laboratorio (orina contaminada con sangre menstrual o materia fecal).

– Autora: Lic. Claudia Román Rú

– RBC Profesionales

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

Necesitamos proteger la mitad del planeta

Áreas con diferentes grados de protección y en verde áreas que necesitan protegerse Un grupo de científicos están investigando...

Salta llora la muerte de un Gran Hombre: se fue Jorge Oliver

Su partida es un golpe al alma. Minutos antes de la medianoche de esta extraña primavera, se...

Docentes autoconvocados de Salta se solidarizan con los de Orán

Compañeros DocentesAcorde a los decidido en la última Asamblea de Docentes Autoconvocados del Departamento Capital, lanzamos la colecta para Constituir un Fondo...

Salta a fase 1: los exceptuados según Nación

A continuación la lista de trabajos exceptuados de cumplir el aislamiento social, preventivo y obligatorio.  1. Personal de Salud,...

Los incendiarios provocan intencionalmente los fuegos

Por: Prof. Norberto Ovando* y Gpque. Adalberto D. Álvarez** Cerca de15.000 focos, que según el Servicio Nacional de Manejo...