15 C
Salta
domingo, septiembre 20, 2020

Zamba de mi Esperanza: La historia de la canción más famosa de nuestro país

Notas más leídas

Cataratas de denuncias al Director de los Cementerios de la Sta. Cruz y Pádua (Salta): malas formas con los vivos y con los muertos

A un hombre lo discriminó por su elección sexual: "calláte putito"- le dijo, como consta en la denuncia que adjuntamos, y...

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

La noche de los lápices, ¿41 años de un mito?

La Argentina necesita esclarecimiento, verdad, justicia, historia y memoria. Pero verdaderas. Emilce Moler, sobreviviente de "La Noche de los Lápices" fue secuestrada, torturada y liberada durante la última dictadura militar. Escribe el diario Crónica que junto a los otros jóvenes que hoy siguen desaparecidos, participó de las movilizaciones por el boleto estudiantil. "Los lápices, esta vez, escriben ¿dónde está Santiago Maldonado?", concluyó Moler. Sin embargo, ya en 2010, El Pregón se refería a "la corrupción moral que recorre la República Argentina desde que la progresía, las derechas y las instituciones esenciales del Estado se rindieron políticamente a la ofensiva mediática de una izquierda decidida a borrar de la Historia sus crímenes, se podría seleccionar, por su especial carga de cinismo y manipulación, el caso conocido como 'la noche de los lápices'.

La oligarquía “mexicana” al servicio de la élite internacional: ¿Quién quiere vender lo que resta del país?

Hemos entrado los mexicanos a una etapa en la que sólo nos restan dos opciones: 1. Permanecer y morir, o 2. Levantarse a buscar un cambio.

Zamba de mi Esperanza, es la zamba más conocida de nuestro país.

Todos la aprendimos a cantar alguna vez, ya sea en la escuela, en reuniones familiares, o cuando dimos nuestra primera incursión, con suerte o sin ella, en el mundo de la guitarra. Esta zamba forma parte hoy de nuestro acervo cultural, de nuestro patrimonio.

Sin embargo, su historia y la de su autor no son lo suficientemente conocidas. Siguiendo distintos artículos periodísticos y especialmente un trabajado de gran calidad realizado por la producción del programa “Cómo hice” del canal Encuentro, nos proponemos escribir las líneas que siguen, con el fin de colaborar, aunque sea con un pequeño granito de arena, en la tarea de su difusión.

El Autor

Luis H. Morales, es sólo un seudónimo. El verdadero nombre del autor de la zamba más famosa del folcklore argentino, es Luis H. Profili.

Profili nació en San Martín, provincia de Mendoza, en el año 1906. Murió en 1975.

Hijo de italianos, siguiendo el oficio de su padre, Alfredo Profili, Luis se convirtió en un destacado empresario de la construcción y también en bodeguero.

En “Cómo Hice”, María Elena Gavosto, nieta de Luis Profili, afirma que su abuelo si bien no tenía conocimientos musicales sentía uan profunda pasión por la música.

Su contacto con el folcklore fue gracias a una profesora de danzas folcóricas, Fany Cabut, quién “en secreto” le dio clases de baile. En casa de Fany se reunían músicos por las noches a guitarrear. En aquellas tertulias, Profili se animaba a acompañar las guitarras con el bombo.

El nacimiento de la zamba

En 1950 Luis Profili creó la zamba “De mi esperanza”, la registró 14 años después. Su falta de conocimientos musicales lo llevaron a acudir a Felix Dardo Palorma, uno de los íconos del folcklore cuyano, para poder hacerlo. Fue Palorma quién lo ayudó a estructurar la zamba y a darle los últimos retoques. Profili tuvo que rendir un examen en SADAIC para que el registro de la zamba fuera aceptado, para ello tuvo que estudiar “algo” de música.


Profili, agradecido por la ayuda que le brindó Palorma, le ofreció compartir la autoría de la zamba. Ante la negativa del poeta, afirma el folcklorista Raúl Mercado, Profili le ofreció compartir las regalías. Tampoco quizo. Profili insistió y le propuso regalarle 7 hectáreas de viñas. Palorma no aceptó y en tono de broma le dijo, “me hizo sentir dueño de unas hilertitas…”

Esta anécdota tiene su respaldo documental. Mercado señala que en la partitura original de la cueca “Llegando a Cuyo” existe una dedicatoria de Palorma a Profili que dice: “Al amigo Luis H. Morales (Profili) quién hizo sentirme dueño de unas hileritas de las coplas, con personal afecto y gratitud”.

En el estribillo de esa cueca Palorma escribe “Véngase a Cuyo compadre,que es tierra de miel purita, Cómo he resuelto quedarme, ya tengo unas hileritas”, refiriéndose al regalo de tierras que Profili quiso hacerle.

La zamba comienza su vuelo

Los primeros en grabar la zamba fueron “Los Hermanos Albarracín” un dúo de la La Rioja, autores de “Virgen India” un vals que Jorge Cafrune popularizó.

Sin embargo fue la interpretación de Cafrune la que la hizo conocida. Cuenta Yamila Cafrune, su hija, que su padre escuchó por primera vez la zamba en 1.963. Fue en la propia casa de su autor. Luis Profili le pidió a Cafrune que la escuche y se la cantó una señora amiga de la familia. Luego de escucharla, Cafrune no dudó en grabarla. La incorporó en el año 1964 como tema principal de su quinto disco “Emoción, Canto y Guitarra”.

Al año siguiente la incorporaron también “Los Chalchaleros” en el disco “Nuestro Folklore en Hollywood”.

A partir de de estas interpretaciones, Zamba de mi Esperanza, se hizo ampliamente conocida en el país y en el mundo.

Existen otras versiones más recientes. Se destacan la de “Los Visconti” en 1.983, la de Yamila Cafrune en 2006; Nati Mistral, 1972; La Portuaria, 1993; Andrés Calamaro en 2004 cantándola combinada con “Alfonsina y el mar”; Manolo Juárez en 2005; María Dolores Pradera y Los Sabandeños en el año 2006.

“Aunque no está en el repertorio autorizado, si mi pueblo me la pide, la voy a cantar…”



Durante la dictadura militar, “Zamba de mi Esperanza” estuvo prohibida. La palabra “esperanza”, dicen, fue la razón.

En “Cómo lo hice”, Yamila Cafrune señala que su padre y la zamba ya estaban prohibidos en 1967.

Recordando la última presentación de Cafrune en Cosquín, Yamila afirma que para que su padre pudiera actuar uno de los organizadores “cajoneó” la carta que contenía la orden de que no actuara. El organizador le dijo a Cafrune: “cante hoy, y mañana hago que la recibo…”

Durante la actuación, el público le pidió que cante “De mi Esperanza”, Cafrune, desafiando la censura que pesaba sobre la canción dijo: “Aunque no está en el repertorio autorizado, si mi pueblo me la pide, la voy a cantar”.

Unos días después, el 31 de enero y como homenaje a José de San Martín, Cafrune emprendió una travesía a caballo hacia Yapeyú, lugar de nacimiento del Libertador, para llevar un puñado de tierra de la ciudad francesa de Boulogne Sur Mer, en donde había fallecido el general.

Esa misma noche y a poco de salir, fue embestido a la altura de Benavídez por una camioneta. Murió un par de horas después. El accidente nunca fue esclarecido totalmente.

Fuentes consultadas:

1. “El más famoso de los olvidos” Artículo de Enrique Pfaab, publicado el 20 de febrero de 2012 en Diariouno.com.ar

2. Documental “Cómo hice” emitido por Canal Emcuentro.

3. “La historia del final de Jorge Cafrune, una muerte dudosa”. Artículo de Karina Micheleto, publicado en Página 12.

4. “Zamba de mi Esperanza, de Mendoza al País” artículo de Pablo Pereyra, publicado el 30 de enero de 2.009 en Losandes.com.ar

5. Wikipedia.

– Por Gonzalo Guzmán Coraita

Fuente: www.argentinacantaasi.blogspot.com

– Foto de portada: tve

6 COMENTARIOS

  1. Zamba de mi Esperanza: La historia de la canción más famosa de nuestro país
    En cualquier guitarreada, cuando pedían; “Tocá una que sepamos todos” (para cantar a coro) que se tocaba?: “Zamba de mi Esperanza”.
    Creo que abundan las razones para afirmar que El Tala se equivoca en su enfoque, además de pecar de soberbia con eso de “hablemos en serio”.

  2. Zamba de mi Esperanza: La historia de la canción más famosa de nuestro país
    Soy mexicano y conozco algunas zambas argentinas; pero sin lugar a dudas, Zamba de mi Esperanza la llevo en el corazón desde niño. No se de donde llegó pero despertó en mi un incansable gusto por la musica argentina.

  3. Zamba de mi Esperanza: La historia de la canción más famosa de nuestro país
    Preguntenlen a cualquiera que nunca escucho folklore si conoce zamba de mi esperanza..la respuesta es siempre q si. La q le sigue es alfonsina y el mar. Las demas si no estas dentro del genero ni las junas.

  4. Zamba de mi Esperanza: La historia de la canción más famosa de nuestro país
    ¿Quién afirma que “Zamba de mi esperanza” es la zamba más famosa del país? Los que somos del palo del folklore podríamos citar varias otras zambas por encima de aquella; menciono solo algunas: “La Pomeña” (para mí la mejor de todas), nacida del genio de Manuel J. Castilla y el Cuchi Leguizamón; “Zamba del Silbador”, de los mismos autores; “El Paraná en una zamba”, de Jaime Dávalos y Ariel Ramírez; “Jazmín de luna”, de alguien talentoso que no registro en mi memoria; “De Simoca”, del inolvidable Chango Rodríguez. Ah!, y no quiero olvidarme de “La Lopez Pereyra”, de don Artidorio Creseri. Puedo agregar “Agitando pañuelos”, “Volveré siempre a San Juan”, “Zamba de la viuda” y diez más.

    Ahora está de moda reivindicar a hombres y canciones marcadas por la Dictadura militar. ¿Qué me cuentan de “Zamba de los mineros”, de Jaime? ¿Qué me cuentan de la prohibición de las mas grandes voces que dió nuestro folklore: el Dúo Salteño? ¿Y de las listas negras donde estuvieron el Cuchi, Manuel J., Armando Tejada Gómez, Alfredo Zitarrosa, la gran Mercedes?

    Cuando quieran hablar de Folklore, hablamos, pero hablemos en serio.

    • Zamba de mi Esperanza: La historia de la canción más famosa de nuestro país
      La pomeña, y todas las que nombras nunca me las hicieron cantar en la escuela, Zamba de mi Esperanza si. Si leyeras el titulo de la nota no dice la MEJOR canciòn. ¿Que tiene que ver con reivindicar a hombres y canciones marcadas por la Dictadura militar? Que cabeza chiquita que tenés

    • Zamba de mi Esperanza: La historia de la canción más famosa de nuestro país
      EStimado Tala, afirmo que zamba de mi esperanza es la zamba más famosa del país, por las razones que comento en las primeras lineas de la nota. Coincido con vos que todas las zambas que mencionás en tu comentario (al igual que otras tantas que no están mencionadas), son grandes páginas del folcklore. No me subo a la moda esa que mencionás “de reivindicar a hombres y canciones marcadas por la Dictadura militar”, ni siquiera sabía que existía semejante moda. Simplemente tuve la intención de difundir algunos aspectos de esta zamba tan querida por todos los argentinos. Hice la nota con absoluta seriedad. En próximas notas hablaré de muchas de las zambas que mencionatse en tu comentario, pero por supuesto, sería importante que cómo tenes intenciones de hablar de folcklore “en serio” hagas tu aporte, seguramente sumará.

      Gonzalo Guzmán Coraita

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

Los incendiarios provocan intencionalmente los fuegos

Por: Prof. Norberto Ovando* y Gpque. Adalberto D. Álvarez** Cerca de15.000 focos, que según el Servicio Nacional de Manejo...

“El mundo es irrisorio por donde se lo mire”

Liliana Díaz Mindurry nació el 28 de junio de 1953 en Buenos Aires, ciudad donde reside, capital de la República Argentina. Es...

Conversando con Paloma Herrera” por la plataforma de zoom

La prestigiosa bailarina Paloma Herrera brindará una charla virtual por Zoom, destinada a estudiantes avanzados de danza clásica de la provincia de Salta....

Docentes autoconvocados de Salta piden garantías del Sistema de Salud

Parte de Prensa de los Docentes Autoconvocados del Departamento Capital Los Docentes Autoconvocados del Departamento Capital, habiendo realizado asamblea...

Salta: El día que se suspendió la Procesión del Milagro

Milagreando por la Historia por Juan O.Wayar El día que no hubo Procesión del MilagroHay...