22 C
Salta
sábado, octubre 31, 2020

“Hoy la música ha perdido el nivel de un Cuchi Leguizamón”

Notas más leídas

33 dudas sobre la muerte de Néstor Kirchner

Llama poderosamente la atención que el mismo funcionario que ideó el desfile del Bicentenario estuvo a cargo de la necrofílica conmemoración pública que se organizó en torno al sepelio de Néstor Kirchner. Cámaras satelitales, estudiada coreografía circular, algunas de las claves que hicieron de las exequias del ex presidente un evento de primer nivel

El horror de Facebook

Con mucha resistencia y miedo a lo nuevo (neofobia: se refiere al miedo irracional, anormal y persistente hacia algo nuevo).

Teatro del desencanto en dos obras salteñas

Ninfa, de corte experimental, estrenada el 3 de marzo por el grupo Kurlis Garlan recuerda a esa suerte de nihilismo en la que el hombre es un puente, la producción de un movimiento circular que no conduce a ninguna meta más que a la superación por la superación misma. Globo, estrenada en la misma sala el 4 por el Grupo Santa Rita de Rosario de Lerma, produce ese aire de frivolidad ante la muerte pero deja una luz de esperanza hacia el sentimiento del amor. Aquí, un breve comentario crítico y reflexivo del teatro que se ve en Salta apenas inicia el año, una manera de pintar la humanidad presa de falta de valores. El próximo fin de semana, los salteños podrán asistir a ambas obras en la Sala Mecano de Casa de la Cultura y sacar sus propias conclusiones

SARSCoV2 y VIH : Una analogía

Creo que la crisis COVID19 ha superado el guión de la mejor de las películas de terror. Una población...

Su concierto “Inolvidable”, en mayo, fue del bolero al pop sinfónico; acaba de editar su disco “Idolo” -en la línea de Bocelli y Shapplin- y cerró con un recital lírico navideño un año fecundo. Un diálogo con el tenor salteño Guillermo Romero Ismael.

¿Que expectativas tenés con este nuevo disco?

Todas. Tenemos mucha expectativa con este disco que se genera en los Estados Unidos, donde el mercado es importantísimo y de a poco vamos ingresando a ese templo mayor de la música como es Nueva York

¿Residir en Salta es una desventaja para tu carrera internacional?

Si, realmente. Esto no me ayuda en nada. Solo me permite hacer un trabajo de composición ya que el tiempo me deja trabajar y puedo crear y preparar los nuevos conciertos y el material que luego grabamos.

Pero indudablemente mi vida artística está fuera de esta ciudad. Es por ello que estamos volviendo a pensar en radicarnos en el exterior.

Estuve viviendo afuera 15 años. Volví 5 años y estoy pensando en volver a radicarme en el exterior. Estoy con un representante de Filadelfia, con quien firmé contrato, el señor Oscar Rodríguez Vega.

¿Coincides con Dino Saluzzi en que es muy difícil para un músico vivir de su arte en Salta?

Comparto plenamente con el maestro esos conceptos, ya que hacer música en nuestro país es muy difícil, puesto que en estos últimos años ha prevalecido una música comercial ajena al caro sentimiento de la jerarquía de aquella música heredada en los años anteriores donde un Guastavino, Ginastera, López Buchardo, Falú, Jaime Dávalos, un Cuchi Leguizamón nos llenaban de gozo con su creación magnífica. Ese nivel se ha perdido y estamos atravesando un triste momento que espero pueda ser superado.

El Cuchi se quedó en Salta. Pero claro, él más que intérprete fue un gran compositor…

Pero él no vivía de la música. Era abogado, profesor, daba clases. Compuso mucho, pero eran otras épocas. A un Cosquín no iba cualquiera, y él desde acá podía desarrollar su arte. Hoy hay grandes artistas, genios musicales que se han tenido que ir de sus provincias si han querido realmente crecer, progresar y ser reconocidos.

¿Vos tuviste o tenés alguna cercanía con Juan Carlos Romero o la Iglesia Católica o alguna empresa o fundación que te apoye en tu carrera?

No. Ningún apoyo de ninguna índole. Siempre estuve al servicio del arte, de mi provincia, de mi gente y de todo aquello que realmente sea importante para reivindicar el valor social y cultural de Salta. Esto no quiere decir que en cada emprendimiento encarado por mi persona no haya recibido el apoyo para solventar los gastos de sonidos, luces, escenarios, músicos. Pero que al finalizar el concierto, a veces, no nos quedaba ni para un café.

Pero mi ilusión se remonta y espero con mucha fe la posibilidad de un reconocimiento por parte del gobernador Juan Manuel Urtubey que por su juventud y sus ganas de ver crecer a Salta pueda brindarme una ayuda. Yo pedí una audiencia, pero todavía no la obtuve. En ella voy a solicitar el apoyo para poderme preparar para ingresar a esa catedral de la Opera que es el Metropolitan de Nueva York. En el 2.006 estuve muy cerca de lograrlo.

Notas relacionadas:

Romero Ismael tras la huella de Emma Shapplin y Andrea Bocelli

https://www.salta21.com/spip.php?article1392

Guillermo Romero Ismael: Noche de Paz quechua en el club 20

https://www.salta21.com/spip.php?article1049

Guillermo Romero Ismael, entre Luis Miguel y Andrea Bocelli

https://www.salta21.com/spip.php?article751

Concierto “Inolvidable ” de Romero Ismael y misterio sinfónico

https://www.salta21.com/spip.php?article740

Comentar la nota

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Últimos Artículos

La carta completa de Cristina Kirchner

En una carta abierta, Cristina Kirchner pidió un "acuerdo entre todos los sectores" ante una economía "bimonetaria". Fuente: LA...

SARSCoV2 y VIH : Una analogía

Creo que la crisis COVID19 ha superado el guión de la mejor de las películas de terror. Una población...

Fortalecer los sistemas de áreas protegidas ante la crisis ambiental

Recordemos que representantes gubernamentales, expertos, comunidades,  pueblos indígenas, Guardaparques y ONGs ambientalistas de los 33 países de América Latina y el Caribe acordaron...

En busca de una Escuela inteligente

“Nunca viene mal argumentar por qué son tan importantes para el ser humano, lo que no quiere decir que todas sean maravillosas,...

El pequeño de Martín

No me extraña que Martín Grande quiera ver sangre docente, cadáveres de educadores para que, en las líneas de su pobre manifiesto,...